10 mitos sobre las bacterias

¿Creías que el baño era la zona de la casa con más bacterias? Desmentimos este y otras nueve leyendas urbanas
Men's Health -
10 mitos sobre las bacterias
10 mitos sobre las bacterias

Limpiar la casa es una de las cosas que, por lo general, despierta bastante pereza y apatía. Hay que reconocerlo, es una faena (por no llamarlo de otra forma). Aun así, hay que dejar la casa como los chorros del oro si no queremos vivir en una pocilga. Pero hay que hacerlo correcta y concienzudamente. Es por eso que hoy vamos a compartir un decálogo sobre falsos mitos sobre las bacterias llevado a cabo por Helpling, para que a partir de ahora prestes más atención a ciertos aspectos y te despreocupes de otros que las leyendas urbanas han mitificado.

1. Usar guantes no es más higiénico que lavar con las manos

Evidentemente, son una buena herramienta para llevar a cabo las labores del hogar. Pero hay que mantenerlos limpios, ya que si se quedan húmedos pueden acabar siendo poco higiénicos. Además, deberías cambiarlos con cierta regularidad, al menos una vez al mes para minimizar el crecimiento de bacterias. Lo mejor es dejarlos en remojo durante 10-15 minutos en agua caliente con dos cucharadas de vinagre y algo de detergente.

2. El baño no es la parte más sucia de la casa

Por increíble que parezca, es cierto. De hecho, la nevera o los paños de cocina pueden ser contenedores de más bacterias. ¡Y qué decir del teclado del ordenador! Puede tener 400 veces más gérmenes que el retrete del baño.

3. Más jabón no implica más poder de limpieza

Esto es como el pelo limpio para los piojos. Y es que el jabón y el detergente son grandes nutrientes para las bacterias. Si no te enjuagas bien las manos, los platos o la ropa, pueden crecer considerablemente.

4. No todas las bacterias son dañinas para el ser humano

Aunque resulte desagradable pensarlo por el mero hecho de que siempre que pensamos en bacterias nos imaginamos el típico germen de dibujos animados malvado, el ser humano requiere de bacterias para vivir. Piensa que tanto la piel como nuestros intestinos cuentan con mil millones de microorganismos. Tan sólo unos pocos son patógenos.

5. Las bacterias no mueren en el congelador

Pueden seguir vivas a temperaturas de -18º en el refrigerador. Eso sí, no pueden multiplicarse a esas temperaturas. Pero también debes saber que cuando los alimentos se descongelan, las bacterias vuelven a retomar su actividad. En ese sentido, el número de bacterias se duplica cada 20 minutos a una temperatura ambiente.

Publicidad

6. El lavavajillas no se limpia solo

El interior de un lavavajillas es para los hongos lo que para los humanos puede ser El Caribe, así que es recomendable echarle un repasito al menos una vez al mes. Para ello, puedes meter una taza con vinagre en el estante superior con lo demás vacío. Lleva a cabo un ciclo completo de lavado a una temperatura elevada.

7. Las monedas y los billetes no son un nido de bacterias

En el caso de las monedas, puede ser incluso lo contrario. Y es que varios estudios han apuntado que el cobre de las monedas puede incluso acabar con ellas. Por su parte, los billetes tampoco ofrecen las condiciones de vida adecuada para que puedan sobrevivir.

8. No uses la toalla de baño de forma repetida

Todo aquél tejido que se quede húmedo puede será el hogar (dulce hogar) de las bacterias. Ojo con esto.

9. El teflón rayado de las sartenes no es cancerígeno

Este elemento solo puede llegar a ser perjudicial para tu salud a temperaturas superiores a 260ºC, ya que es entonces cuando emite humos tóxicos. Pero tampoco necesitas semejante temperatura para freírte unas pechugas, ¿no?

10. Las tablas de cortar tampoco son un nido de bacterias

Si las limpias debidamente, no tendrás ningún problema. Además, las de madera pueden acabar con las bacterias al contener resinas o ácidos tánicos. Por su parte, en el caso de las tablas de plástico, simplemente lavándola a 60ºC acabarás con las bacterias.  

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...