Los 6 pasos para llegar a jefe en tu trabajo

Descubre si existe alguna posibilidad de que en un futuro no muy lejano puedas poner los pies sobre la mesa mientras hablas por teléfono.
Sergio Collado -
Los 6 pasos para llegar a jefe en tu trabajo
Los 6 pasos para llegar a jefe en tu trabajo

Comprueba cada uno de estos puntos, en el orden que aparecen, si ya los cumples sigue adelante, sino mira qué falla y sigue los consejos que te damos. Cada nuevo día es una oportunidad para mejorar y acercarte a tus objetivos profesionales.

1. Fiabilidad

Para asumir más responsabilidades, debes demostrar que puedes cumplir con lo que ya te han asignado. Sea cual sea la tarea, hazla bien y respeta la fecha de entrega. Prometes  entregar un proyecto el viernes: ¿lo cumples?

Si no es así: Mejora tu lista de tareas pendientes

Haz una lista con todos tus proyectos y anota dos cosas para cada uno: la fecha de entrega y la siguiente acción concreta (“Enviar un email a Miguel de marketing”). Cada vez que marques algo como hecho, añade el siguiente punto a la lista. Además, revisa tu calendario todos los viernes: anota tus prioridades y asegúrate de no olvidar nada que sea importante.

2. Visibilidad

Los empleadores prefieren candidatos con los que puedan identificarse. Cuando surja una vacante, tienen que pensar primero en ti. ¿Tu jefe te reconoce en el ascensor?

Si no es así: Empieza con una charla intrascendente

Si coincides con el vicepresidente en el ascensor o en la sala de descanso, pregúntale por alguno de sus proyectos o presentaciones. O averigua si tenéis algún interés en común y sácalo a colación: “¿Eres fan del Barça? Este año seguro que ganamos la liga otra vez”.

3. Autoconocimiento

Para mejorar tienes que saber en qué fallas. Ascender significa rodearte de personas cuyos puntos fuertes compensen tus puntos débiles. ¿Conoces tus puntos débiles?

Si no es así: Analiza tu rendimiento

Pide a tu jefe (o a un compañero en quien confíes) que identifique tus tres mayores puntos fuertes y puntos débiles, y que te sugiera formas de mejorar. Al cabo de seis meses, valora tus progresos.

4. Visión

Una planificación estratégica de tu tiempo y tus energías te preparará para gestionar otros recursos en el futuro (como un equipo de personas y un presupuesto). ¿Planificas todos los pasos antes de comenzar un proyecto?

Si no es así: Márcate objetivos significativos

Pregunta a tu jefe cuáles son los objetivos del departamento y básate en ellos para marcarte de tres a cinco metas concretas. Si estás perdiendo el tiempo en tareas superfluas, abandónalas y céntrate.

5. Liderazgo

Tienes que demostrar que posees la capacidad de gestionar y delegar el trabajo, de forma que tus subordinados estén siempre motivados. Si ellos no cumplen, serás tú quien se la cargue. ¿Eres un ejemplo para las personas que trabajan contigo?

Si no es así: Dirige un equipo fuera del trabajo

Haz de maestro o de entrenador en tu tiempo libre y aprovecha la oportunidad para desarrollar tus habilidades de comunicación y tu empatía. Te volverás más paciente y aprenderás formas creativas de orientar a los demás en la oficina.

6. Éxito

Si has llegado hasta aquí, es que estás preparado para ocupar un puesto importante. Pero no cantes victoria todavía: primero tienes que obtener resultados. Da instrucciones claras a los miembros de tu equipo, averigua qué necesita de ti cada uno de ellos y asegúrate de que todo el mundo tiene los recursos necesarios para cumplir tus expectativas.

Si es así: ¡Enhorabuena!

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...