6 actividades que contaminan el aire de verano

En verano todo se ve de otro color pero respirar puede hacerse cuesta arriba. Aguantar la respiración no es la mejor solución. Limítate a seguir estos consejos.
Martín Iraola -
6 actividades que contaminan el aire de verano
6 actividades que contaminan el aire de verano

No resulta sorprendente que el aire esté contaminado en Madrid o Barcelona, pero ¿en la aldea más remota de Galicia? Incluso en el más prístino bosque del norte sopla un aire contaminado.  Y es que prácticamente todos los españoles respiraron aire contaminado en 2015. En concreto el 98.6% de la población se expuso a aire con contaminantes que superaban los límites que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS), tal y como se desprende del Informe anual de la calidad del aire presentado por Ecologistas en Acción.

Y gracias a la combinación de calor, humo de las fábricas y largas tardes en el exterior, el verano es la estación del año con mayor exposición a sustancias químicas tóxicas. Los siguientes son seis culpables habituales. Entérate de lo que debes hacer para respirar sin problemas durante todo el verano:

Publicidad

Carbón de barbacoa

El humo del carbón contiene gran variedad de toxinas entre las que se encuentran un tipo de carcinógenos denominados hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). Los HAP también se forman en la carne calcinada así que intenta no quemar el churrasco.

PROTÉGETE

Prueba con el gas. El propano es un combustible más limpio, según el doctor Patrick Kinney, catedrático de medicina medioambiental de Columbia. Pero si eres de los fieles al carbón, aleja la barbacoa de paredes o toldos que impidan el flujo del aire y no hagas nada hasta que el carbón adquiera un color blanquecino. Ese es el momento en el que se formará menos humo.

Carbón de barbacoa

Publicidad

Tubos de escape

Las partículas de los humos de coches y autobuses provocan inflamaciones que pueden desembocar en enfermedades cardiovasculares, según el doctor John Balmes, experto en salud medioambiental. Las investigaciones científicas han demostrado que las personas que viven en zonas con elevada contaminación por tráfico tienen una presión arterial más elevada que los que viven en zonas más seguras. El riesgo es mayor si haces ejercicio y respiras por la boca.

Protégete:

Practica ciclismo o running lejos de zonas con gran densidad de tráfico. Si no puedes, toma una pastilla de 500 miligramos de vitamina C al día. Este antioxidante ayuda a contrarrestar los efectos de la contaminación, según el doctor Balmes.

Tubos de escape

Publicidad

Ozono

El ozono al nivel del suelo, resultado de los rayos del sol que atraviesan los gases de escape y los humos de las centrales eléctricas, puede dañar las células causando inflamaciones que afectan a los pulmones y al corazón, según el doctor Balmes.

Protégete:

Antes de salir al exterior a practicar cardio o arreglar el jardín, échale un vistazo a AirNow (airnow.gov), una página web que informa sobre la calidad del aire introduciendo el código postal. Cuando los niveles de ozono son elevados, quédate en casa. En el coche, protégete con las ventanas cerradas y utiliza la opción recirculación de tu climatizador.

Ozono

Publicidad

Vapor de la piscina

Ese olor “a limpio” de la piscina no es cloro. Es tricloroamina, un compuesto que se forma cuando el cloro reacciona con la orina y el sudor, según el doctor Ernest Blatchley, ingeniero medioambiental en Purdue. La exposición a la tricloroamina se ha asociado al asma y el derivado del cloro y la tricloroamina puede llegar a irritar los pulmones.

Protégete:

Si puedes, nada al aire libre. Las piscinas cubiertas concentran gases. Dúchate antes de entrar. Esto puede mitigar los problemas. Por último, dile a tu hijo “no hagas pis en la piscina”.

Vapor de la piscina

Publicidad

Humo de hogueras

Al igual que el carbón, la madera quemada emite partículas. Esto puede aumentar el riesgo de infecciones respiratorias y enfermedades cardiovasculares entre las personas que se expongan de manera prolongada, según el doctor Leo Stockfelt, experto en toxinas del humo de la madera.

Protégete:

¿Por qué te persigue el humo del fuego de campamento? Porque se bloquea el flujo de aire fresco que se mueve hacia la llama, según el doctor Stockfelt. Esto forma un camino de baja presión que el humo sigue. Así que, evita la madera húmeda (forma humo) y coloca la madera de la hoguera hacia arriba, como si fuera una chimenea, para que el humo se dirija hacia el cielo.

Humo de hogueras

Publicidad

Gasolina

Ese olor a gas que sale del cortacésped es benzeno, un carcinógeno que también se encuentra en los cigarrillos. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades ha establecido que los límites de una exposición de 15 minutos son 5 parte por millón (ppm) pero los seres humanos lo detectan al permanecer tan sólo 1,5 ppm. De manera que es probable que respires sólo una cantidad minúscula.

Protégete:

Utiliza un bidón de gasolina con sistema anti-derrame y vierte directamente el combustible en el tanque del cortacésped. No utilices un embudo. En cuanto al coche, resístete a llenarlo hasta arriba después de que el surtidor pare. Un tanque lleno implica más gases y una posible pérdida de combustible.

Gasolina

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...