El Kale, lo último 'verde' que tienes que añadir a tu dieta

Ganó la batalla cuando dejó de ser la humilde col rizada para convertirse en el seductor kale. Descubre a este gigante verde.
JUAN GALLEGO -
El Kale, lo último 'verde' que tienes que añadir a tu dieta
El Kale, lo último 'verde' que tienes que añadir a tu dieta

A estas alturas, decir que el kale es bueno es casi como declarar que el Papa cree en Dios; y no cruzárselo a diario, casi un imposible. Te espera en ensaladas, en batidos, como guarnición de carnes, pescados o tofus, o incluso frito. Sin embargo, lograr que esta bomba de antioxidantes tenga mejor sabor no había sido tarea fácil... hasta ahora. Redescúbrelo.

Credenciales verdes: Junto con el repollo y el brócoli, sus primos del género Brassica, el kale tiene cierto problema de imagen. Goza del estatus de superalimento y se utiliza habitualmente en bares de smoothies, pero lo cierto es que, más que disfrutarlo, la gente lo tolera. Para revertir esta situación, nada mejor que tener claro que es un ingrediente que puede formar parte de todo tipo de platos, desde ensaladas hasta estofados. Es hora de innovar y de abrir un nuevo capítulo verde en tu vida.

Kale rizado El más conocido (y publicitado) de la familia. Una excelente fuente de potasio, fundamental para la función muscular. Por su sabor fuerte, combina de maravilla con carnes blancas y magras. Kale redbor Tiene un sabor delicioso y es muy rico en antioxidantes. Sus hojas de color púrpura contienen más hierro por caloría que la carne de ternera, lo cual no deja de ser una ironía para los carnívoros irredentos... Kale negro Cultivado originalmente en la Toscana, el cavolo nero (kale negro) tiene un sabor intenso y ligeramente dulce. Es rico en isocianatos y también se ha comprobado su potente efecto anticancerígeno. Kale ruso Una ración de esta variedad tierna y de sabor dulzón contiene el 134% de la C.D.R. de vitamina C. Es perfecto para reforzar un sistema inmunitario debilitado por un entrenamiento intenso.

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta
Publicidad

Un enfoque muy fresco Con una buena preparación, el kale no tiene por qué dejar un sabor amargo en la boca. La mayor parte de sus nutrientes se encuentran en las hojas, ricas en antioxidantes, así que comienza por desechar los tallos más duros. Eso sí: usa un cuchillo de mondar muy afilado. Se ha comprobado que los cuchillos romos pueden provocar la pérdida de nutrientes como el calcio y el potasio. A continuación, lava las hojas y sécalas en una centrifugadora de verduras. Seguidamente, dales un suave masaje para ablandar la estructura celulósica del kale (y atenuar un poco el amargor marca de la casa). Por último, hazte con una cacerola de base gruesa. Es ideal para cocciones largas, ya que conserva mejor el calor y ayuda a acelerar el proceso. Para un resultado óptimo, opta por una cazuela clásica de hierro colado. ¡Ya puedes encender los fogones!

Dale calor Pese a su gran valor nutricional, el kale es delicado. Puede que contenga bastante más vitamina C que las espinacas, pero si lo pones a hervir perderás más de un tercio de sus beneficios para el sistema inmunitario. Si quieres conservar sus preciados nutrientes, cocínalo al vapor o salteado a fuego lento. Y sobre todo, pase lo que pase, no añadas bicarbonato al agua. Puede que tu abuela te jure y te perjure que conserva el color de las verduras, pero también fulmina sus beneficios para la salud.

El kale es la verdura del momento, pero no descartes a sus familiares, del género Brassica, aunque estén menos de moda. Coles de Bruselas: **Según un estudio publicado en Acta Horticulturae, están cargadas de glucosinolatos, unos compuestos con efecto anticancerígeno. **Repollo: Si te aburre comerlo hervido, prepárate un kimchi. Además de ser sabroso, este plato fermentado tiene un potente efecto probiótico. Coliflor: Pariente lejana del kale, la coliflor es muy rica en colina, fundamental para la cognición y la salud cerebral.

Publicidad

Cuatro recetas con Kale

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

Kale rizado con gambas Ingredientes: Un cogollo de kale rizado limpio, sin tallos, y cortado en trozos de 2-3 cm Aceite de oliva Sal Maldon al gusto 12 gambas enteras 1 cucharadita de chile en escamas 2 cucharadas de mantequilla

Hazlo así: Calienta el aceite a 180 °C en una sartén gruesa. Fríe el kale hasta que esté crujiente. Luego, ponlo sobre papel de cocina y échale un poco de sal. Descabeza las gambas, ábrelas por la mitad a lo largo, rebózalas con mantequilla y chile y sofríelas en una sartén. Para terminar, fríe los caparazones, sécalos y tritúralos con un poco de chile y sal. Espolvorea el polvo resultante por encima de la verdura y date un festín.

Estofado de cerdo con Kale Redbor

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

Ingredientes: 500g de carrillada ibérica troceada Sal y pimienta negra 50g de harina, y un poco más para espolvorear 1 cucharada de aceite vegetal 60g de mantequilla 2 cebollas cortadas en rodajas finas 500ml de sidra 700ml de caldo de pollo 250-300g de kale Redbor sin tallos

Hazlo así: Sazona y enharina la carne. Fríela a fuego fuerte hasta que coja un tono marrón. Derrite la mantequilla en una cacerola de base gruesa y pocha la cebolla hasta que esté tierna; echa la harina, baja el fuego y ve añadiendo poco a poco la sidra y el caldo. Sube el fuego para que hierva. Añade la carne y deja que se vaya haciendo a fuego lento durante 60-90 minutos. Reduce la salsa y luego cuece el kale al vapor hasta que esté tierno.

Publicidad

Cavolo nero con castañas

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

Ingredientes: 250g de castañas peladas y cortadas por la mitad 400g de cavolo nero 1 cucharada de aceite de oliva virgen 80g de queso parmesano rallado sal y pimienta negra al gusto

Hazlo así: Sofríe las castañas durante tres minutos o hasta que estén doradas. Pon a hervir una cazuela grande con agua y sal. Escalda el kale durante 40 segundos, pásalo a un bol, échale el aceite y salpiméntalo al gusto. Sírvelo con las castañas, que facilitan la absorción del hierro. Añade el queso rallado y disfruta de la pitanza.

Pescadilla a la plancha con Kale ruso

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

El Kale, lo último verde que tienes que añadir a tu dieta

Ingredientes: Una pescadilla grande fileteada en 4 trozos Aceite de oliva Sal y pimienta negra 700g de patatas lavadas 150-200g de kale ruso troceado 60g de mantequilla 1 cucharada de perifollo picado Un limón cortado en 4 gajos

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...