Bebe esta cantidad de agua en tu entrenamiento

Si lo estás dando todo, lo estás sudando todo, así que mejor saber cómo reemplazar los líquidos que estás perdiendo.
Sebas Coll -
Bebe esta cantidad de agua en tu entrenamiento
Bebe esta cantidad de agua en tu entrenamiento

Sudando como un cerdo? Eso no es nada, que sepas que los seres humanos sudamos más que cualquier otro mamífero. Por lo que perdemos agua y electrolitos cruciales para un rendimiento óptimo.

¿Por qué son tan importantes los electrolitos? Estos minerales, que se encuentran en la sangre y otros fluidos corporales, regulan tu hidratación, el pH de la sangre y las funciones musculares y nerviosas básicas.

Hidratarse es clave, podrás permanecer en la cima de tu rendimiento si bebes los líquidos adecuados en el momento adecuado.

Cómo mantenerse hidratado

Antes del entrenamiento: toma agua por lo menos 15 minutos antes de cualquier actividad.

Durante el entrenamiento: trata de beber 240 ml de agua por cada 20 minutos de ejercicio.

Una manera fácil de ver si estás bebiendo suficiente es con una prueba de orina: cuanto más clara, mejor. Si tu orina se parece más al té, te estás deshidratado.

¿Estás sudando demasiado?

Sal de dudas de esta manera: pésate antes y después de una sesión de ejercicios, y resta el peso de cualquier líquido que bebiste durante el ejercicio. Por cada 450 gr que hayas perdido durante el entrenamiento, bebe 48 ml. A continuación, recuerda la pauta para el próximo entrenamiento.

Así que si tu pesas casi 1 Kg menos después de una hora de ejercicio, bebe 1 l más de agua antes o durante el próximo entrenamiento.

Si la diferencia entre los pesos corporales antes y después es del 2% (por ejemplo, 1,6 Kg para un hombre de unos 80 Kg), tu rendimiento deportivo ha sufrido.

Más de un 2% significa que podría haber riesgos potenciales para la salud, incluyendo una elevada frecuencia cardíaca elevada y un aumento de temperatura corporal.

Qué beber

El agua es lo mejor para la mayoría de entrenamientos, pero si estás trabajando y sudando durante más de 30 minutos, por lo general, una bebida deportiva puede ser tu mejor apuesta.

Estas bebidas te aportan potasio, sodio y otros electrolitos para reponer los minerales perdidos a través del sudor. Y la concentración de hidratos de carbono en las bebidas deportivas que les permite ser absorbidos por el cuerpo hasta un 30% más rápido que el agua. Es decir, tu energía se restablecerá más rápido que con H2O.

Lo que bebas, tómalo fresco y en pequeñas y frecuentes cantidades. Esta estrategia garantiza que los líquidos sean absorbidos en menos tiempo, dejándote con energía y bien hidratado.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...