Que el cambio de hora no te deje K.O.

¿El horario de invierno te deprime? ¡Pon en marcha estos consejos!
Julio César Ortega -
Que el cambio de hora no te deje K.O.
Que el cambio de hora no te deje K.O.

Lo tienes que hacer dos veces al año y, sin embargo, cuando llega el momento siempre te da el bajón. Sobre todo cuando se trata del cambio de horario de verano al de invierno. Las vacaciones de verano, los mojitos en la playa o ir todo el día en chanclas  ya son lejanos recuerdos del pasado. Hoy te darás cuenta: será de noche cuando salgas del trabajo. Y eso tampoco estimula nada el ánimo para entrenar. ¿Qué hacer entonces?

Además de quejarte porque pienses que en realidad no se ahorra mucha energía o de clamar en Facebook que España no tiene el horario que le corresponde geográficamente, puedes poner en marcha una serie de pequeñas tácticas que te ayudarán a ajustar tus horas de sueño y a aliviar ese sentimiento, entre pereza y nostalgia, que puede invadirte estos días.

1. Recompénsate. Normalmente, lo peor de este cambio de hora viene cuando sales del trabajo y todo está oscuro a las 6 de la tarde. Sueles pensar que no has hecho nada más que trabajar en todo el día, y es entonces cuando viene el agobio. Combate esa sensación con una pequeña recompensa el primer día: ten una cita con alguien que te guste estar, prueba un nuevo entrenamiento o un nuevo gimnasio, llega antes a casa y dedica ese tiempo al sexo, cómprate algo que lleves semanas postergando, ve a que el barbero te deje la barba de película, dedica un buen rato a llamar a esa persona o, sencillamente, date un paseo por la ciudad para pensar en tus cosas.

2. Prepárate para dormir. Antes de ir a trabajar, te preparas duchándote, afeitándote, vistiéndote… Antes del gym, preparas la bolsa. ¿Qué te hace pensar que dormir no requiere un pequeño ritual preparatorio también? El cerebro funciona por asociaciones, así que aprovéchate de ello. Ponerte el pijama un buen rato antes, leer un libro, tumbarte con tu pareja en el sofá, prepararte una infusión, lavarte los dientes… son rutinas que le indican a tu cerebro que se acerca la hora de planchar la oreja. Adelántalas una hora para engañarte. Funciona.

3. No te excites. La luz que emiten los ordenadores, los móviles y las tablets resultan más estimulantes que un café. Así que, si quieres leer antes de dormir, opta por el formato papel o por e-books, que no emiten luz azul.

4. … o sí. El ejercicio físico estimula el organismo, así que procura no marcarte un WoD o un entrenamiento tipo HITT a las 10 de la noche. Sin embargo, con el sexo, la cosa cambia, por las sustancias que se liberan en tu organismo después del orgasmo. Pocas combinaciones son tan placenteras para nosotros como la formada por sexo + dormir. ¿No tienes con quién hacerlo? Pues la solución está en tu mano…

5. Toma somníferos naturales. Las infusiones relajantes (que no el té) o los olores como la lavanda te ayudarán a inducir el sueño. El clásico vaso de leche caliente, aunque contiene triptófano (un precursor del sueño), tarda horas en hacer efecto… pero es eficaz por el efecto placebo.

6. Abre las cortinas. Dormir con la persiana un poco levantada y las cortinas abiertas es una buena idea, porque en otoño la luz no es tan intensa como en verano y permite que tus despertares sean algo más graduales. Ya conoces esa desagradable sensación de que el despertador interrumpa un sueño profundo… También puedes ayudarte de estos gadgets para conocer tus fases de sueño.

7. Tira de una ayudita. ¿Sientes como si vivieras en una canción de Adele todo el rato? ¿La nostalgia y la apatía te invaden? Entonces, puede que necesites un suplemento vitamínico. Los que tienen ginseng o jalea real te darán ese plus de energía que necesitas. Pero no te acostumbres demasiado: mejor usarlos sólo durante unas semanas.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...