Así es cómo entrena la gente (y cuál es la mejor manera)

A la hora de entrenar, lo tenéis claro: lo mejor es en solitario.
Guillermo Alvarado -
Así es cómo entrena la gente (y cuál es la mejor manera)
Así es cómo entrena la gente (y cuál es la mejor manera)

Y es que el 49% de los lectores de Men’s Health prefieren hacerlo a su rollo; mientras que un 27% se decantan por trabajar en compañía. Por último, un 15% aseguran preferir trabajar con un entrenador personal.

Como si esto fuera un artículo de análisis político post Trump, nos preguntamos lo siguiente: ¿lo que vota la mayoría es la decisión correcta?

A continuación analizamos las ventajas y desventajas de los métodos elegidos.

A tu rollo

Entrenar en solitario puede ser el método perfecto, pero sólo si cumples ciertos requisitos. Por ejemplo, si vas sobrado de fuerza de voluntad. Si eres de los que no necesita un empujón extra de motivación, entrenar a tu rollo es perfectos. ¿La razón? Que te permite adaptar el trabajo a las circunstancias personales de cada uno. Además, de ejercicios, introducción de progresiones, etc… son mucho más sencillas si vas solo que si tienes que consensuarlo con el compañero. En rara ocasión dos personas juntas requieren los mismos cambios en el entrenamiento que resulten óptimos para obtener los mejores resultados.

Acompañado

El entrenamiento acompañado sirve para aquellas personas que requieren una compañía para conseguir la motivación necesaria que le lleve a entrenar. También hay casos que contar con un compañero, y la motivación que esta compañía en ocasiones aporta, ayuda a rendir un poco más. Respecto a la seguridad, un compañero que sepa lo que hace puede controlar desde fuera la correcta técnica de los ejercicios y ayudarnos en ejercicios con barra o mancuernas. 

Con entrenador personal

El entrenamiento personal es una profesión cada vez más demandada. Podemos decir que no se trata de una moda y que, por tanto, viene para quedarse debido a que su éxito responde a un razonamiento lógico y no tanto a un impulso emocional. Contar con un entrenador es la opción más inteligente en caso de que tu objetivo sea obtener unos resultados concretos de la manera más rápida y segura posible.

Un entrenador personal no solo planifica el entrenamiento, sino que controla variables tan determinantes como el control de la ejecución del entrenamiento y la introducción de las progresiones.

Estas dos últimas variables determinan, casi en mayor medida que la planificación, la optimización de los resultados y es algo que solo se puede conseguir con un entrenador capacitado. Sólo podemos imaginar actividades deportivas donde no sea fundamental el entrenador personal, aquellas donde el objetivo no son los resultados sino pasar un buen rato.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...