Los mejores consejos para dormir bien con calor

Sobrevivir a las noches veraniegas: 10 consejos para dormir bien pese al calor
MEN'S HEALTH -
Los mejores consejos para dormir bien con calor
Los mejores consejos para dormir bien con calor

El calor ha tardado en llegar pero lo ha hecho por todo lo alto. Seguro que te cuesta dormir con normalidad y al día siguiente lo pagas. Tranquilo te vamos a echar una mano para que puedas conciliar el sueño de manera correcta con ayuda de los expertos de Tediber.

1)    Dormir en una habitación con buena ventilación. Mantener fresca la habitación y alcanzar el confort térmico ideal es una condición de vital importancia para dormir mejor. Durante el día es aconsejable tener las ventanas cerradas y bajar las persianas para evitar que entre el calor. Lo mejor es ventilar la habitación solamente durante las primeras horas de la mañana y cuando el sol se pone. De esta manera, se mantendrá fresco el ambiente y será más agradable acostarse por la noche.

2)    Escoger tejidos transpirables. La ropa de cama de lino o algodón es la que mejor se adapta a las noches de verano porque es más ligera, transpirable y ayuda a reducir la humedad. Debido al calor, podemos sentirnos tentados a quitarnos el pijama y dormir desnudos. La mejor opción es usar algo ligero que permita que la piel respire y que el aire circule.

3)    Acostarse en una cama fresca y cómoda. Tener a nuestra disposición una buena cama y un buen colchón es esencial para poder gozar de un descanso verdaderamente regenerador, también en verano.

Publicidad

4)    Comer sano y ligero. En verano es mejor evitar consumir comida abundante al mediodía, así como durante la cena. Lo mejor es optar por las ensaladas, recetas ligeras y alimentos fáciles de digerir. El cuerpo tendrá que trabajar menos para digerir la comida y se percibirá menos calor. 

5)    Beber mucha agua y mantenerse hidratados. Es importante no limitarse a beber por la noche, sino mantenerse bien hidratados a lo largo de todo el día. Es aconsejable consumir al menos 1,5 litros de agua al día; una buena hidratación contribuye a disminuir notablemente la sensación de calor. Además, para evitar que la sed perturbe nuestro sueño, siempre es una buena idea dejar una botella de agua cerca de la cama.

 6)    Darse una ducha refrescante. El mejor método para combatir el calor estival es, seguramente, una buena ducha refrescante. La temperatura del agua no debe ser ni demasiado caliente ni demasiado fría, sino mantenerse alrededor de unos 37 grados. Los chorros de agua ayudan a bajar la temperatura corporal, liberando al cuerpo del calor y dando así, una sensación de frescor y bienestar.

Publicidad

 7)    Desactivar los aparatos eléctricos en la habitación. La tablet cargando, el ordenador encendido, los móviles conectados a la corriente: de noche es mejor apagar todos los aparatos eléctricos que están en la habitación y desconectarlos de la red. Estos dispositivos generan calor adicional incluso cuando ya están cargados. También es desaconsejable llevar el ordenador a la cama, porque se sobrecalienta y transmite calor.

 8)    Usar el aire acondicionado de manera responsable. Aunque parezca muy tentador, no es aconsejable dormir con el aire acondicionado puesto. Es mejor utilizarlo poco antes de acostarse para crear un ambiente fresco y apagarlo justo cuando entramos en la cama. Para evitar problemas de salud, los expertos recomiendan que el aire acondicionado se ajuste de manera que la diferencia entre la temperatura exterior y la interior nunca supere los 5 °C.

9)    Utilizar el ventilador de manera correcta. Tener un buen ventilador es definitivamente la mejor opción para luchar contra el calor de la noche.Lo ideal es colocarlo en una esquina y orientarlo hacia arriba, de manera que el aire frío no llegue directamente al cuerpo. Se generará un agradable movimiento de aire y refrescará la habitación, sin correr el riesgo de constiparse.

 10)Conseguir de mosquiteras y repelentes contra los mosquitos. Con el calor también llegan ellos: ¡los malditos mosquitos! Minúsculos, pero extremadamente molestos, zumban sin dar tregua y pueden convertir una hermosa noche de verano en una pesadilla. Para combatirlos no hay nada mejor que armarse con una buena mosquitera, y colocarla en las ventanas o en la cama. Asimismo, rociar la mosquitera con repelente natural o aromatizar la habitación con unas gotas de aceite esencial de eucalipto y limón pueden ser remedios muy eficaces.

Publicidad
Te recomendamos

Llega el momento de arreglar todo el vello, desde la cabeza, pasando por la barba has...

Protegerla no es lo único importante para tu piel este verano...

Proteger tu piel mientras haces deporte, ¡imprescindible en esta época!...

Llega la bici inteligente que se adapta a todas tus necesidades....