Con el agua al cuello: la amenaza de morir ahogado

El número de víctimas mortales en el agua supone casi la mitad de los fallecidos en accidentes de carretera.
Martín Iraola -
Con el agua al cuello: la amenaza de morir ahogado
Con el agua al cuello: la amenaza de morir ahogado

Los números dan algo de miedo: el pasado año fallecieron ahogadas en espacios acuáticos ni más ni menos que un total de 414 personas en España; y otras 23 fallecieron como consecuencia de accidentes ocurridos en el mismo ámbito, según el Informe Nacional de Ahogamientos, que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Ir a más

La situación en verano en nuestras cosas es tan peliaguda que incluso las autoridades se ven empujadas a realizar compañas de concienciación en los meses de  verano.

De hecho si echamos la vista atrás podemos comprobar que los ahogamientos en playas, piscinas y ríos del país ya se habían incrementado notablemente en 2014 y alertaban sobre el peligro que supone «perderle el respeto al agua». Pero la recomendación no surtió efecto. Todo lo contrario: las muertes de bañistas se dispararon en le período estival  llegando a registrar más muertes que en el mismo periodo del año pasado

Las causas

Pese a que algunas muertes llegan provocadas por la fatalidad, los expertos alertan de que  la inmensa mayoría de los accidentes suceden por la imprudencia de las víctimas. Baños en solitario, en zonas peligrosas o en horas a las que no hay socorristas al tanto, saltos en lugares de baja profundidad o con fondos desconocidos, carreras por el borde de la piscina, chapuzones bruscos en momentos de altas temperaturas que provocan un ‘shock’ al cuerpo, no respetar las horas de digestión... y perder de vista a los más pequeños. En julio de 2015 fallecieron 10 niños menores de 10 años y todos se ahogaron en piscinas privadas.

Corrientes de resaca

La "causa más probable" de que se produzcan ahogamientos en las playas españolas son las 'corrientes de resaca', un fenómeno natural poco conocido por los bañistas, según el Grupo de Investigación de Turismo, Ocio y Medio Marino de la Cátedra de la Mar de la Universidad Camilo José Cela (UCJC).

Según ha informado la institución educativa, las 'corrientes de resaca' o corrientes de retorno –que no son lo mismo que las 'resacas'–, se forman cuando el agua que llega a la playa vuelve mar adentro en zonas específicas y se forman cuando se abren bancos de arena paralelos a la playa. Como consecuencia del proceso, estos bancos paralelos, que contenían el agua agolpada contra la orilla, ceden por erosión originando corrientes de resaca que arrastran mar adentro a los bañistas.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...