6 prácticos consejos para un viaje largo en coche

Encarar un trayecto en mal estado puede tener graves consecuencias. Así pues, será mejor que prevengas con estas simples indicaciones
Josep Ollé -
6 prácticos consejos para un viaje largo en coche
6 prácticos consejos para un viaje largo en coche

Tras una larga semana de reuniones, de informes y de chapas del jefe, lo más lógico es que quieras evadirte de tu rutina haciendo algo completamente diferente. Vale, puede que tirarte en el sofá y ver las películas de Antena 3 hasta aburrirte sea una opción, pero para desconectar de verdad tienes que romper de todas todas con la rutina. ¿Cómo? Pues cogiéndote un buen fin de semana en una casa rural lejos de la ciudad o incluso un spa en el que no tengas ni siquiera cobertura en el móvil. Lo importante es que cojas el coche y te alejes cuanto más mejor. Eso sí, teniendo en cuenta que harás kilómetros, será mejor que le eches un vistazo a estos consejos.

1. El coche, en buen estado

Esencial. Imprescindible. No puedes salir de viaje sin tener el coche a punto. Es como si te plantaras el gym con la ropa de calle. Échale un vistazo a esta elaborada guía que hemos redactado para saber qué componentes debes revisar atentamente.

2. Cómprate un soporte lumbar

A no ser que te compraras el coche pensando específicamente en tu espalda, es probable que el asiento no esté diseñado para adaptarse a tu espalda, sino más bien al contrario. Para revertir esta situación, nuestro experto en fitness, Guillermo Alvarado, te recomienda que te hagas con un soporte lumbar que adopte la forma de tu arco y de tu fisiología.

3. Mueve las piernas y la cadera

Estarás en la misma posición durante un buen rato, y quizás en tensión porque debes estar atento a lo que ocurra en la carretera. Por lo tanto, tendrás que destensar las piernas y la cadera para ponerte de nuevo al volante de la forma más relajada posible. Para ello, tan sólo es necesario que des un simple paseo, aunque también puedes llevarte las rodillas al pecho estando apoyado en una pared. Hazlo durante 2-3 segundos, pero no tires atrás la pelvis.

4. Estira tu espalda

Tal y como asegura el propio Alvarado, cada vez que pares deberías realizar el ejercicio de ‘el gato’, porque “los discos intervertebrales se enfrían debido a la inactividad”, lo cual puede provocar que te acabes sintiendo agarrotado. Haz este ejercicio 10 veces para recuperar la temperatura y alcanzar la viscosidad idóneas tras un rato sin moverte. Hazlo de forma horizontal, porque de esta forma no habrá compresión que ponga en peligro tus vértebras.

5. Para cada 2 horas

Es el típico consejo, pero es necesario que trates de descansar al menos una vez cada dos horas o cada 200 kilómetros. Así podrás realizar los estiramientos pertinentes, ya que si no lo haces podrías acabar más tieso que una momia petrificada. Además, debe darte un poco el aire, para así despejarte y sentirte más fresco.

6. Una taza de café…y agua

Estar mucho rato a los mandos del volante (especialmente si es en autopista) puede resultarte monótono, lo cual puede provocar somnolencia. Así pues, toma un café para combatir esta sensación de cansancio. Y por descontado, échale tragos a una botella de agua, para estar todo el rato perfectamente hidratado. 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...