Ver la televisión incrementa tu riesgo de muerte en un 15 por ciento

Después de leer esto te entrarán ganas de ir al gimnasio a la hora de tu telenovela favorita.
Sebas Coll -
Ver la televisión incrementa tu riesgo de muerte en un 15 por ciento
Ver la televisión incrementa tu riesgo de muerte en un 15 por ciento

Tus programas favoritos de televisión pueden hacerte reír, llorar e incluso gritar. ¡Y si ves la tele demasiado a menudo, incluso también te pueden matar! Eso cuenta un estudio que publica la revista American Journal of Preventive Medicine. En un análisis realizado a lo largo de 14 años, se ha llegado a la conclusión que la gente que ve de tres a cuatro horas al día de televisión tiene un 15% más de probabilidades de morir que aquella que la ha visto poco o casi nunca.

No hay necesidad de debatirlo, esta muy clarito, la inactividad durante largos períodos no es saludable. Por ejemplo, por cada dos horas de televisión al día, el porcentaje de riesgo de muerte aumenta: diabetes (56%), suicidio (43%), Parkinson (35%), enfermedades hepáticas (33%),  enfisema (28%), gripe y neumonía (24%), el con enfermedades cardíacas (23%) y cáncer (7%).

(No estamos muy seguros de lo que hay detrás de la conexión con el suicidio, pero es casi seguro que tiene algo que ver con algunos programas sospechosos de telebasura...)

La conclusión es simple: corta de raíz el número de horas que pasas conectado a tu televisor y empieza a moverte. Tu cuerpo no sólo se verá mejor, sino que también se sentirá mejor. La investigaciones han demostrado que las sesiones cortas de actividad física pueden aumentar la felicidad y la emoción al igual que tu programa de televisión favorito.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...