Máquinas 'fulminagrasas'

Aparte de una dieta y una buena rutina, nada mejor que una buena sesión de cardio para quemar calorías.
Erica Castelao -
Máquinas 'fulminagrasas'
Las mejores máquinas para quemar grasa

Bicicleta elíptica

Permite entrenar el cuerpo entero y, gracias al movimiento guiado, es adecuada para principiantes. Importante: apoya siempre toda la planta del pie.

Sesión de 40 minutos
¿Cómo?

Los últimos 10 minutos, no hagas intervalos. Hazlos de ejercicio continuo a un nivel de 7 en la escala Borg.
¿Por qué?
Debes escuchar siempre al cuerpo. Sentirse agotado no es una señal para superar la barrera del dolor. De hecho, es justo al revés. Un estudio publicado en el Journal of Sports Science halló que se quemaba un 23% más de grasa cuando el trabajo de alta intensidad se hacía primero que cuando se dejaba para el final de la sesión de entrenamiento. "Un diseño inteligente de los entrenamientos puede significar la diferencia entre un vientre plano y una cintura con michelines, con independencia de la duración o la intensidad de las sesiones", afirman los responsables del estudio.

Bicicleta elíptica

Publicidad

Bicicleta estática

Gracias a su movimiento circular, es poco lesiva para las articulaciones. Un consejo: no extiendas la pierna del todo, pon la espalda recta y apóyate lo menos posible en el manillar. Ajusta una resistencia que te permita llevar una cadencia de entre 80 y 100 pedaladas sin que te falte el aire.

Sesión de 10 minutos
¿Cómo?
Calienta durante 6 minutos a un nivel de resistencia bajo. Los 4 minutos siguientes, alterna 20 segundos a tope y 10 segundos a un ritmo suave para recuperar. Repite este ciclo 8 veces.

¿Por qué?
Para que te siente bien el culotte no tienes que destrozarte la entrepierna corriendo una etapa del Tour de Francia. Un estudio publicado en el European Journal Of Applied Physiology descubrió que esta forma de entrenar (20 segundos fuerte, 10 segundos suave), era la que proporcionaba una mejora más rápida de la forma cardiovascular con un entrenamiento de tan sólo 4 minutos. "Este sistema se llama método Tabata y se creó para incrementar el consumo máximo de oxígeno (VO2 máx) del equipo nacional japonés de patinadores de velocidad", explican los autores del estudio. "Puedes aplicarlo a las sesiones de entrenamiento aeróbico si quieres potenciar al máximo la quema de grasas".

Bicicleta estática

Publicidad

Cinta de correr

Permite llevar un ritmo constante, aunque también puedes utilizarla para hacer intervalos y subidas. Un consejo: entrena siempre con zapatillas de running, que proporcionan estabilidad y protegen las articulaciones. Pisa en el centro de la cinta y no separes los brazos del cuerpo al correr.

Sesión de 30 minutos
¿Cómo?

Alterna dos minutos de carrera a una intensidad elevada y otros dos minutos a baja.

¿Por qué?
Los intervalos de trabajo breves e intensos no son adecuados para las cintas de correr. Para obtener los mejores resultados, tienes que poder aumentar y reducir la intensidad del ejercicio con gran rapidez, y las cintas de correr tardan mucho en acelerar y frenar. "Para resolver este problema, los períodos de trabajo y descanso deben ser más largos que con cualquier otra máquina", aseguran los expertos. "Lo mejor es utilizar la escala Borg, que calcula el esfuerzo percibido". Esta escala del 1 al 10 se basa en la propia percepción del esfuerzo que se está realizando. El 10 es un esfuerzo máximo (esprintar) y el 1 es el mínimo (caminar). No se trata de medir lo cansadas que tienes las piernas o cuánto estás jadeando, sino tu percepción global del esfuerzo. Intenta llegar al 9 en los intervalos de alta intensidad y al 5 en el tiempo de recuperación.

Cinta de correr

Publicidad

Máquina de remo

Activa el sistema circulatorio, fortalece el core y los brazos, y mejora la coordinación. La primera vez que la uses es mejor que te asesore un monitor. Así evitarás posibles lesiones por falta de técnica.

Sesión de 20 minutos
¿Cómo?
Ajusta una resistencia media (6 o 7, si la máquina llega hasta 10) y rema a tope durante 15 segundos. Acto seguido, rema al 50% de tu esfuerzo máximo durante 45 segundos para que tengas tiempo de recuperarte. Repite 10 veces.

¿Por qué?
Esta rutina utiliza la relación óptima entre trabajo y descanso con el fin de aumentar la capacidad del organismo para quemar grasas. Los estudios publicados en el European Journal of Applied Physiology hallaron que un entrenamiento interválico que siga estos parámetros provoca un incremento de la cantidad de enzimas quemagrasas del organismo. "De este modo aumenta el número de calorías de grasa que se queman durante el ejercicio y durante la recuperación", señalan los expertos.

Máquina de remo

Publicidad
Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...