La dieta que necesitas según tus objetivos

Si escuchamos la palabra dieta lo primero que pensamos es en sufrimiento y prohibiciones, y no tiene porqué ser así
MEN'S HEALTH -
La dieta que necesitas según tus objetivos
La dieta que necesitas según tus objetivos

Si escuchamos la palabra dieta lo primero que pensamos es en sufrimiento y prohibiciones, y no tiene por qué ser así. Una dieta no es otra cosa que organizar las comidas de una manera que los alimentos nos ayuden a lograr nuestros objetivos. Plantearlo de manera negativa es uno de los primeros fallos y es una asociación que lleva a obstaculizar cualquier tipo de alimentación organizada.

La clave de una dieta consiste en cambiar los hábitos de la persona y hacerlo de una manera lógica, con moderación y especialmente saludable. Por tanto 'ponerse' a dieta es un error, ya que lo que debería ser una tónica común se convierte en algo excepcional. El hábito de comer de manera correcta según nuestro organismo o nuestras necesidades u objetivos debe de ser una constante, no algo fuera de lo normal. En términos generales una alimentación saludable debe de dar gran importancia a las frutas y a las verduras. Un cuarto debe de ser hidratos de carbono y otro cuarto proteínas. Todo ello pensando en comidas saludables, alimentos lo más 'puros' posibles y dejando las grasas 'trans' olvidadas. La hidratación con agua es fundamental, y una vida activa.

Dieta por objetivos

Sin embargo, si queremos conseguir algún objetivo concreto debemos apoyarnos de manera más concreta en lo que comemos. Habrás oído hablar de todo tipo de dietas, la dieta dukan, la dieta cetogénica, la dieta disociada... cada una tiene sus peculiaridades. Si tomamos como base la dieta del reto de Men's Health de Manel Fuentes se aprecia la diferencia de alimentación los días de entrenamiento de los días de descanso. Adaptando lo que come a su actividad física, por lo que las calorías y el tipo de nutrientes se usan a favor de lo que se pretende conseguir en esa fase concreta. Si tu intención es ganar músculo, un objetivo tan complicado como perder peso, los hidratos de carbono y las proteínas deben de ser tus grandes aliados. En esta dieta para ganar músculo se da mucha importancia a realizar muchas comidas diarias, sin dejar los entrenamientos y con algunas pautas claras como tipos de hidratos y la ayuda de un profesional, unido a una capacidad casi perfecta de cuadrar las comidas con 'tu vida', como le sucede a esta dieta del modelo con más portada de Mens Health.

Dieta genérica

Aunque como te hemos comentado antes cada dieta es un mundo, de manera genérica la tuya puede ser algo así: Desayuno: • Una pieza de fruta y cereales con leche semi. • Puedes cambiar los cereales por una tostada de pan integral con tomate y aceite. • Media mañana • Una pieza de fruta o un yogur desnatado.

Comida Combina en la misma comida verduras hidratos de carbono y proteínas. Por ejemplo, una sopa fría de hortalizas acompañada de carne blanca con arroz integral o un guiso suave de legumbres. Para el postre puesta por fruta.

Merienda • Un vaso de leche semi con dos galletas integrales.

Cena Igual que en la comida, no deben faltar nunca las verduras; junto a proteína y una pequeña aportación de carbohidratos, como puede ser una tortilla o pescado blanco a la plancha, con verduras al horno y una rebanada de pan integral. Para el postre, mejor escoge un yogur desnatado.

Desconfía de la dieta para lograr el 'milagro'

Esta apuesta por la alimentación 'equilibrada' se aleja de las dietas de moda, que pueden conseguir resultados a corto plazo pero no te ayudan a mejorar tu forma de comer. Además, en muchos casos comer 'de una manera' aparentemente sana no implica que sea cierto, como por ejemplo la dieta vegana. Hay muchos alimentos para veganos que son peores para los intereses del cuerpo que los no veganos, por su aportación de sal, azúcares u otros componentes procesados.

Si hablamos de la mítica dieta Keto o dieta cetogénica, basada en pocos hidratos de carbono y en grasa, exixten algunos efectos secundarios de esta dieta. Quitar hidratos por completo implica dejar a nuestro cuerpo sin su gasolina más importante, y eso acaba por 'pagarse' con cansancio y peor rendimiento en los entrenamientos. Este tipo de dieta te pueden funcionar, pero no es una manera recomendable de hacer las cosas.

Claves para una dieta

  • Come de manera normal, productos naturales y poco procesados.
  • No demonices algún tipo de nutriente o de alimentación, pues en esa prohibición estará la tentación, y te complicará todo mucho más.
  • Apuesta por los alimentos que más te gustan (no, lamentablemente no puedes comer todo el día pizza) dentro de los límites que te planteamos. Si tienes que comer frutas y verduras... come tus favoritas. Alguna te gustará entre la enorme variedad de sabores y formas que tienen estos alimentos tan importantes.
  • Añade proteínas 'limpias', cocina al horno, vapor o plancha, huyendo por completo de los fritos, que aportan poco a tu dieta.
  • Toma decisiones y no sacrifiques todo de golpe, al principio te costará entender que en una dieta no se puede tener todo, bebida con alcohol, repetir plato y postre dulce. Necesitarás tiempo, moderación y sentido común (y un nutricionista en algunos casos) para saber lo que tienes que hacer.
  • Los 'pequeños' caprichos no son tan pequeños como puedas pensar, y uno a uno se acaban convirtiendo en un despropósito para tu dieta. Esfuérzate y verás resultados, pero no esperes milagros sin hacer los méritos adecuados.
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...