Entrena tu cerebro a fondo

Vamos a llevar a tu cerebro al gimnasio y lo vamos a poner en forma para que no se quede fofo.
Isidre Estévez -
Entrena tu cerebro a fondo
Entrena tu cerebro a fondo

Desde hace mucho se sabe que la práctica regular de actividad física contribuye a la circulación sanguínea y favorece las funciones cerebrales, pero hasta hace poco no se podía afirmar que mejoraba la memoria y la inteligencia. John Ratey, profesor de psiquiatría en la Universidad de Harvard, y autor de El cerebro: manual de instrucciones, sostiene que el ejercicio rápido e intenso aumenta la producción de una proteína cerebral denominada factor neurotrófico derivado, que nutre el cerebro y mejora las conexiones entre las células cerebrales.

Todos los ejercicios son útiles para evitar el retraso cognitivo, pero para eliminar la depresión y la ansiedad lo mejor son actividades de alta intensidad como correr, spinning, aerobic, artes marciales, remo, natación o baloncesto.

Vamos a repasar qué es lo que puedes hacer para aumentar las diferentes funciones de tu testa.

Publicidad

Investigadores de la Universidad de Columbia han desarrollado una investigación que demuestra que quienes han pasado tres meses entrenando en una máquina de ejercicios cardiovasculares tienen el doble de flujo sanguíneo en la circunvolución dentada, un área del cerebro que juega un papel clave en el mecanismo de la memoria. Para obtener estos resultados es necesario entrenar 40 minutos cuatro veces a la semana.

Publicidad

Las neurociencias han avanzado espectacularmente en las últimas décadas, aunque el funcionamiento del cerebro todavía guarda multitud de secretos. Hay algunos ejercicios más que curiosos. Por ejemplo, cambiar de mano para cepillarte los dientes, contrariando tu rutina y obligando a la estimulación del cerebro, es una técnica que puede ayudar a mejorar la concentración y hasta estimular la creatividad. Es un ejemplo de lo que se ha venido en llamar neuróbica, término acuñado por el ya fallecido neurobiólogo Lawrence Katz, y que describe ejercicios mentales diseñados para mantener el cerebro en forma.

La base de este tipo de ejercicios consiste en tratar de afrontar actividades mentales poco usuales, que no estén automatizadas ni se realicen de modo inconsciente, lo que estimula el crecimiento de nuevas dendritas y neuronas en el cerebro.

Publicidad

El pescado es una fuente muy rica de omega 3. El 35% del cerebro está compuesto por ácidos grasos, como el docosahexanoico (DHA), un ácido graso omega 3 que ayuda a las células nerviosas a comunicarse entre sí. Otro omega 3 llamado ácido eicopentaenoico (EPA) aumenta la sensibilidad del cerebro a la serotonina, la hormona que produce sensación de felicidad. Ambas sustancias se reducen con el paso de los años. Se pueden obtener a través de pescados como el atún o el salmón, o bien a través de suplementos en comprimidos.

El romero contiene ácido carnósico, que ha demostrado reducir el riesgo de infarto hasta un 40% en ratones, y protege contra enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Otras especias también tienen efectos positivos para el cerebro: la canela, el orégano, la cúrcuma, la albahaca, el tomillo o la salvia protegen el cerebro contra la inflamación, según el neurólogo Eric Braverman, de la Universidad de Weill Cornell (EE.UU.).

Publicidad

La correlación entre habilidades motoras y salud cerebral está probada científicamente. Haz una prueba: cierra los ojos y levanta un pie del suelo. Cuanto más tiempo puedas mantenerte de pie sin caer, mejor funciona tu cerebro. 28 segundos es una marca aceptable para hombres de entre 20 y 30 años; 23 segundos para aquellos de entre 31 y 40; y 15 segundos para hombres de entre 41 y 60 años.

Una buena manera de potenciar la capacidad de absorción de oxígeno por parte de la sangre es el entrenamiento a intervalos, que mejora un parámetro llamado VO2 max, la cantidad máxima de oxígeno (O2) que el organismo puede absorber, transportar y consumir por unidad de tiempo determinado.

Una buena manera de mejorar este índice es alternar sprints de 30 segundos con periodos de 90 segundos a ritmo relajado, repitiendo seis ciclos. Un par de entrenamientos a la semana de este tipo, combinados con dos sesiones de rutina cardiovascular normal, proporcionan resultados perceptibles.

Publicidad

En España, el proyecto Procesos de atención y memoria en la selección de idiomas en bilingües y traductores, coordinado por los profesores Teresa Bajo Molina y Pedro Macizo Soria, de la Universidad de Granada, ha demostrado que el bilingüismo es beneficioso porque “mejora las capacidades atencionales y entrena la memoria”, explica Bajo. Es decir, que saber dos idiomas tiene ventajas más allá de la evidente facilidad para comunicarse.

Publicidad
Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...