8 cosas que no sabes sobre tu pene

Y aprovecha estas informaciones para conversar en tu próxima cena (con amigos).
Sergio Collado -
8 cosas que no sabes sobre tu pene
8 cosas que no sabes sobre tu pene

Puedes pensar que eres un experto con tu propio paquete... Después de todo, mantenerlo feliz y saludable es uno de los objetivos centrales para la mayoría de los hombres. Sin embargo, a pesar de la frecuencia con que piensas en tu pene, este aún guarda algunos secretillos que no conoces aún:

1. Puedes levantar peso con tu barra

La práctica de la "entrepierna de hierro" es una forma digna del kung fu. De hecho, en su gimnasio de artes marciales en Los Ángeles, el Gran Maestro Tu Jin-Sheng enseña a los estudiantes a elevar peso con correas envueltas alrededor del pene en estado flácido. ¡Y levantan más, seguramente, que tu con los brazos!

A principios del 2000 llamó la atención de los medios de comunicación por remolcar un tractor con un remolque lleno. Un par de años después, para National Geographic, repitió el truco tirando de un avión de combate de la Segunda Guerra Mundial a lo largo de una pista.

Jin-Sheng afirma que además de mejorar su virilidad y la longitud de su pene, poniendo pesas pesadas en sus bajos también alivia una variedad de dolencias como la diabetes, las cardiopatías... Cabe decir que estas afirmaciones no han sido confirmadas.

Publicidad

2. Tu erección es clasificable

La tumescencia, es decir, la rigidez de tu soldado, se puede medir en una escala de cuatro grados: Más grande pero no rígida / No lo suficientemente dura para la penetración / Firme para el coito, pero no dura completamente / Y completamente dura y rígida.

La "escala de la dureza de la erección" fue desarrollada por los científicos que estaban probando la droga Viagra durante los años 90. El método primario utilizado en ese momento, el International Index of Erectile Function, pidió a diferentes personas que calificaran su pene en relación a su autoconfianza y con qué frecuencia podían tener relaciones sexuales.

Pero mientras el estudio original de Viagra se publicaba en las revistas especializadas, los editores del New England Journal of Medicine sugirieron esta manera mucho más simple de cuantificar los datos de los resultados de la erección, comenta el autor del estudio Irwin Goldstein.

Publicidad

3. Somos tan sensibles como las mujeres

Estamos hablando de sensibilidad al tacto, por supuesto. Cuando se trata de la sensibilidad en los genitales, los hombres y las mujeres son casi idénticos.

Estudios separados en la Universidad de Cornell (para las mujeres) y la Universidad Estatal de Michigan (para hombres) utilizaron un dispositivo científico que mide hasta la menor cantidad de presión que una persona puede sentir en su piel. Para los chicos, las zonas más sensibles eran la punta del prepucio y el área en la parte inferior del pene justo debajo del glande llamado frenillo.

Para las damas, las regiones más receptivas eran los labios interiores.

Pero según la escala de la sensibilidad, los hombres y las mujeres estaban casi a la par. Ambos sexos respondieron al mismo nivel de contacto: sólo notaban dos décimas de gramo de presión.

Publicidad

4. Las bacterias en tu caña pueden traer enfermedades

Probablemente seas consciente de que tu colon está lleno de diferentes bacterias, la mayoría de las cuales son útiles. La punta del pene también alberga su propia colonia de bacterias y estas diminutas criaturas pueden afectar al riesgo de infección por VIH.

¿Tu pene desprende olor?

Los investigadores de la Universidad Johns Hopkins han demostrado que los hombres no circuncidados albergan bacterias dañinas debajo de su prepucio y que prosperan en ambientes bajos de oxígeno.

"Las bacterias anaeróbicas u otros organismos causan inflamación, que atrae las células T del sistema inmunológico que ataca el VIH y te hacen más susceptible a la infección", apunta el profesor de epidemiología Ronald Gray.

Por supuesto, si estás circuncidado y quieres evitar las ETS, simplemente usa un condón.

Publicidad

5. La trempera mañanera puede doler

Ya sea que estés soñando con una cita sexy o no, probablemente te despiertes listo para la acción la mayoría de las mañanas. De hecho, los hombres experimentamos entre tres y cinco erecciones completas por la noche cuando dormimos en la fase profunda del movimiento REM.

Así que imagínate lo miserable que te sentirías si padecieses "erecciones dolorosas relacionadas con el sueño".

Es una dolencia poco frecuente (poco más de 30 casos han sido reportados hasta ahora) en la que las erecciones cuando duermes  -pero no necesariamente las que recibes mientras estás despierto- son dolorosas en lugar de placenteras. Y duelen lo suficiente como para despertarte .

Los médicos todavía no están seguros de por qué se dan estas erecciones que causan dolor.

Publicidad

6. Tu pene engaña para que piensen que es un monstruo

Llámalo soñar despierto o idealizar el recuerdo, la cuestión es que las cosas recordadas se ven mejor que en directo. Un estudio reciente dice que las mujeres recuerdan los penes más grandes de lo que realmente eran.

Los investigadores de la Universidad de California tenían a 41 chicas manejando un consolador impreso en 3D durante 30 segundos. Luego, las participantes del estudio completaron una breve encuesta, después de lo cual fueron a un contenedor que contenía 32 penes diferentes para escoger el que tenían antes.

Resulta que las mujeres por lo general sacaron un falo falso... y que era más grande que el original.

Publicidad

7. Puedes perforar tu flauta tantas veces como desees

La apertura de la uretra en la punta de tu pene tiene nombre: el meato. Si uno no te parece un número adecuado de agujeros para tus joyas de la corona, podrías tomar el ejemplo de Rolf Bucholz. Este alemán tiene el mayor registro oficial de piercings corporales.

Según el recuento oficial de los Guinness, de los 453 piercings de Bucholz, 278 están en sus genitales.

Publicidad

8. Las erecciones hacen que tomes malas decisiones

En 2005, los científicos del MIT y de la Universidad Carnegie Mellon investigaron a 35 hombres que respondían a una encuesta tanto en un estado normal como mientras se masturbaban a "un nivel alto pero sub-orgásmico de excitación".

Cuando los hombres se masturbaban, calificaron casi todo lo que los científicos le preguntaron como mucho más atractivo sexualmente, incluyendo los zapatos femeninos, la idea de un trío con una sola mujer e incluso el olor a humo de cigarrillo.

Al mismo tiempo, durante la masturbación dijeron que estaban dispuestos a hacer más cosas para ligar. Como, por ejemplo, decirle a su cita "te amo" para acostarse con ella o recurrir al acto inmoral de hacer que ella se emborrachara más para lograr el mismo fin.

Esto no significa necesariamente que todos los chicos piensan con el pito, pero estar cachondo tiene más influencia sobre las decisiones de lo que probablemente te hayas dado cuenta.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...