¿Tu hijo tiene sobrepeso?

¿Cómo le digo a mi hijo de doce años que tiene sobrepeso? (Agustín Gómez, vía e-mail)
Men's Health -
¿Tu hijo tiene sobrepeso?
¿Tu hijo tiene sobrepeso?

¿Cómo le digo a mi hijo de doce años que tiene sobrepeso? (Agustín Gómez, vía e-mail)

No te centres en el hecho de que está gordo. Empieza diciendo que crees que toda la familia debería comer más sano. Los niños no encajan bien que los padres les mencionen el sobrepeso, o les riñan por ello. Lo que digas y hagas importa mucho. Toma nota: céntrate en los cambios que toda la familia intentaréis hacer juntos, como comer más verdura y dar un paseo después de cenar. A continuación, fíjate en los hábitos de tu hijo.

“El problema de los niños es que se hagan sedentarios y prefiera los juegos de ordenador o hacer deporte”, afirma la pedagoga Rosa Serrate. ¿Tu hijo desayuna? Según un estudio publicado en International Journal of Obesity, los niños que no desayunan sufren un mayor aumento del índice de masa corporal. Si va justo de tiempo por las mañanas, cómprale alimentos que pueda comer de camino al colegio, como plátanos o frutos secos. Otra cosa más que hay que evitar: repantigarse delante del televisor todos los días.

Según investigadores holandeses, los niños que ven la televisión un mínimo de noventa minutos al día son más propensos a tener sobrepeso que quienes se sientan frente a la caja tonta menos tiempo. Conclusión: marca un límite de tiempo de televisión. Si observas que el peso de tu hijo se está descontrolando, pídele al pediatra que te ayude a prepararle un régimen y un plan de ejercicio, o acude a un dietista especializado en nutrición infantil. “Esto supondrá un cambio en sus hábitos de vida pero también una mejoría en su salud”, declara Serrate

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...