20 consejos para ser más feliz

Sólo el 59% de los españoles se declara feliz. Y tú, ¿en qué bando estás?
Julia Sales -
20 consejos para ser más feliz
20 consejos para ser más feliz

Imagina que la industria farmacéutica pudise patentar una píldora de la felicidad. Las estanterías de las farmacias se llenarían de botellas con caras sonrientes y habría listas de espera para conseguir el mágico fármaco. Y no sólo se trataría de un medicamento para el espíritu. Investigaciones científicas han demostrado que la felicidad mantiene las infecciones a raya, refuerza la memoria, reduce el dolor y previene enfermedades cardiovasculares.

¿Sus efectos secundarios? Ninguno, excepto un leve dolor de mandíbula (de tanto sonreír). Pero si no está disponible en farmacias, ¿dónde podrás encontrar un suplemento de felicidad? Vamos a fabricarlo. Tenemos una fórmula magistral: ¿Quieres ser el primer conejito de indias de la felicidad?

1. Sigue la dieta mediterránea

Es un bálsamo para corazón y mente. En un estudio publicado en Nutrition, los que siguieron una dieta mediterránea durante 10 días afirmaron sentirse más alegres que el grupo de control. El mérito lo tienen el magnesio de los frutos secos, que mejora el estado de ánimo.

2. El dinero no da la felicidad

No hay nada malo en intentar conseguir un aumento, a menos que quieras ser feliz. Según un estudio del departamento de Economía la Universidad de Southern California (EE.UU.), cuando la gente gana más dinero tiende a acostumbrarse y no sienten satisfacción. Persigue otro objetivo como, por ejemplo, la posibilidad de trabajar desde casa. Los que pueden trabajar de este modo son más felices, según una investigación realizada en la Universidad de Stanford (EE.UU.).

 

Publicidad

3. Búscate amigos de verdad

En un estudio de la revista Emotion, las personas que realizaron distintas actividades para aumentar su felicidad apuntaron que la más reconfortante fue quedar con amigos. No te conformes con una llamada ni con un Whatsapp, busca un hueco para el cara a cara.

4. Tu vida sobre pedales

En un estudio dirigido por la Universidad de Stanford (EE.UU.), las personas que pedalearon a 50 rpm durante 15 minutos mejoraron su estado de ánimo un 19%. Podría deberse a que cuando te dejas la piel se activan el sistema endocannabinoide, que mejora el estado de ánimo, y el factor neurotrófico, que acelera la actividad neuronal y protege el cerebro.

5. No marques las horas

Sólo vale la pena estresarse por las fechas límite del trabajo. Un estudio de 2014 publicado en Journal of Personality and Social Psychology concluyó que los trabajadores que establecen en sus asignaciones límites de tiempo arbitrarios (“puedo acabar esto en menos de dos horas”) eran menos felices que las personas que no lo hacían (“voy a trabajar en este proyecto hasta que quede bien”). Vivir pendiente del reloj puede socavar tu creatividad y tu capacidad para apreciar los buenos momentos.

Publicidad

6. Sé agradecido, sé feliz

Es más fácil definir tus perspectivas con las herramientas adecuadas. En este caso, nos referimos al lápiz y al papel. En un estudio publicado en la revista científica Emotion, las personas que escribían una carta de agradecimiento a la semana aumentaron mucho más su nivel de felicidad y bienestar que aquellos que se limitaron a anotar sus actividades recientes. Lo mejor de todo: en realidad, no tienes que enviar tus notas para sentir el subidón. Puedes agradecérnoslo después.

7. ¡Alégrate, hombre!

¿Te sientes desgraciado por las mañanas? Con frecuencia, las personas se vuelven gruñonas cuando su ciclo de sueño es desastroso. El mejor modo es seguir el horario solar, el de toda la vida: acostarte pronto y levantarte temprano. Toma el desayuno al lado de la ventana para recibir la luz que te permitirá empezar bien el día.

8. Toma nota de los detalles

La próxima vez que salgas a dar un paseo, toma nota de las vistas, los sonidos y los aromas agradables. Sí, esa mujer practicando running cuenta como vista agradable. Ahora, disfrútalos. Los sentimientos positivos a corto plazo pueden mejorar tus perspectivas y tu forma de ver el mundo.

 

Publicidad

9. Mueve tus caderas

Echarse un baile puede acabar con tu mal humor, según investigadores británicos. Las personas que bailaron durante cinco minutos se sintieron un 16% más felices que al comienzo del experimento. La combinación de música y movimiento favorece la liberación de endorfinas. ¿Lo tienes complicado? Los participantes del estudio también se sintieron mejor tras escuchar una canción animada.

10. Un fructífero tentempié

Una investigación realizada en el Reino Unido concluyó que las personas que tomaron plátanos, manzanas o clementinas durante 10 días redujeron su nivel de ansiedad un 32% en comparación con las personas que dieron buena cuenta del chocolate. Estos alimentos son ricos en vitamina C, un nutriente con propiedades que mejoran el estado de ánimo.

11. Sácate un selfie mental

Visualízate consiguiendo tus objetivos más preciados. ¿Te gusta la sensación? Anótala. Esta técnica se denomina “ejercicio de tu mejor yo posible”. Te sirve de inspiración para trabajar más duro en lo que sea que estés haciendo y consigue que te sientas más optimista.

12. Viaja con la mente

Sal y pasea por un entorno natural. Verás las cosas de otra manera. Si no puedes escaparte, hazte con un pedazo de naturaleza en tu día a día; las personas que decoran con plantas la oficina ven con mejores ojos su lugar de trabajo, según un grupo de investigadores del Reino Unido.

Publicidad

13. Descongestiona el tráfico

Una investigación canadiense concluyó que los que conducen mucho para llegar a su trabajo están menos satisfechos que aquellas que hacen un trayecto corto. El estrés del tráfico hace mella en la felicidad. Hasta que cambies de domicilio o de lugar de trabajo, pulsa “recalcular ruta” en tu GPS. Si eliges una opción que te lleva por carreteras menos congestionadas, tu viaje será más liviano, aunque suponga despertarse un poquito antes. Y si no, opta por el transporte público y relájate durante el trayecto.

14. Disruta de pequeñas emociones

Añadir variedad a tu rutina ayuda a combatir la “adaptación hedónica”, que aparece cuando el subidón inicial de un momento memorable grande o pequeño se desvanece, según un estudio de la Universidad de Missouri (EE.UU.). Algo tan sencillo como una nueva rutina de entrenamien- to, una vez a la semana, podría ser suficiente para impedir que tu vida sea demasiado previsible.

15. Regala algo de pasta

Ser generoso hace feliz, sobre todo si tienes algún tipo de relación con la entidad o la persona a la que ayudas, según un estudio publicado en Journal of Positive Psychology. El hecho de saber dónde y cómo se va a utilizar un donativo es más satisfactorio.

16. Respira hondo

Siéntate a esperar que tu estado de ánimo mejore. Diez minutos de respiración consciente pueden reducir los pensamientos negativos de manera más significativa que si dejas vagar libremente tu mente, según un estudio publicado en Journal of Research in Personality.  Para distraer la atención de pensamientos pesimistas y centrarte en el presente, cierra los ojos y toma nota de lo que sientes en cada inspiración y expiración.

Publicidad

17. Comparaciones odiosas

¡Que les den a los de al lado y a cualquier otro con quien te estés comparando! Las personas que son relativamente felices no suelen compararse con los demás. Cada vez que te descubras preocupándote por si la casa de tus vecinos es mejor o si tu colega gana más dinero, intenta distraerte. Mira tu programa favorito de la tele para aplacar ese sentimiento de envidia antes de que te dé el bajón. Y compite siempre contra ti mismo.

18. Destierra el mal humor

No hay nada que pueda acabar con la alegría de un día lleno de una larga lista de tareas. Así que tómatela como una lista de lo que quieres conseguir. Reestructurar las obligaciones hasta convertirlas en tareas que pueden beneficiarte servirá para que te sientas más feliz y más realizado una vez que las termines. Así que, en vez de anotar “acabar informe”, escribe “acabar informe para que pueda tomarme un día libre la próxima semana”.

19. Una sonrisa, por favor

No importa si no hay ninguna razón para sonreír. Hazlo de todos modos. Un estudio de la Universidad de Kansas (EE.UU.) concluyó que cuando las personas sonrieron ante un test difícil, afirmaron sentirse más optimistas al acabar que aquellos que mantuvieron una expresión neutral o, incluso, un poco crispada. Nota: sonreír sin razón aparente puede hacerte parecer un tanto desequilibrado, así que utiliza esta estrategia con sumo cuidado.

20. Inventa finales felices

Ya sabes que el sexo es el antidepresivo por excelencia. Pero, ¿cuál es la dosis mínima para conseguir el efecto? Un grupo de investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.) concluyeron que las personas que afirmaron que practicaban sexo al menos una vez a la semana tenían un 44% más de probabilidades de experimentar niveles de felicidad más elevados que aquellos que no habían tenido ninguna suerte durante todo el año pasado. (“Cariño, ¡es la hora de mi medicina!”).

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...