7 trucos para conseguir el mejor asiento en el avión

¿Quieres el mejor asiento? Pues puede ser tuyo sin esfuerzo ni sufrimiento. Siempre que leas estos consejos.
Xan Pita -
7 trucos para conseguir el mejor asiento en el avión
7 trucos para conseguir el mejor asiento en el avión

Poco espacio para las piernas, ruido de los motores, un desfile continuo de gente pasando al baño, turbulencias… Son muchas las cosas que pueden perturbarte durante el vuelo y quizá puedas evitarlas si sigues estos trucos para conseguir el mejor asiento en el avión confeccionados por los expertos de Skyscanner.es.

1. ¿Qué es lo que quieres?

Quizá seas de los que siempre van con prisa y prefieren las filas delanteras del aparato con la esperanza de desembarcar antes. O no puedas dormir sin apoyarte en la ventanilla y evites el pasillo o el asiento central. Pero el pasillo te permite estirar una pierna de vez en cuando y además puedes salir al baño, sin molestar a nadie, cuando quieras. Las variables son muchas y elegir cuál es para ti la mejor ubicación en el avión es lo primero que debes hacer.

2. Conoce el lugar en el que te sentarás

Hay páginas web como Seatguru que nos ayudarán a elegir la mejor ubicación en el avión. Poniendo el nombre de la aerolínea con la que vamos a realizar el viaje, el número de vuelo y la fecha del mismo, obtendremos un mapa del interior del avión e información pormenorizada del mismo. Podremos saber si hay enchufes (y dónde están situados), Wi-Fi, las medidas de los asientos, el espacio entre filas, el tipo de asiento, la cantidad extra a pagar por reservar cada tipo de asiento, el sistema de entretenimiento y servicio de catering a bordo, entre otros. Sin duda, cuanta más información tengamos, mejor elegiremos cuáles son los asientos más óptimos.

3. ¿Cuál es tu clase?

Las compañías aéreas siempre ponen a disposición, en prácticamente todos los vuelos, un determinado número de asientos que son mucho mas cómodos, tienen mayor espacio para las piernas y disfrutan de un mejor servicio a bordo. Para acceder más fácilmente a este tipo de asientos lo mejor es que te hagas con la tarjeta de pasajero frecuente de la compañía con la que sueles volar. A veces, incluso sin pagar en un vuelo determinado, puedes tener acceso a los mejores asientos del avión simplemente por haber quedado vacíos los de las clases superiores y estar en posesión de esa tarjeta.

4. Realiza el check in lo antes posible

Si quieres tener los mejores asientos del avión disponibles, factura lo antes posible. Si no existe la posibilidad de hacerlo on-line, aparece en el aeropuerto con unas tres horas de antelación y sé de los primeros en facturar. Hoy en día, la mayor parte de las compañías aéreas ofrecen la posibilidad de realizar el check-in online con cierta antelación. No seas vago, anda, y hazlo rapidito.

5. Comprueba la distribución de asientos

No son pocas las veces que ocurre que, cuando miras el mapa de asientos on-line, el que tú quieres ha sido ya ocupado pero, si lo vuelves a comprobar unos días después, aparece como libre. Este tipo de cambios no responden, en la mayoría de los casos, a errores del sistema sino que se dan muchas situaciones de upgrades de clases y cosas por el estilo. Realiza comprobaciones hasta el mismo día del vuelo e incluso pregunta en el mostrador de facturación por cualquier posible cambio de última hora.

6. Pregunta al personal por el asiento que quieres comprar

Las personas que te atienden en el mostrador de facturación no son diferentes a ti. Si tienes claro el asiento que prefieres, pregunta si está disponible. Prueba a pedir un asiento en las filas ubicadas junto a las salidas de emergencia –considerados por muchos los mejores asientos del avión–, muchas veces no han sido comprados por nadie (suelen ser de pago) y pueden ser otorgados a los pasajeros de manera gratuita en el momento en que facturan.

7. Escoge siempre en la misma fila

Sabiendo este valioso dato, si viajas en pareja y queréis tener una fila entera para poder expandir algo más tanto las piernas como vuestro amor, escoged los asientos de pasillo y ventana. El asiento que dejaréis entre vosotros será de los últimos en ocuparse (aún más si los tomáis en la parte trasera del avión). Si el vuelo va lleno y al final se sienta alguien, no pondrá pegas cuando le ofrezcáis un cambio de asiento. Cualquier cosa mejor que el asiento del medio.

Y si eres de los que se pone de los nervios cada vez que vuela, te conviene echarle un vistazo a este artículo: http://www.menshealth.es/salud/articulo/deja-los-miedos-en-tierra.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...