La dieta que mejorará tu vida sexual

Este menú que te hemos preparado incluye 8 comidas de lo más saludable que dispararán tu libido... y también la suya.
Julio César Ortega -
La dieta que mejorará tu vida sexual
Alimenta tu vida sexual

1. Espinacas y otros vegetales verdes

Las espinacas son una potente fuente de magnesio, que contribuye a dilatar las venas, según estudios realizados por investigadores japoneses. Y una mejora en el torrente sanguíneo de la zona de los genitales, como ya sabes, crea más excitación tanto en hombres como en mujeres. Otras verduras como el brócoli, las coles de Bruselas, la col rizada o la col china son  también unas buenas fuentes de nuestro nutriente sexual preferido: el folato. Actúa como un seguro de salud reproductiva y rebaja los niveles de una sustancia llamada homocisteína. Se trata de un aminoácido abrasivo que irrita las paredes de las arterias, propiciando así que la placa (compuesta de grasa y colesterol) se adhiera a ellas. De hecho, unos niveles altos de homocisteína suponen un factor de riesgo cardiovascular. Pero una dieta alta en folato puede actuar como escudo protector; en un estudio realizado por la Universidad de Harvard (EE.UU.) entre 46.000 hombres, los investigadores descubrieron que aquellos que llevaban una dieta alta en folato tenían un 30% menos de posibilidades de padecer enfermedad arterial periférica (EAP).

Publicidad

2. Té sin azúcar

La catequina es un antioxidante presente en el té que activa el riego sanguíneo de todo el cuerpo, incluido el del cerebro; por eso mejora la memoria, la capacidad de concentración y el ánimo. Además, una sustancia llamada ECGC, especialmente presente en el té verde, ayuda a quemar grasa.

Un estudio publicado en Journal of Nutrition descubrió que las personas que tomaron a diario de tres a cinco tazas de té verde durante 12 semanas experimentaron casi un 5% de pérdida de peso. Así que anímate con las infusiones de té verde o té negro, ya sea caliente o con hielo. Pero, ¡ojo! Las versiones embotelladas no ofrecen los mismos beneficios. Por supuesto, toma las infusiones sin azúcar; son una excelente alternativa a los zumos y otras bebidas industriales cargadas de calorías. Y, según diversos estudios, unos niveles muy altos de azúcar inhiben la capacidad que tiene el cuerpo de producir endorfinas. Pocas endorfinas significan un mayor riesgo de sufrir depresión, y ya sabes que eso no mejora precisamente tu vida sexual.

Publicidad

3. Melocotones

Si buscas darle un empujón a tu vida sexual, toma vitamina C, presente en frutas como los kiwis, las uvas, las naranjas y los melocotones. Los hombres que consumen, al menos, 200 miligramos de vitamina C al día mejoran la cantidad y la movilidad de sus espermatozoides, según un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas (EE.UU.). En el estudio, 75 hombres de entre 20 y 35 años (todo ellos grandes fumadores con un esperma de poca calidad) se dividieron en tres grupos: uno que tomaba 1.000 mg, otro 200 mg y otro al que se le administró placebo. El grupo que tomó los 1.000 mg al día fue el que mejoró más notablemente la calidad de su esperma. En un estudio posterior,  30 hombres estériles fueron capaces de dejar embarazadas a sus parejas con sólo 60 días de suplementación con vitamina C. Algunos de ellos recuperaron su fertilidad en apenas… ¡cuatro días!

Publicidad

4. Huevos

Ya sean revueltos o cocidos, lo cierto es que los huevos no son precisamente el alimento más sexy del menú, pero no hay quien les gane a la hora de ayudarte a conseguir un cuerpo más saludable y musculoso. Los huevos son ricos en vitamina B6 y B5, que ayudan a equilibrar los niveles de hormonas, reducen el estrés y mejoran tu libido. Son el alimento con las proteínas de mayor valor biológico de todos, carne incluida. Y son unos excelentes aliados si lo que quieres es perder peso, gracias a la vitamina B12, necesaria para acabar con la grasa. Un estudio publicado en International Journal of Obesity reveló que, cuando un grupo de personas con sobrepeso comía dos huevos para desayunar, cinco días a la semana durante ocho semanas, perdió un 65% más de peso que quienes desayunaron un bagel.

Publicidad

5. Vino tinto y carne roja

¡Buena combinación, eh! Un equipo de investigadores italianos (¿quién si no?) descubrió que los antioxidantes y el alcohol presentes en el vino disparan los niveles de óxido nítrico en sangre, una sustancia que ayuda a que las paredes de las arterias se relajen y llegue más flujo sanguíneo a los genitales.  La clave está en la moderación: basta con una o dos copas al día. Más alcohol podría tener precisamente el efecto contrario y acabar con tu rendimiento en la cama.  Incluso los abstemios pueden beneficiarse de las maravillas de la uva roja. Su zumo contiene polifenoles, unos antioxidantes que protegen el sistema cardiovascular y ayudan a mantener la piel flexible y elástica.

 Respecto a la carne roja, los cortes más magros son una saludable fuente de zinc, un mineral que frena la producción de prolactina, una hormona que, a altos niveles, puede causar disfunción eréctil. Lo mejor es que elijas filet mignon y otras piezas lo más oscuras posible, ya que son las más limpias.

Publicidad

6. Semillas y nueces

Pipas de calabaza y de girasol, almendras, cacahuetes y nueces -entre otros frutos secos- contienen todas las grasas monoinsaturadas que le hacen falta a tu cuerpo para crear el colesterol (del bueno) que tanto necesitan tus hormonas sexuales para funcionar correctamente. Es un dato que los antiguos romanos no conocían cuando lanzaban nueces a los recién casados para desearles una fertilidad de lo más próspero. Las nueces siempre han estado relacionadas con la fertilidad (no en vano, ¿acaso su aspecto exterior no se parece a tus testículos y su interior a una vagina?). Además, están llenas de proteínas perfectas para tus músculos y de fibra… aunque también son hipercalóricas.

 Las nueces de Brasil son el alimento más rico en selenio que existe, un mineral que previene el cáncer de próstata y de colon. Las nueces pecanas tienen más antioxidantes que ninguna otra. Así que ya sabes: incluir una cantidad moderada de estos frutos secos en tu dieta te ayudará a reducir los niveles de colesterol LDL (el malo), entre otras muchas ventajas.

Publicidad

7. Pescado azul

Si, como dicen los médicos, lo que es bueno para tu corazón es bueno para tu vida sexual,  los pescados azules de aguas frías, como el salmón, las sardinas, la caballa o el atún deberían tener una especial importancia dentro de tu dieta semanal. Sus ácidos grasos omega-3 contribuyen a elevar los niveles de dopamina en tu cerebro, que a fin de cuentas es tu mayor órgano sexual (por más que intentes presumir de otra cosa…). Pero ahí no acaba la cosa: también tienen propiedades anti-inflamatorias, por lo que combaten los coágulos y las arritmias, mejoran la función del cerebro y protegen de la demencia. Diversos estudios han demostrado que las grasas omega-3 también pueden reducir los síntomas de la depresión; en una investigación realizada en la Universidad de Pittsburg (EE.UU.), se demostró que las personas con mayores niveles de omega-3 en sangre eran más felices y agradables. ¡Y no nos negarás que eso te ayuda a tener más sexo! El pescado azul es uno de los numerosos alimentos que contienen el aminoácido L-arginina, que estimula la producción de la hormona del crecimiento (entre otras sustancias) y se convierte en óxido nítrico. Y recuerda: el óxido nítrico es fundamental para tener unas buenas erecciones.

Publicidad

8. Ostras y otros mariscos

Además de tener fama de ser un verdadero afrodisíaco debido a su semejanza con los genitales femeninos, lo cierto es que las ostras crudas sí que influyen en la función sexual. Estas pequeñas tienen más zinc que ningún otro alimento, un mineral que puede aumentar tu libido ayudando a la producción de testosterona (hormona que aumenta el deseo sexual). El zinc también es fundamental para que tengas un esperma de calidad y una buena circulación sanguínea. Aunque Casanova comía unas 50 ostras crudas al día, seis de ellas ya doblan la cantidad diaria recomendada de zinc. Otras fuentes de este mineral son las gambas, la carne roja, las pipas de calabaza, el pollo, el cerdo y los huevos.

Publicidad

9. Chocolate negro

Devorar un poco de algo dulce y decadente puede resultar increíblemente sensual. El chocolate negro, en concreto, contiene un compuesto llamado feniletilamina, que dispara las mismas endorfinas generadas por la actividad sexual y aumenta la sensación de atracción entre dos personas, según un estudio publicado en Journal of the American Dietetic Association. De hecho, los escáneres cerebrales realizados en un estudio británico mostraron que comer chocolate causa más actividad cerebral que un beso. En el mismo estudio, los investigadores monitorizaron los cerebros y corazones de diferentes parejas mientras se besaban o comían chocolate. ¿El resultado? Tanto los cerebros de los hombres como los de las mujeres registraron mayor estimulación cuando el chocolate se derretía en sus lenguas que cuando éstas estaban ocupadas en entrelazarse.

Pero, ¿cuál es el chocolate más saludable? Los flavonoides presentes en el chocolate negro, responsables de su amargor, son unas buenísimas defensas contra las enfermedades. Por eso, elige variedades con un 70% de cacao. Una onza al día te brindará todos los beneficios (unas 100 calorías) sin echar por tierra tus esfuerzos en el gimnasio.  

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...