Siete estrategias para ser un superhéroe

No hace falta que lleves capucha ni capa roja. Así podrás ser un 'Superman' en situaciones reales.
Jorge Arilla -
Siete estrategias para ser un superhéroe
Siete estrategias para ser un superhéroe

1. Un comensal se atraganta

Has preparado una cena perfecta y... uno de los comensales se atraganta.

Sé un héroe

Actúa antes de que se asfixie. Ábrele la boca, presiona sus mejillas contra sus dientes para que no te muerda mientras introduces el dedo en su boca y extraes lo que se haya atascado. Si no funciona, lleva a cabo la maniobra de Heimlich:

1) De pie, detrás de él, rodéale con tus brazos.
2) Con el puño, presiona sobre su estómago, bajo el esternón.
3) Coloca tu otra mano sobre el puño y repite dos o tres veces, hacia el inte-rior y hacia arriba. Si esto no funcionara, entonces tendrás que proceder a hacer el boca a boca para que el aire llegue a los pulmones. Llama a una ambulancia y sigue todas las recomendaciones que te den hasta que llegue la ayuda esperada.

Publicidad

2. Impide un robo

Un desgraciado le quita el móvil a una señora y echa a correr. La mujer grita y todo el mundo mira inmóvil. ¿Deberías perseguirle?

Sé un héroe

¡Ve tras él! Muchas veces, al ser perseguidos, los cacos sueltan lo que han sustraído para que el que le sigue se pare a recogerlo. Grita que es un ladrón, para presionar más. Pero no te enfrentes a él, pues podría ir armado y tú resultar herido. Y tampoco vayas detrás si se mete en un callejón poco transitado o ves que hay alguien esperándolo. Una cosa es ser un héroe y otra un suicida. Además, intenta fijarte en detalles que después serán de gran utilidad: aspecto físico, medidas, cicatrices, tipo de vestuario… Después podrás informar a la policía para que le arresten.

Publicidad

3. Salva a tu suegro de un infarto

Tu novia te presenta a su familia y, cuando su padre se entera de que eres seguidor del Barça, se lleva las manos al pecho. ¿Le está dando un infarto?

Sé un héroe

Un dolor intenso  detrás del esternón es un síntoma de infarto. Si se ha desmayado, túmbale en posición de recuperación y tómale el pulso. Llama a una ambulancia. Eso es lo más importante y debes hacerlo rápido. Si no hay pulso, has de empezar con la RCP inmediatamente. El punto sobre el que presionar para el masaje cardiaco es el centro del pecho. Mantén una frecuencia de 100 repeticiones por minutos. Cada 30 compresiones, realiza 2 ventilaciones boca a boca. Cada 1-2 minutos, comprueba el pulso y no pares hasta que llegue la ambulancia.

Publicidad

4. Rescata a un gato de un árbol

Tu anciana vecina se presenta ante ti con los ojos llorosos y apunta con su andador hacia el roble de enfrente. Oyes un maullido penitente. ¿Puedes salvar al minino?

Sé un héroe

Espera un segundo. ¿Alguna vez has visto un gato muerto en un árbol? El 99% de las veces, el gato descenderá del árbol él solito, por la cuenta que le trae. Así que antes de empezar a trepar, intenta engatusarle con algo de comida para que baje. Si el animal está atrapado por algo,  tendrás que ponerte en acción. Pero tranquilo: tu heroicidad consistirá en llamar a los bomberos, que son los que saben qué hacer en un caso como éste y en tranquilizar a la abuelita y decirle que en breve su gatito ronroneará en su regazo.

Publicidad

5. Frustra un suiciido

Un colega deprimido está en el tejado de la oficina, mirando hacia las profundidades. ¿Saltará o podrás hacerle cambiar de opinión?

Sé un héroe

Tu mayor prioridad en este momento es conseguir que se calme (suponiendo que ese compañero de trabajo no sea alguien que te amargue la vida, claro). Conversar debería ayudarle a tranquilizarse un poco, disminuyendo la probabilidad de un acto irracional. Pero evita comentarios vacíos como “oye tío, no es tan grave, estarás bien...”. Lo único que se consigue con eso es mostrar que no comprendes su situación y hacer que se sienta más aislado. Mejor pregúntale qué puedes hacer para ayudar. Si te dice que te marches (o algo parecido), vete y llama a la policía, que es la que sabe cómo lidiar en estos casos. Pero si ves que se pone agresivo, no insistas. 

Publicidad

6. Rescate en un edificio en llamas

¿Están preparando carne a la brasa o la casa del vecino se incendia? Esto es lo que has de saber antes de atravesar las llamas.

Sé un héroe

Pongamos que estás en el edificio y quieres ayudar a los que están contigo a salir del trance. Tápate boca y nariz con un trapo de agua y haz lo mismo con los que están a tu lado. No uses los ascensores (el fuego podría dañar los cables y dejaros atrapados dentro). Y no se te ocurra ir abriendo puertas. Podría haber fuego al otro lado y la entrada de oxígeno fresco causaría una explosión. Gatea por el suelo. El monóxido de carbono es tóxico y asciende, así que mantente lo más abajo posible. Si no consigues orientarte, cíñete a seguir la pared de tu lado derecho para salir.

Publicidad

7. Una mujer se pone de parto y no hay tiempo de llegar al hospital

Primer paso: pregúntale si ha roto aguas. Si no lo ha hecho, aún tienes tiempo de esperar a la ambulancia. Si ha roto aguas, pregúntale si ha dado a luz antes. Si es su primera vez, habrá tiempo de que llegue al hospital, pues los primeros partos son más largos. ¿No es su primer parto? Entonces hay que actuar. Pídele que se siente, que inspire y espire de manera rápida, como aprendió en las clases de preparto. Cuando las contracciones sucedan cada menos de un minuto, empezará el nacimiento. Deja que se acueste, ponle un cojín o una chaqueta debajo y asegúrate de que respira jadeando. Luego deja que la naturaleza siga su curso. Cuando el niño venga al mundo, comprueba que respira. Si no lo hace, sostenlo del revés por las piernas y dale golpecitos en la espalda. Acaricia suavemente su nariz en sentido descendente para que expulse los restos de fluido. No le cortes el cordón umbilical (mejor que lo hagan los profesionales). Coloca al bebé su madre para que esté calentito y ve a tomarte una copa. Te la has ganado.

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...