Pequeño bocado para el hombre, gran salto para los vegetales

Los miembros de la Estación Espacial Internacional prueban la primera lechuga cultivada en órbita
Diego Vázquez -
Pequeño bocado para el hombre, gran salto para los vegetales
Un pequeño bocado para el hombre, un gran salto para los vegetales

Algunas personas intentan abrir hueco en sus vacaciones (y en su cartera) para ser los afortunados y poder practicar turismo espacial. Pero, ¿Es posible tener envidia de una lechuga? Dado el caso, sí. La tripulación de la ISS, ha degustado por primera vez en la historia una lechuga que ha crecido fuera de las fronteras del planeta tierra. Se trata de un acontecimiento clave para futuras misiones que impliquen desplazamientos temporales mucho mayores, como próximos viajes a Marte, en los que los astronautas tendrán que abastecerse por sus propios medios.

“Buen provecho”, se ha dirigido así el ingeniero Scott Kelly a sus compañeros en el momento de probar la lechuga. El aliño de la misma y para despejar la curiosidad, lo ha hecho colocando la muestra en una bolsa de plástico y posteriormente ha rociado la pieza con aceite y vinagre. “Sabe a rúcula”, ha despejado el astronauta las dudas a los miembros de la agencia espacial estadounidense mientras él y sus compañeros de abordo masticaban sus respectivas porciones. Para el primer intento de ingerir un alimento espacial, los astronautas escogieron una variedad resistente de lechuga romana de color rojo, también llamada outredgeous. No ha sido hasta recibir el informe positivo del laboratorio de la NASA, cuando han podido saborear el vegetal tras garantizar que era apto para el consumo humano.

Un vídeo publicado por NASA (@nasa) el

"Tener alimentos frescos como estos disponibles en el espacio podría tener un impacto positivo sobre los estados de ánimo de la gente y también podría proporcionar cierta protección contra la radiación en el espacio", afirma el doctor Ray Wheeler, científico de la NASA involucrado en el proyecto. A su vez, tendrán un efecto moralizador sobre los integrantes de la estación debido a la cercanía que ofrecen estos alimentos con la tierra, y la variedad que pueden ofrecer en la dieta de un astronauta. Veggie, (Vegetable Production System), ha sido el encargado de acoger a la hortaliza durante su crecimiento bajo los efectos de la gravedad cero durante 33 días. Según un informe de la NASA de investigación y tecnología, se trata de un invernadero que proporciona la iluminación y los nutrientes necesarios para el crecimiento de cultivo, mediante el uso del entorno de la cabina el control que regula la temperatura y sirve como fuente de dióxido de carbono para promover el crecimiento.

La puesta en marcha y el éxito de este proyecto, avalará y garantizará el desempeño de futuras misiones hacia planetas más lejanos, entre ellos Marte; y la aplicación de esta tecnología aquí, en la Tierra. Por ejemplo, la tecnología desarrollada para estos invernaderos, permite purificar el aire u optimizar y ahorrar el consumo de agua para los agricultores.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...