¿Cómo interpretar el color de tu orina?

Los ojos pueden ser el reflejo del alma, pero la taza del wáter es el reflejo del cuerpo.
Martín Iraola -
¿Cómo interpretar el color de tu orina?
¿Cómo interpretar el color de tu orina?

Pues sí: uno puedo aprender mucho de sí mismo y de lo que ocurre en tus entrañas observando lo que te sale de dentro. De hecho, lo de echarle un ojo clínico la orina se ha convertido en un consejo muy popular. De lo que se trata es de obtener una tonalidad tipo limonada, síntoma de una correcta hidratación.

El problema, a parte del obvio (tener que mirar tu pis), es que el diagnóstico de la deshidratación basado en un simple examen visual no es tan preciso como una analítica, tal y como se ha descubierto en una investigación reciente publciada en el American Journal of Clinical Nutrition.
El estudio examinó las pruebas de hidratación de un grupo de adultos y descubrió que el color de la orina puede variar por demasiados factores, de modo que su hacer diagnóticos basados en la tonalidad resulta poco preciso.

El color amarillo de la orina proviene de un subproducto químico que se produce cuando los riñones realizan su tarea de procesamiento de residuos. A mayor deshidratación, más concentrada la orina y oscuro el color. Un tono amarillo pálido refleja un buen equilibrio entre el exceso y la escasa hidratación.

Ya ves: tu pis parece un arco iris. Y cada color tiene algo que decir.

Publicidad

Nada de alarmas. El color puede deberse a algo tan inocente como la dieta: alimentos como las remolachas, moras y en algunos casos ruibarbo tieñen de rojo la orina. De hecho, el pis rojo o rosado que sigue a un menú de remolacha es tan común que hasta tiene nombre:  betacianinuria.

Algunos de los compuestos responsables del color de estos alimentos son excretados en la orina incluso después de que los riñones hagan su procesamiento. La tonalidad suele aclararse pasado un día, pero si persiste puede ser un signo de un tumor en la vejiga o el riñón, ambos casos extremadamente raros pero, tal y como aseguran los médicos, infradiagnosticados.

Publicidad

Al igual que tu piel se volverá de color naranja si se comes muchas zanahorias, al pis le pasa lo mismo. El cambio de color se debe a una dosis excesiva de  beta-caroteno, que luego se excreta en la orina. Algunos compuestos químicos como la fenazopiridina y el anticoagulante warfarina también puede teñir la orina.

Si el color es más cercano al naranaja neónm podría indican que algo no va bien con tu hígado (especialmente si notas un tinte amarillo en el blanco de tus ojos).

Publicidad

Un vibrante amarillo fluorescente suele estar relacionado con el déficit de vitamina, especialmente B12, que produce tonos más llamativos. Pero no es nada de lo que precouparse. Regula tus hábitos alimenticios y listo.

Publicidad

El consumo de espárragos es especialmente engorroso en la parte baja: los olores ganan en intensidad y la orina se tiñe de un tono verdoso.

En algunos casos raros, sin embargo, la orina verde podría ser un signo de un tipo específico de infección del tracto urinario una llamada Proteus. La bacteria responsable también puede causar cálculos renales, por lo que si la orina continúa mostrándose verde y no has comido espárragos, es el momento de hacerse ver por un médico.

Publicidad

Las porfiria es un tipo raro de trastorno que implica típicamente sensibilidad a la luz. y en ocasiones puede conducir a la orina de color marrón debido a la forma en que los glóbulos rojos se descomponen en el cuerpo de las personas con esa enfermedad .Otros síntomas de la enfermedad además de orina de color marrón es dolor abdominal, erupciones cutáneas, o convulsiones. Pero insistimos; es una enfermedad extremadamente rara. 

Publicidad

La orina no tiene porque tomar tonalidades escandaolasas para indicar que una infección se te ha metido dentro. En el caso de padecerla, la orina en muchos casos tiende a estar más concentrata y de tono oscuro.

Si es de un blanco tirando a gris, más turbio, puede ser síntoma de piedras en el riñón. 

Publicidad

Sin duda el color más llamativo. Una condición genética rara llamada hipercalcemia, que consiste en tener demasiado calcio en los huesos, puede resultar en orina azul. Sí, es posible. Pero no muy probable. Muchos urólogos jamás tratarán un caso de hipercalcemia.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...