Hacer deporte al amanecer, una gozada

jorgetabernero -
Hacer deporte al amanecer, una gozada

Jorge TaberneroMe han pedido que describa cómo estoy viviendo estos primeros días de Reto Men's Health. Y ahí va. Me llamo Jorge Tabernero y estoy realizando el reto para ganar músculo. Suelo tener una agenda apretada, por lo que el único hueco posible ha sido antes de ir a la oficina. Ese ha sido mi primer gran esfuerzo: los madrugones. A las 7:00 ya estoy con Miguel García, mi entrenador en el Holmes Place Palacio de Hielo, y a entrenar. Eso ya me pone las pilas para disfrutar el resto del día desde primera hora, con la sonrrisa más grande que os podáis imaginar y el ánimo por las nubes.

Mi entrenamiento con Miguel es divertido, mezclamos técnicas de entrenamiento funcional con algo de pesas. El entrenamiento funcional se refiere a trabajar la biomecanica simulando situaciones comunes. Un ejemplo, muy divertido, empujar al entrenador hasta conseguir empotrarle hasta el fondo de la sala (obviamente porque se deja), o subirme a hacer equilibrios sobre una superficie inestable mientras él me tira pesos muertos en forma de saco mientras gira a mi alrededor. Al parecer, estos ejercicios hacen trabajar todos los músculos de tu cuerpo, sin olvidar variables como la flexibilidad, el equilibrio, la resistencia, la potencia etc... que, al final, es lo que te hace fuerte, que no todo ha de ser músculo inflado.

La segunda parte del entrenamiento es un circuito de máquinas de última generación combinado con algo de mancuernas. No es lo más divertido, pero es impresdindible si quiero aumentar masa muscular. Parece ser que la combinación de ambas técnicas de entrenamiento es lo más eficiente para ponerse fuerte y no sólo aparentar.

La empatía con mi entrenador es total. Desde el primer minuto nos llevamos muy bien, por lo que los entrenamientos se me hacen cortos. Salgo todos los días con la sensación de querer seguir entrenando... Sé que todavía no me ha dado caña de verdad. Hasta ahora las horas están más dedicadas al acondicionamiento muscular. Yo, hasta la fecha, apenas me daba una carrerita por el Retiro o un paseito con la bici por semana. Y desde luego no había levantado una pesa en toda mi vida.

Ver amanecer haciendo deporte es una auténtica gozada. Al principio los madrugones pican un poco si no estás acostumbrado, pero el hecho de saber que hay alguien esperándote para entrenar elimina la posibilidad de rajarse, por lo que terminas afrontándolo de buen rollo y con ilusión.

Físicamente no noto ninguna variación. Bueno, sí, que por las noches me quedo frito nada más caer en la cama. Y en cuanto a la dieta obviamente tengo más apetito y como más, especialmente en el primer tramo del día, desayuno el tripe que antes al salir del gym. A ver como nos arreglamos en este sentido a partir de la semana que viene, que será cuando arranquemos con el plan nutricional.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...