Así pasamos por quirófano los hombres

Las operaciones estéticas también son cosa de nosotros
MEN'S HEALTH -
Así pasamos por quirófano los hombres
Así pasamos por quirófano los hombres

Aunque nos resulte algo fuera de lo normal las operaciones de cirugía estética también son cosas de hombres. Quizás no conozcamos a nadie cercano que sepamos se ha operado, pero los hay. Sí es cierto que los hombres recurren a la Cirugía Estética, con menos frecuencia que la mujeres y buscando otro tipo de cambios. Los porcentajes cambian según el medio, pero la relación estaría en entre 1:10 a 1:20.

Para conocer más detalles sobre las operaciones estéticas a las que se someten los hombres recurrimos al doctor Pérez Luengo."Al igual que las mujeres, los hombres buscan principalmente atenuar los cambios que produce el paso del tiempo. En este grupo procedimientos, destacaría la cirugía de los párpados para eliminar el exceso de piel superior y las bolsas inferiores. En torno a los 40-45 años, los varones se enfrentan a cambios biográficos importantes: es la edad en la que se acumulan los retos laborales, las rupturas de pareja y los primeros signos de pérdida de vitalidad y energía en la mirada", explica este cirujano.

Así pasamos por quirófano los hombres

El dóctor Pérez Luengo, en quirófano

A medida que aumenta la edad, rondando los 55 años, la cirugía se vuelve más compleja y busca corregor la papada, redefinir la mandíbulo, liftings.... se buscan reusltados más naturales. Si no tenemos en cuenta la edad, los hombres tienen cierta predilección por las operciones que eliminan depósitos grasos que no desaparecen pese a mantener la forma física: "Las técnicas de liposucción más demandadas están destinadas a la mejoría del abdomen, las regiones lumbares y las regiones prelectorales. En este último caso, es frecuente que la liposucción se combine con cirugía abierta por el desarrollo de tejido mamario (ginecomastia)", sentencia Pérez Luengo.

También están a la orden del día entre los hombres las operaciones de de rinoplastia y rinoseptoplastia (muy frecuentemente por asociarse traumatismos previos) para armonizar la pirámide nasal respecto al resto de la cara, corregir asimetrías y mejorar la respiración. "Frecuentemente, la rinoplastia se combina con la cirugía del mentón y el aumento de volumen en los pómulos, con la finalidad de equilibrar el perfil facial (perfiloplastias)", concluye e especialista.

El motivo por el que los hombres se deciden a pasar por el bisturí es sencillo y muy básico. Todos queremos vernos bien y que se nos vea bien. Las exigencias sociales, a veces autoimpuestas, hacen que se recurra sin complejos a todos los medios disponibles para sentirse mejor: cosmética, dietéticas, moda y cirugía. En los años 90 hubo un boom, pero ahora el crecimiento es más lento y hay algo que sí diferencia a hombres de mujeres. El cirujano Pérez Luengo lo confirma: "Los miedos e inseguridades ante la decisión de pasar por el quirófano son mayores en los hombres. Las mujeres lo tiene mucho más claro".

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...