"Eres lo que entrenas"

pacoroncero -
"Eres lo que entrenas"

Paco RonceroLlevo 4 semanas dejándome la piel en este reto, y cada mañana, cuando suena el despertador a una hora que mejor ni os cuento, cada kilómetro que recorro hasta que llego al gimnasio, cada pesa que levanto, cada abdominal que hago, me repito a mí mismo una frase que alguien me dijo hace ya meses mientras preparaba mi primer maratón, y que se me quedó grabada: "eres lo que entrenas".

Cuánta verdad hay detrás de esas cuatro palabras. Y no sólo referidas al deporte. Si lo piensas un poco, seguro que tú también puedes aplicarla al contexto de tu vida personal, e incluso a la profesional. En nuestro trabajo, por ejemplo, hay que ser muy disciplinado. Con nosotros mismos y con nuestro equipo. Y esa disciplina hay que transmitirla a los clientes en el plato.

Sin disciplina, sin entrenamiento, sería posible ofrecer al cliente un plato maravilloso a la vista, magníficamente presentado. Pero no te quepa duda, estaría vacío de contenido. Sería imposible conseguir que el plato dejase huella en el paladar.

La base para conseguir un resultado, en el deporte o en cualquier orden en esta vida, es el entrenamiento. Llámalo esfuerzo y disciplina si quieres. Y yo, en esto del deporte, no siempre he sido disciplinado, he de reconocerlo. Pero cuando me volví a enganchar, cuando experimenté en mi propio cuerpo —y en mi mente— la transformación que supone perder 27 kilos, es cuando verdaderamente me di cuenta de que esa disciplina, ese rigor, esas ganas de entrenar, son las que me han llevado a conseguir tantas cosas en esta vida.

Por eso, cuando me propusieron este reto, lo tuve claro. Dije que sí rápidamente, sabiendo que tendría que renunciar a muchas cosas buenas para llegar a la meta: a mis otras aficiones, a pasar más tiempo con mi familia... Está siendo duro. Ya lo sabía. Y reconozco que incluso en algunos momentos me han dado ganas de aplicarme otro refrán que se parece mucho al que me sirve de motivación: “eres lo que aparentas”. Pero no, aquí no he venido a aparentar. Podría meter barriga, untarme aceite, mirarme al espejo y decir:  "joder, ¿para qué sacrificarme más, si hace un año pesaba más de 100 kilos?" Pero no he venido a eso. Tengo un compromiso. Conmigo mismo, y sobre todo con vosotros, los lectores de la revista. Y por eso voy a esforzarme para dar el cien por cien y salir en la portada de Men's Health como creo que hay que salir. Porque si hay algo que he aprendido en estos últimos años es que eso de "si hay que ir, se va", al final no te lleva a ningún sitio.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...