2 motivos más para no dejar la cerveza

En su justa medida, la birra puede tener nuevos beneficios para tu salud.
Alex Galera -
2 motivos más para no dejar la cerveza
2 motivos más para no dejar la cerveza

Ya sabes de sobras que la cerveza es la bebida isotónica más natural, porque además de hidratarte, tiene un gran efecto antioxidante gracias a su contenido en glucosa, lactosa, sales minerales, vitaminas, polifenoles y agua. Por otro lado, también sabes que este sabroso brebaje no sólo es el compañero perfecto en una tarde de colegueo, sino que además tiene unos usos tan curiosos como prácticos.

Pues bien, resulta que todavía tienes más motivos para seguir tomándote cañas. En primer lugar, porque beber de forma moderada no se traduce sistemáticamente en la temida barriga cervecera que logra calar en muchos hombres. Y es que un estudio llevado a cabo por la Academia Española de Nutrición junto al departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid asegura que contrariamente a lo que se piensa, la birra no es la responsable de esta oronda tripa.

De hecho, esta investigación recuerda que un vaso de 200 mililitros tan sólo contiene 84 kilocalorías, de tal modo que semejante consumo representa un porcentaje “muy bajo” respecto a la ingesta diaria recomendada de calorías, que en el caso masculino se sitúa en torno a las 2.500.

Es más, según los propios líderes de esta indagación, la catedrática Rosa M. Ortega y el presidente de la AEN, Lluís Serra Majem, la aparición de esta abundante panza responde más bien a unos hábitos alimentarios descontrolados, al sedentarismo, a los vicios insanos como el tabaquismo llevados al extremo e, incluso, a la estructura genética.  

Asimismo, este estudio indica que la cerveza tampoco tiene un efecto directo en la presión arterial, por lo que no se puede atribuir una relación entre el consumo moderado de alcohol y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, algo que ya habían afirmado otras tesis.

Previene el cáncer

Pero este no será el único motivo de alegría si eres un fanático de las rubias. Resulta que The Economist publicó en el mes de abril los resultados de otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Oporto que aseguraba que la birra podría reducir significativamente las posibilidades de padecer cáncer por comer carne roja, una impactante noticia que emitió la Organización Mundial de la Salud a finales del mes de octubre y que fue analizada por Anabel Fernández, nuestra experta en nutrición.

Para ello, lo que deberías hace es introducir la cerveza en el proceso de la elaboración de la carne a la parrilla, tal y como señalaba el medio de comunicación británico, puesto el hecho de remojar la carne en la cerveza reducía el número de nanogramos de Hidrocarbonos Aromáticos Policíclicos (HAP). Y en el fondo no es una idea nada descabellada, sobre todo porque son varios los platos que son cocinados con este suculento elixir. 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...