Marchando una de proteínas marinas

Este guiso de pescado no podría ser más fácil de preparar. Es un plato ideal para el invierno, cuando hace demasiado frío para cocinar barbacoas al aire libre. ¡Y en 25 minutos!
Men's Health -
Marchando una de proteínas marinas
Marchando una de proteínas marinas

Ingredientes (para 4 raciones):

- 1 chorro de aceite de oliva
- 1 bulbo de hinojo cortado en dados (reserva las hojas)
- 1 cebolla mediana cortada en dados
- 4 dientes de ajo picados
- 1 puñadito de semillas de hinojo
- ½ cucharadita de pimiento rojo en escamas
- 1 lata (800 g) de tomates enteros pelados
- 340ml de caldo de almejas
- 240 ml de caldo de pollo
- 1 ½ copas de vino tinto (pinot noir)
- 2 hojas de laurel
- ½ cucharadita de tomillo seco
- Sal y pimienta recién molida al gusto
- 450g de pescado blanco de carne firme, como el halibut o el bacalao
- 22 g de gambas medianas peladas
- De 12 a 16 mejillones, rascados y desbarbados

Valores nutricionales (por ración):

436 calorías, 48g de proteína, 24g de carbohidratos (5g de fibra), 10g de grasa, 1.000mg de sodio

Publicidad
Minutos 1-10

SALTEA LOS VEGETALES
Calienta el aceite a fuego medio en una sartén u olla grande. Añade el hinojo, la cebolla, los ajos, las semillas de hinojo y las escamas de pimiento rojo, y saltéalo todo hasta que los vegetales estén blandos (5 minutos aproximadamente).

Minutos 11-18

PREPARA EL GUISO
Aplasta un poco los tomates con los dedos (cuidado con las salpicaduras) y desecha el jugo que quede en la lata. Añádelos a la sartén junto con el caldo de almejas, el caldo de pollo, el vino, las hojas de laurel y el tomillo, y ponlo todo a cocer a fuego lento. Al cabo de 5 minutos prueba y aderézalo con sal y pimienta negra al gusto.

Minutos 19-25

AÑADE EL PESCADO
Echa en la sartén el pescado, las gambas y los mejillones, y espera a que el pescado esté firme, las gambas rosas y los mejillones abiertos (5 minutos aprox.). Adorna el plato con las hojas de hinojo que has reservado.



Publicidad

Estas semillas aromáticas tienen un sabor que recuerda al regaliz negro y combinan con otros muchos alimentos.

1. Añade unas cuantas semillas a la mezcla de carne para hacer albóndigas (en particular si son de cerdo).
2. Echa unas pocas cuando hagas hummus casero, o incluso si lo compras ya preparado.
3. Muele semillas de hinojo en un molinillo de especias o en un molinillo de café bien limpio y utilízalas para aderezar el salmón a la parrilla o el cerdo.

¡OJO!

Igual que todos los mariscos vivos, los mejillones deben cocinarse el mismo día que se compran. Guárdalos en el fondo de la nevera hasta el momento de prepararlos; entonces, ráspalos con un cepillo de cerdas duras bajo un chorro de agua fría para eliminar la arena y la suciedad. Deberían cerrarse mientras los raspas; desecha los que se queden abiertos. Si tienen barbas, quítaselas antes de cocinarlos.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...