Domina a tu jefe con la mente

Con sutileza y ciertos trucos puedes conseguir lo que quieras de tu superior en el trabajo.
Martín Iraola -
Domina a tu jefe con la mente
Domina a tu jefe con la mente

Vale, digamos que quieres cambiar las cosas en tu trabajo. Y que tus objetivos son de lo más ambicioso: evitar esos marrones que siempre parecen caerte encima y conseguir que te suban el sueldo. En otras palabras: que tu oficina sea el paraíso.

Los pasos que tienes que dar

El plan tiene dos fases. Una: ignora el comportamiento que estás intentando erradicar. Dos: recompensa la conducta más tranquila que le sigue. ¿Qué no lo entiendes? Te lo ponemos más claro.    

Tienes que parecer ocupado. Siempre. Que de la impresión de que eres la persona con más trabajo de la oficina. Ten una carpeta abierta con los nuevos proyectos a la que puedas recurrir en cualquier momento. Camina deprisa, como si llegaras tarde a una reunión. Y sí, ya sabemos que es complicado pero procura ser feliz mientras trabajas. Este artículo te puede venir de perlas.

Tus dominios

Identifica las áreas por las que tu jefe muestra menos entusiasmo o en las que tiene menos talento natural (léase facturación, formación de personal, organización de la cena de Navidad) y proponle insistentemente que puedes ayudarlo. No tardará mucho en reconocer y respetar tu posición y tu valor en la jerarquía.

Tu lema es: paciencia y planificación. Anota cuando tu jefe está de buen rollo en el trabajo. Busca patrones de actitud positiva (podrían ir desde el día antes de cobrar hasta el lunes después de que su equipo de fútbol haya ganado) y despliega tus poderes de convicción cuando tengan más posibilidades de prosperar.

Las razones del éxito

Piensa que la gente se alimenta de reacciones. Vamos, que igual que les sucede a los perros, dejan de ladrar cuando se dan cuenta de que no sirve de nada.

Puede parecer una locura, pero se han encontrado similitudes entre la estrategia de oficina y los trucos empleados para educar a animales. Puede que un animal sea dominante mientras caza y que otro lo sea mientras defiende sus recursos. De modo que tienes que destacar en las áreas más flojas del Animal Alfa y esperar que tu influencia vaya aumentando.

Y tampoco te pases matándote a trabajar. Descansa. Pero descansa bien, haz breaks con cabeza.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...