La mejor forma de pelar un plátano y otros trucos domésticos

Con estas sencillas indicaciones ganarás en calidad de vida.
Xan Pita -
La mejor forma de pelar un plátano y otros trucos domésticos
La mejor forma de pelar un plátano y otros trucos domésticos

El hecho de que hayas estado haciendo algo de la misma forma toda tu vida  no implica que ésa sea la mejor manera. Algo especialmente cierto en la cocina.

Y es que la mayoría de nosotros sigue estas clásicas técnicas de preparación y almacenamiento de comida. Y la mayoría de nosotros estamos equivocados.

1. Mantener las hierbas frescas y aromáticas

Si estás guardando las hierbas aromáticas como la albahaca, el perejil y el cilantro en la bolsa de plástico del envase original, estás condenándolas a que pierdan frescura, aroma. Y a que se pudran.

En su lugar, lava las hierbas en una centrifugadora para ensaladas, luego colócalas en una toalla y elimina la humedad adicional. A la hora de almacenarlas, hazlo en un frasco de vidrio que contenga en la parte inferior un dedo de agua, igual que un ramo de flores.

Por cierto, la albahaca se debería mantener fuera de la nevera. Las otras hierbas llevan mejor lo de estar en el interior del frigo, pero si quieres subir nota cúbrelas holgadamente con una bolsa de plástico.

2. Almacenamiento de conservas

Al abrir una bote de judías es inevitable que algunas se queden adheridas en la parte inferior, mete una cuchara en el interior para rescatarlas. La operación se salda con tu mano pringada de una sustancia viscosa.

La solución: guarda los envases boca abajo. Los contenidos se asentarán sobre la tapa, de modo que al abrir el frasco, el contenido se deslizará graciosamente hacia delante.

3. Pelar plátanos

A veces, cuando pelas un plátano desde la parte superior, la fruta se pone tozuda y se niega a facilitarte el paso. Y como la pela no termina de ceder al apretón de tu mano, cuando por fin la abres te encuentras con un plátano machacado y prematuramente maduro.

Piensa en esto: los monos pelan los plátanos desde la parte inferior. Y dado que ellos son los expertos en el tema, ¿no deberíamos seguir su ejemplo?

Sólo tienes que girar el plátano y abrirlo al revés: pellizcando en el extremo hasta que la cáscara se divida.

4. Pelar patatas

Si no eres un gran experto en el arte del pelar, es probable que estés dejando más patata de la necesaria con la piel, así que mejor que hagas lo siguiente:

Lava las patatas como de costumbre, y luego haz una hendidura con el cuchillo a lo largo de toda su superfice, más o menos por el medio. Hiérvelas hasta que estén casi hechas (pero no tanto como para que comiencen a desmoronarse). Lávalas como de costumbre, y con el cuchillo haz una hendidura a lo largo de toda la mitad de la patata. Enjuágalas en agua fría, y tira de la piel con los dedos. Devuélvelas al agua caliente para terminarlas de cocinar.

Puedes ver todo el proceso en acción en este video de YouTube realizado por Dave Hax.

5. Limpiar el microondas

Seguro que prefieres que te hagan una colonoscopia antes que ponerte a fregar el microondas. Pero fregar a fondo, se entiende, trabajándote la parte interior.

Durante un minuto deja en el microondas una esponja empapada en jabón. La humedad que se evapora aflojará cualquier resto incrustado en la superficie. Además, el calor acabará con los gérmenes que acechan en la esponja.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...