Multiplica tu energía

Que el cambio de estación no te deje sin fuerzas. ¡Afronta el otoño con las pilas cargadas introduciendo estos cambios en tu dieta!
Martín Iraola -
Multiplica tu energía
Multiplica tu energía

Dosifica tu comida

No hace falta que llenes el depósito. Es mejor que comas menos y más seguido.

INYECCIÓN DE ENERGÍA

Come pequeñas dosis y de forma regular. Busca una combinación de grasa, proteína y algo de fibra en cada comida. Una buena comida energética es caballa con arroz y verduras, y yogur de postre.

Dosifica tu comida

Publicidad

Cuida la digestión

Cuando la comida llega al estómago, las enzimas la convierten en combustible, descomponiendo las proteínas en aminoácidos, los hidratos de carbono en azúcares y las grasas en ácidos grasos.

INYECCIÓN DE ENERGÍA

Las comidas altas en grasas son difíciles de digerir, por lo que consumen energía. Apuesta siempre por proteínas magras, como la pechuga de pollo.

Cuida la digestión

Publicidad

Recupera la fuerza

El hígado convierte la comida que ingieres en glicerol, que al llegar al flujo sanguíneo se convierte en glucosa, combustible para tu cuerpo en estado puro. Las células absorben la glucosa y se encargan de proporcionarte la energía que necesitas.

INYECCIÓN DE ENERGÍA

Una bebida deportiva con un 6-8% de glucosa te da una inyección de energía instantánea ideal. Si no tienes bebidas energéticas, puedes recurrir a unas gominolas o incluso a pan blanco con mermelada.

Recupera la fuerza

Publicidad

Revoluciona tu motor

En el interior de las células del cuerpo hay minúsculos “motores” llamados mitocondrias que usan la glucosa para producir adenosín trifosfato (ATP) y fosfocreatina, sustancias de las que se alimentan las células.

INYECCIÓN DE ENERGÍA

Las mitocondrias se vuelven más vagas con la edad. Pero puedes conseguir que recuperen su vigor haciendo 90 minutos de bicicleta tres días por semana, según una investigación de la Clínica Mayo.

Revoluciona tu motor

Publicidad

Cambia de mano

Cuando le exiges un trabajo extra a tu cuerpo, tu sistema energético responde: la pituitaria (una glándula cerebral) le indica a tu hígado que libere glicerol en el flujo sanguíneo para que se convierta en glucosa y disponer así de energía.

INYECCIÓN DE ENERGÍA

Haz trampa. Los estudios demuestran que si usas tu mano no dominante en tareas diarias, consigues reparar conexiones neurológicas dañadas y construir otras nuevas para mejorar la transferencia de energía.

Cambia de mano

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...