Guía definitiva para comer picante

Esta picante guía te enseñará a jugar con fuego y a obtener todos los beneficios nutricionales… sin ser pasto de las llamas.
Por Louee Dessent-Jackson y Matt Blake -
Guía definitiva para comer picante
Guía definitiva para comer picante

La salsa de chile ya no es tan exótica como antes. Nuestra historia de amor con los ajíes o las guindillas comienza a ponerse de lo más seria. Esta picante guía te enseñará a jugar con fuego y a obtener todos los beneficios nutricionales… sin ser pasto de las llamas. Sufrimiento y alivio. Los chiles no solo son buenos para quemar grasa. Sus beneficios para la salud se conocen desde hace 500 años. Recientemente, un estudio encontró relación entre el gusto por el picante y una reducción del 13% en el riesgo de muerte prematura.

Nos encanta lo que nos hace daño; la ciencia lo corrobora. Somos la única especie que, al llevarnos a la boca por voluntad propia una guindilla picante, busca activamente lo que el instinto animal consideraría algo muy malo. Por decirlo de manera llana: se supone que las guindillas no son comestibles. La capsaicina (el componente activo que se une a los receptores de la lengua para hacerle creer al cerebro que la boca está ardiendo) es la bomba atómica del arsenal defensivo de la planta de chile. Pero llevamos alimentándonos de estos explosivos desde al menos el año 7000 A.C. Y, por lo que parece, no vamos a dejar de hacerlo...

Según la revista Produce Report, el mercado del picante no deja de crecer. Actualmente, el comercio mundial de chiles mueve la impresionante cifra de 25.000 millones de euros. En cualquier caso, está claro que no nos lanzamos a abrasarnos la lengua sólo por hacernos los machitos o por puro postureo. Como puede atestiguar cualquiera que haya resistido (o disfrutado) el ataque ardiente de un bhut jolokia, un moruga scorpion o un naga viper (las variedades más ardientes), el picante extremo puede provocar un estado casi hipnótico, en el que la mente se centra exclusivamente en el fuego que abrasa las paredes de la boca y en el subidón de endorfinas resultante.

Evidentemente, con una bolsa de brócoli para microondas no se viven las mismas sensaciones… Pero no se trata sólo del subidón. Estos explosivos amigos tienen probadas propiedades analgésicas, además de un más que respetable contenido en hierro y en numerosas vitaminas. Por no hablar de sus beneficios en cuanto a pérdida de peso, prevención del cáncer o longevidad. En las páginas siguientes encontrarás un estudio anatómico de la bestia, recetas de llameantes salsas, los chiles más picantes conocidos por el hombre, y consejos para recuperar un plato cuando se te ha ido la mano con el picante. Considéralo un manual para adictos a las lenguas quemadas. Puro fuego.

Guía definitiva para comer picante

Guía definitiva para comer picante

Salsas ardientes

Desde la sriracha hasta el tabasco, poner un toque picante en las comidas puede animar tus platos… y tus entrenamientos. Estos condimentos secretos son los mejores para alegrar la dieta de cualquier deportista. Sazona el camino hacia tu nuevo cuerpo.

1/ Fulmina las agujetas con chipotle Por su eficacia a la hora de atenuar las señales de dolor que discurren entre las terminaciones nerviosas y el cerebro, la capsaicina se utiliza habitualmente en geles analgésicos, cremas e incluso apósitos. Gracias a la combinación de pasta de chile y vinagre de sidra, esta salsa se convierte en un analgésico de interés culinario. Calienta los ingredientes antes de mezclarlos, y añade el vinagre de sidra al final. Ingredientes 200g pasta chipotle
200g miel orgánica 2 cdas. sake 1 cdta. pasta de ajo 2 cdas. vinagre de sidra

2/ Calienta tu cardio con jalapeños Los jalapeños están cargados de vitamina C. Al añadirlos a un plato de verduras de hoja, potencian la absorción de hierro en el intestino y te recargan de energía, lo cual te vendrá bien en momentos de bajón. Tritura los chiles en una batidora y ve añadiendo el resto de ingredientes hasta obtener una salsa emulsionada. Ingredientes 150g Jalapeño 20g Jalapeño sin semillas 1 chile serrano (o cualquier chile picante) 350ml aceite de oliva virgen extra 15ml pasta de ajo 15ml sal marina 300ml vinagre de arroz

3/ Combate el hambre con chile El chile ojo de pájaro (o chile Thai) no solo acelera el metabolismo sino que, además, según un estudio publicado en la revista Appetite, incrementa la sensación de saciedad. Al combinarlo con aceite de oliva obtendrás una mermelada que te ayudará a deshacerte de los michelines. Sólo hay que mezclar todos los ingredientes. Dura un mes en la nevera. Ingredientes 80g chile rojo 80g 1 un chile ojo de pájaro sin semillas 1 cda. aceite de oliva 2 cdas. zumo de lima 1 cda. sake 1 cda. vinagre de vino de arroz la piel de una naranja

Publicidad

PICANTE SECO Y FOGOSO

Los chiles frescos se usan en salteados y guarniciones, pero los responsables del ardor lento e intenso de los currys son los secos. Los frescos tienen una temporada corta. Para mantenerte calentito todo el año, prepara tus propias mezclas de chiles secos. Deshidrátalos en una bandeja a 100°C durante 15 minutos, tritúralos en un molinillo.

1/ Alivio muscular postgym El naga de Dorset fue el chile que desató la fiebre del picante en el Reino Unido. Su intensidad extrema puede equilibrarse con comino, que es un analgésico eficaz. Utiliza esta mezcla para crear un curry furioso que mitigará los fastidiosos dolores musculares propios del entrenamiento con pesas (aunque te aconsejamos que no le hinques el diente hasta después de la sesión…). Ingredientes ½ naga de Dorset 2 cdas. ajo en polvo 1 cdas. pimentón 1 cda. comino ½ cda. semillas de alcaravea ½ cda. sal y pimienta

2/ Elixir de juventud Un estudio realizado en la Universidad de Vermont (EE.UU.) confirmó los múltiples beneficios de los chiles para nuestro corazón… y que los amantes del picante son más longevos. Si les añades, como en el caso de esta receta, perejil y cilantro (repletos de vitamina K), reducirás aún más el riesgo de morir prematuramente. Utiliza esta mezcla (con mesura) en tus platos de pescado. Ingredientes ½ chile ojo de pez 1 cda. curry rojo en polvo 1 cda. perejil seco 1 cda. cilantro seco 1 cda. semillas de chía

3/ Combinado adelgazante Una mezcla perfecta para aderezar carne a la barbacoa y para librarse de ese michelín rebelde. El chile favorece la combustión de la grasa, y mezclarlo con jengibre te ayudará a incinerar aún más calorías. Reconocemos que esta mezcla es sólo para valientes, pero todo sea por librarse de la grasa corporal... Ingredientes 1 chile Trinidad Moruga Scorpion entero 1 cda. curry suave en polvo ½ cda. ajo en polvo 1 cda. jengibre en polvo ½ cda mezcla de cinco especias ½ cda semillas de sésamo

4/ Sueños ardientes El kashmiri, un chile más suave pero no menos fragante que el resto, no te tendrá toda la noche en vela. Y esa es la gracia: combinando el efecto saciante del chile con una dosis de canela, que regula la glucemia, mantienes el metabolismo alto mientras disfrutas de un merecido descanso nocturno. Mézclalo con avena enriquecida con proteína una hora antes de meterte en la cama. Ingredientes 1 chile kashmiri entero 2 cdas. canela en polvo 1 cda. jengibre en polvo 1 cda. nuez moscada rallada 1 cda. ralladura de naranja

Publicidad

Sangre caliente Este sustituto del Bloody Mary añade un agradable punto especiado al cóctel y estimula cuerpo y alma mucho después de que la resaca desaparezca. Atrévete con él. Directo al corazón Si el Bloody Mary siempre te apetece, esta versión aún te gustará más. Un equipo de investigadores españoles ha comprobado que los polifenoles del jerez mejoran la salud cardiovascular. Por si fuera poco, el chile reduce la tensión arterial y los coágulos. Así que hazle un favor a tu salud: mezcla los ingredientes y sirve en un vaso alto con hielo. También puedes prepararlo de la manera tradicional: tritura el chile y el ajo y vierte la mezcla en un vaso corto, y luego haz lo mismo con los ingredientes líquidos. Échate primero al coleto el líquido y a continuación las especias. Ingredientes 1 chile ancho bien picado ½ diente ajo negro aplastado 1 parte mezcal 1 parte jerez 2 partes zumo de tomate

Guía definitiva para comer picante

Guía definitiva para comer picante

CONTROL DE DAÑOS CON EL PICANTE

¿Se te ha ido la mano con el picante? ¿Te has venido arriba y estás echando humo por las orejas y fuego por la boca? Tranquilo: aquí tienes algunos trucos, cortesía de los mejores comedores profesionales de platos superpicantes del mundo, para rebajar la tensión y apagar el incendio. Deja de llorar, y toma buena nota.

Bate el dolor Los alimentos con alto contenido en fibra, como los plátanos, pueden facilitar el tránsito de los chiles por el aparato digestivo, y la grasa de la mantequilla de cacahuete disuelve las partículas nocivas. Así que mezcla ambos ingredientes en un vaso de leche y añade un cacillo de proteína whey para superar el dolor.

Exprésate Un estudio de la Universidad de California (EE.UU) ha demostrado que expresar el dolor verbalmente puede reducir su intensidad, lo cual nos parece muy bien.Así que suelta unos cuantos exabruptos para apagar las llamas (aunque sea psicológicamente)

El poder de la mente Relájate y respira. Si existe una armonía perfecta entre mente, cuerpo y alma, puedes convencerte de que el dolor es una mera ilusión, y de que acabará desapareciendo. Sí: reconocemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero por probar…

FUEGO EN EL CUERPO CON EL PICANTE

Cada vez que pruebas el sagrado chile, en tu interior se enciende un castillo de fuegos artificiales. Pero eso no es lo único que pasa... Aquí tienes algunos de los efectos de la capsaicina en tu organismo, desde destapar tu nariz hasta ayudarte a perder unos kilos.

Nariz Una simple cucharada de salsa de chile basta para eliminar la congestión. Los aerosoles nasales con capsaicina son los más efectivos a la hora de eliminar la inflamación.

Boca Quien afirme que le gusta el sabor de los chiles está mintiendo. Estos amiguitos no activan las papilas gustativas, sino los nervios nociceptivos que hay en las paredes de la boca.

Reservas de grasa Si estás un poco pasado de kilos, no te preocupes por saltarte una sesión de cardio: la capsaicina de los chiles sube el termostato interno del organismo.

Estómago Añadir chile a las comidas reduce el deseo de alimentos salados, grasos y dulces durante el resto del día (quizá porque tienes la boca tan abrasada que has perdido el gusto…).

Hígado La capsaicina no sólo repara los daños hepáticos, sino que es frena la progresión de la fibrosis hepática, según un informe de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado.

Intestinos El picante causa estragos entre las células cancerosas. La capsaicina activa unos receptores celulares que tenemos en el intestino, los cuales, a su vez, inhiben el desarrollo de tumores.

Publicidad

SUPER CHILES

Desde antiguos frutos que hunden sus raíces en horripilantes tradiciones tribales a híbridos de laboratorio supuestamente capaces de matar a una persona. Los chiles que entran en la categoría de “superpicantes” hacen que un habanero parezca suave. ¿Te ves capaz de bajar a los infiernos?

1/ Habanero Savina Rojo A pesar de su nombre, no es originario de La Habana, sino, al parecer, de la cuenca del Amazonas. Diversos aficionados han modificado la especie para crear un fruto más pesado y picante, que ahora se utiliza en platos mexicanos extremadamente fogosos. El Savina Rojo tuvo el honor de haber sido el más picante del mundo hasta el año 2006.

2/ Carolina Reaper La mayoría de proveedores recomiendan a sus clientes que se pongan guantes antes de tocar este chile y desaconsejan su consumo. Se cree que el Carolina Reaper es un híbrido entre el Naga pakistaní y un Habanero Rojo de la isla de San Vicente. El Reaper ostenta el título oficial de chile más picante del mundo con 2,2 millones de unidades Scoville.

3/ Aliento de dragón Se afirma que esta maléfica creación cultivada en Denbighshire (norte de Gales) alcanza 2,4 millones de unidades Scoville. Si esto se confirma, sería el chile más picante de la historia. Su creador, Neal Price, es el único que lo ha probado. Los expertos están de acuerdo en que comerse uno entero te pondría en riesgo de muerte por choque anafiláctico.

4/ Bhut Jolokia (el chile fantasma) Cultivado en India, alcanza 1 millón de unidades en la escala Scoville. Los cazadores de cabezas de la tribu de los Naga cocinaban los cráneos de sus víctimas con estos chiles para desprender la carne. Hoy en día, el gobierno indio aprovecha sus efectos incapacitantes para crear granadas aturdidoras. Eso sí: en los currys está riquísimo.

5/ Moruga Scorpion Fue declarado el más picante del mundo por el Instituto del Chile Picante de la Universidad de México en 2012. Su aceite se utiliza para evitar que se adhieran percebes al casco de las embarcaciones, y sigue siendo el chile natural más picante del mundo; es decir, no estamos hablando un monstruo de Frankestein creado a partir de otras cepas.

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

En el número de diciembre te ayudamos a preparar las fiestas de Navidad...

Nadie se quiso perder la gala de los Premios Hombre del año 2018...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...