Cinco recetas con alimentos crudos

Porque la manera más natural de cocinar un alimento es... ¡no cocinarlo!
Andrés Peña -
Cinco recetas con alimentos crudos
Cinco recetas con alimentos crudos

Steak tartar

Ingredientes (para 4 personas)

480 g de filete de ternera
4 yemas de huevo

Para la salsa
1 cucharadita de anchoas
40 g de pepinillos
20 g de alcaparras
1 chorrito de coñac
25 g de chalotas
1 chorrito de salsa Worcester
1 pizca de mostaza de Dijon
1 cucharadita de pimentón
Unas gotas de tabasco
165 g de ketchup

Valores nutricionales (por 100 g)

244 calorías 7,1 g de grasas
30,36 g de proteínas

Preparación

1. Si tienes que recuperarte de una resaca de campeonato, apuesta por la cisteína. Necesitas este aminoácido para formar glutatión, el compuesto que ayuda a que el hígado descomponga los derivados tóxicos de la fiesta que te pegaste la noche anterior. Además de contener el máximo de proteínas cárnicas, la ternera cruda es una fuente de cisteína.

2. Antes de la juerga del próximo viernes, puedes prepararte la salsa de este plato: corta las anchoas, los pepinillos, las alcaparras y las chalotas a trocitos antes de sazonarlos y mezclarlos con el resto de los ingredientes. Puedes conservarla en la nevera hasta una semana.

3. Después, prepara la carne: para eliminar cualquier bacteria, pon a hervir agua salada en una olla. Cuando ya hierva, sumerge el filete de ternera durante 10 segundos, retíralo y sumérgelo en agua helada durante 10 segundos más. Así te asegurarás de que no empiece a cocerse la carne. Seca la tercera, córtala a trozos pequeños, como si fuera carne picada, y mézclala con 120g de salsa. Sepárala en cuatro porciones y, si tu estómago lo soporta, puedes coronar el plato con la yema cruda de un huevo para conseguir un aporte extra de cisteína. Sirve el plato con ensalada y regenérate en un ser humano completamente funcional.

Publicidad

Tiradito de espárragos trigueros

Ingredientes (para 2 personas)

8 espárragos
½  cebolla blanca
4 ramas de apio cortadas a dados
2 dientes de ajo
5 g de raíz de jengibre pelada
40 ml de zumo de lima
75 ml de pulpa de fruta de la pasión
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Valores nutricionales (por 100 g)

41 calorías
0,5 g de grasas
2,1 g de proteínas

Preparación

1. Consumir comidas pesadas durante el invierno provoca que tus intestinos se ralenticen, lo que significa que recibes menos nutrientes de la comida y sufres más bajadas de energía. Tu mejor defensa es un prebiótico llamado inulina. Pone en marcha las bacterias beneficiosas y se encuentra en muchos vegetales, como en los espárragos. Además, según una investigación de European Food Research and Technology, la inulina se degrada cuando se calienta.

2. Cómete los espárragos crudos. Con un pelador de verduras, corta cuatro tronchos en tiras tan finas como una oblea. Escalda los otros cuatro espárragos sumergiéndolos en agua hirviendo durante dos minutos y luego introdúcelos en agua helada. Corta las puntas de los tronchos escaldados y descarta el resto.

3. No pienses que crudo significa soso. Puedes añadirles un toque de sabor: prepara leche de tigre mezclando la cebolla, el apio, el ajo y el jengibre; luego añade el zumo de lima y la pulpa de la fruta de la pasión. Deja marinar las tiras de espárrago en la leche de tigre durante una hora, con las puntas de los espárragos hervidos y unas gotas de aceite de oliva. Ya puedes emplatar y llenarte de energía.

Publicidad

Ajoblanco

Ingredientes (para 2 personas)

200 g de almendras
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre de vino tinto
Una pizca de sal
1 diente de ajo triturado
50 ml de agua

Para acompañar
Un puñado de uvas
5 almendras picadas

Propiedades nutricionales (por 100 g)

690 calorías
63,1 g de grasas
22,4 g de proteínas

Preparación

1. Olvídate de los tagliatelles. Durante una crisis de energía típica de mediados de invierno, el ajoblanco es una comida mucho más vigorizante. Servida fría, esta sopa se prepara a base de almendras, ricas en manganeso y cobre, que las células del cuerpo necesitan para producir energía. Una ración de ajoblanco también proporciona el 30% de la recomendación diaria de hierro, que contribuye a bombear el oxígeno para recuperar los músculos cansados.

2. Si congelas primero las almendras, te será más sencillo triturarlas para obtener un puré. Hay que triturarlas durante 10 minutos, como mínimo, o hasta que hayan liberado todo el aceite y empiecen a tener una consistencia tan ligera como ligero te sentirás tú después de tomarte esta sopa. Añade el aceite de oliva virgen extra, el vinagre y la sal a tu gusto. A continuación, agrega el ajo triturado. Un estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry sugiere que ayuda a incrementar la biodisponibilidad de hierro, de modo que tendrás un extra de energía al añadirlo a la mezcla.

3. Por último, añade el agua, poco a poco, para obtener la consistencia adecuada. Aquí se trata de conseguir el punto perfecto: ni demasiado líquida ni demasiado espesa. Cuando lo hayas conseguido, sirve esta sopa en un bol, acompañada con las uvas, las almendras picadas y un chorrito de aceite de oliva. Y listo para recargar pilas.

Publicidad

Vieiras borrachas

Ingredientes (para 2 personas)

12 vieiras cortadas a rodajas finas
Una pizca de sal
2 limas cortadas por la mitad
½ granada (sus granos)
1 ají limo sin semillas y picado fino
2 cucharadas de vodka (o pisco)
4 cucharadas de aceite de cilantro

Propiedades nutricionales (por 100 g)

138 calorías
9,4 g de grasas
7,1 g de proteínas

Preparación

1. A la primera señal de resfriado, tu cuerpo necesita zinc: así conseguirás que dure menos, según un estudio de la Toronto and MacMaster University en Ontario (Canadá). El marisco crudo tiene más minerales que sus primos fritos o rebozados y, gracias al zumo de lima, duplica su efecto, aumentando la vitamina C, que mejora tu inmunidad. Y en cuanto al vodka… tiene un uso medicinal (ojo: que no te sirva como argumento en la discoteca para ponerte hasta arriba).

2. En esta receta no hay que cocinar nada, claro, y la prepararás antes de que se te escape el siguiente estornudo. Dispón las rodajas de vieira en platos individuales o, si preparas la receta para más de una persona, colócalas en una bandeja para que cada comensal se pueda servir. Y, a continuación, el antídoto contra la gripe: esparce la sal sobre las vieiras, rocíalas con la lima y decora el plato con los granos de granada y el ají picado. Para terminar, no te olvides de añadir unas gotas de vodka y el aceite de cilantro. Si andas bien de tiempo, puedes prepararte una infusión calentando un poco de aceite vegetal con hojas de cilantro fresco, y déjalo enfriar después. Ya verás cómo te costará resistirte a este plato.

Publicidad

Carpaccio de cordero

Ingredientes (para 1 persona)

70 g de lomo de cordero
Sal, pimienta y Ras el hanout (una mezcla de especias)

Para el aderezo

1 cucharada de chalotas cortadas a dados
5 alcaparras cortadas por la mitad
3 filetes de anchoa cortados a tiras
1 chorro de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de vinagre de vino tinto

Propiedades nutricionales (por 100 g)

211 calorías
16,2 g de grasas
16,7 g de proteínas

Preparación

1. Cuando las endorfinas se esfuman, la fatiga post-ejercicio puede dejarte K. O. Después de una sesión en el gimnasio, necesitas vitamina B12, según un estudio publicado en International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism. El cordero es una de las mejores fuentes de esta vitamina y si se come crudo, aporta todavía más. Un estudio de la Osaka Prefecture University (Japón) sugiere que existe una bajada de los niveles de actividad de la vitamina B12 cuando la carne se cocina a temperatura alta. Corta el cordero a rodajas muy finas y remata el trabajo con la fuerza que tienes en la parte superior del cuerpo: con un mazo de carne o rodillo de amasar, dale golpes a la carne, que habrás dispuesto antes entre dos capas de papel film, hasta que quede muy fina. (Si te sirve de ayuda, piensa en alguien que te caiga fatal o en tu jefe). Retira una de las capas de papel film y distribuye el cordero en una fuente. Aliña la carne con la sal, la pimienta y el ras el hanout, a tu gusto. Mezcla los ingredientes del aderezo y espárcelos sobre el cordero. Estarás como nuevo en un periquete.

 

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...