La obesidad se hereda de generación en generación

Y así lo ha demostrado un reciente estudio. No quieres que tus nietos hereden posibles problemas de salud, ¿verdad?
Martín Iraola -
La obesidad se hereda de generación en generación
La obesidad se hereda de generación en generación

Que la obesidad puede ser hereditaria se sospecha ya desde hace unos años. De hecho, en 2014 un estudio en el que participaron investigadores del Hospital Germans Trias i Pujol permitió entender porqué hay gente obesa y cómo afecta directamente la dieta de los progenitores. Ahora, una nueva investigación vuelve a apuntar en la misma dirección.

En esta ocasión, un equipo del Instituto Victor Chang de Sidney liderado por Catherine Suter ha demostrado en su estudio con ratones los efectos a largo plazo de la obesidad de los padres sobre las siguientes generaciones. Sus resultados, obtenidos apareando machos obesos con hembras delgadas. mostraron que tanto los hijos como los nietos de los ratones gordos tenían más probabilidades de desarrollar diabetes o hígado graso cuando tomaban comida basura.

Mejorar la vida

Según Suter, estos resultados podrían tener una aplicación a los enfoques de salud pública a corto plazo. “La salud de un niño se ha considerado desde hace tiempo responsabilidad de la madre desde el momento en que se queda embarazada. Sin embargo, se ha prestado poca atención al modo en que la salud del padre puede afectar a su niño no nacido. Ahora, hemos descubierto pruebas poderosas, en un modelo animal, de que la nutrición y la salud metabólica del padre puede influir en la de sus hijos e incluso en la de sus nietos”, explica Catherine Suter.  

Los investigadores reconocer desconocer el mecanismo que provoca los resultados observado, pero creen que la respuesta puede estar en el semen. Podría transmitir los efectos metabólicos de la obesidad a través de pequeñas piezas de ARN pegadas al esperma.

Diabetes de padres a hijos

La que ya es conocida como la epidemia del siglo XXI también puede estar relacionada con los malos hábitos alimenticios paternales. A principios de este año se hicieron públicos los resultados de un estudio realizado por el Instituto Experimental de Genética. Los científicos mostraron que padres con una dieta alta en grasa serían más propensos a tener hijos con obesidad y diabetes por factores epigenéticos que se transmiten a través de óvulos y espermatozoides.

Los especialistas creen que entre los factores que afectan los resultados futuros de la salud de los hijos están lo que la madre consume mientras está embarazada o lactando, qué moléculas están presentes en el semen del padre y la microbiota de cualquiera de los padres.

Grasa para ratones

Para el estudio, los investigadores alimentaron a ratones con una dieta ya fuera alta en grasa, baja en grasa o normal durante un periodo de seis semanas. Todos los animales eran idénticos de manera genética. Los roedores que tuvieron una alimentación alta en grasa desarrollaron obesidad e intolerancia a la glucosa

Los autores concluyen que los factores epigenéticos en gametos desempeñan un papel importante al transmitir el riesgo de obesidad y diabetes de padres a hijos.

“Este tipo de herencia epigenética de un desorden metabólico a causa de una dieta poco saludable puede ser otra causa importante del dramático incremento global en la prevalencia de diabetes desde la década de los 60”, puntualizó el profesor Martin Hrabe de Angelis, director del Instituto Experimental de Genética.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...