Una dieta detox es la manera más tonta de perder peso

Puede sonar a solución fácil, pero no vale la pena el bombo que se le da y te contamos por qué.
Sergio Collado -
Una dieta detox es la manera más tonta de perder peso
Una dieta detox es la manera más tonta de perder peso

Suena como una idea perfectamente buena: tras una temporada de "intoxicar" tu cuerpo con bombas de alcohol, pedacitos de queso, embutidos varios, canelones, marisco, pavo relleno... te sientes lleno como una foca. Evidentemente, quieres dejar de sentirte mal.

Así que cuando ves un libro de dietas o la influencia un instagramer crees que hay una rápida solución en la "desintoxicación", que hará sentirte bien y perder peso en sólo unos pocos días.

Pero en realidad es una idea realmente estúpida. Así que no compres todo lo que se dice sobre las dietas detox por estas tres razones:

1. Un cuerpo sano ya hace un buen trabajo eliminando sus toxinas

Las dietas de desintoxicación dicen que ayudan a eliminar las toxinas como plaguicidas y metales fuera de tu sistema. Pero tu cuerpo ya tiene su propio e increíble sistema de desintoxicación en el hígado, riñones y colon.

De hecho, no hay ninguna investigación que demuestre que cualquiera de esas dietas de desintoxicación hacen nada más que lo que nuestros cuerpos hacen naturalmente en respuesta a la reducción de azúcar, grasa y ingesta calórica.

2. La mayoría de las dietas detox son muy bajas en proteínas

Seis vasos de zumo verde todos los días pueden ayudarte a perder peso temporalmente, pero no te aportarán la proteína que necesitas para construir o mantener músculo.

En realidad y esencialmente, estás dejando hambrientos tus músculos a los que les privas de alimento para crecer. Así, mientras estás perdiendo peso, parte de ese peso que pierdes es el de la masa muscular.

3. Las dietas detox fomentan una visión deficiente de la buena nutrición

La desintoxicación no es un trastorno alimentario, pero ciertamente puede encajar en la categoría del comer desordenado. Por ejemplo, hay algunas en las que sólo ingieres jugo de limón, pimienta de cayena, jarabe de arce y agua durante 10 días. (¿Suena delicioso?)

Al terminar ese periodo de 10 días, puedes comer lo que quieras, incluyendo una hamburguesa de queso con beicon, patatas fritas y un batido de chocolate. Tu cuerpo no entenderá nada... habrá ido de cero a cien.

Dicho esto, lo que sí está claro es que lo que consumes puede ayudar a sentirte mejor... por lo tanto, recorta la comida basura. Come más proteína entera, verduras frescas, legumbres. Y, sobre todo, deja el azúcar y bebe mucha agua. Es un detox más sano y fácil, ¿no?

Artículos relacionados: Dietas detox ¿realmente funcionan? y Desintoxica tu piel de alcohol, dulces o sal.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...