5 mentiras que debes decir en el trabajo

Estas mentiras inocentes pueden ayudarte a tirar adelante profesionalmente... O directamente ascender.
Sergio Collado -
5 mentiras que debes decir en el trabajo
5 mentiras que debes decir en el trabajo

El engaño no suele ser una buena jugada a nivel profesional. Sin embargo, este movimiento a veces puede impulsar tu carrera hacia arriba. Cuénta estas cinco mentiras en el trabajo y estarás un paso más cerca de la oficina de tu jefe.

Te ofrecen un proyecto gigantesco para el que no estás realmente listo

Mentira 1

"Yo puedo manejar eso."

La verdad: estás abrumado, pero te darás cuenta de que tienes las capacidades. "Sosegadamente pide detalles sobre los horarios, la dotación de personal y las expectativas, esto tranquilizará a tu jefe, y ti mismo", comenta Patrick Lencioni, autor de The Advantage.

Tu empresa se va a pique y tú dudas que tenga futuro

Mentira 2

"¡Con vuestra ayuda podemos cambiar las cosas!"

La verdad: un líder debe proyectar optimismo incluso cuando su confianza es vacilante. " Has de ser el hombre que mantiene a su personal a bordo y productivo, dice Dan McCarthy, experto en desarrollo ejecutivo en la Universidad de New Hampshire.

Un entrevistador te pregunta qué tan malo fue tu ex jefe.

Mentira 3

"Aprendí mucho de él."

La verdad: la negatividad no añade nada, y a nadie le gusta un murmurador vengativo. Habla de uno de los retos y lo que aprendiste. "Tu moderación y tu capacidad para aprender te harán ganarte el respeto", apunta Brian de Haaff, fundador y CEO de la compañía de software Aha!

Estás negociando tu salario en una nueva empresa.

Mentira 4

"Necesito ganar 80.000 € al año."

La verdad: por supuesto que debes empezar alto. Es sólo una forma de comenzar a negociar. Si lo consigues, genial. Si se resisten, pregunta cuánto hay presupuestado para el papel.Sonarás directo y mostrarás que estás seguro, afirma Joel Comm, autor de Twitter Power 3.0.

Te sientes frustrado por tu trabajo.

Mentira 5

"Estoy muy entusiasmado con mi trabajo."

La verdad: finge interés y luego encuentra una manera de interesarte por él. Una mala actitud puede infectar al personal y, además, demuestra falta de respeto. "Pregúntales a tus colegas lo que les gusta de su trabajo y trata de ver lo que es lo que tú no acabas de ver", asevera Lencioni.

 

Estamos seguros de que si este artículo te ha gustado, también te puede interesar: "Cómo ascender (sin convertirte en un trepa)".

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...