Corta por lo sano

Si tu relación está de capa caída, quizá ha llegado el momento de terminar con ella. Consigue que la ruptura sea lo más límpia posible
Laura Clavé -
Corta por lo sano
Corta por lo sano

OPCIÓN 1: RAPIDITO, POR FAVOR

Siempre pensamos que las decisiones importantes se han de tomar después de haber dado muchas vueltas. Y es cierto. Pero una vez llegas a una conclusión, muchas veces no pasas a la acción. Miedo al mal rollo, al dolor, a arrepentirte o a romper la cómoda rutina provocan que no des el paso definitivo. Y te quedas instalado en el limbo de la agonía, que acaba alargando el sufrimiento. Así que ten claro el 80% de las cosas que no funcionan y céntrate en ellas. Cuando hables con tu futura ex, concéntrate en eso, sin culparla, simplemente haciéndole ver que son demasiadas cosas las que os separan u os hacen incompatibles. Ella agradecerá que no alargues las cosas y que no le des falsas esperanzas.  

TU VÁLVULA DE ESCAPE

Establece una “fecha límite” para tomar la decisión. Y cíñete a ella. Planea qué harás tras la ruptura: si vives con ella dónde irás, si vas a seguir viéndola, si tenéis que repartir algún bien común...

Publicidad

OPCIÓN 2: APLACA SU IRA

Tu chica y Gandhi no se parecen ni en el blanco de los ojos. Y temes su reacción. Varios especialistas coinciden en que si consigues dar la “mala nueva” en el lugar y en el momento adecuados, minimizarás las reacciones desmesuradas. La mañana es el mejor momento, pues no anda tan estresada. Queda en terreno neutral y concurrido: una cafetería. En público es más difícil que monte el número. Si, a pesar de todo, acaba liándola, intenta comprenderla. Dile que entiendes su enfado (incluso que estás cabreado contigo porque no has sabido sacar adelante la relación). No le digas nunca que se tranquilice. Una persona alterada necesita que el otro tome las riendas de la situación, pero no que le quite su poder.

TU VÁLVULA DE ESCAPE

Hazle una pregunta.Para calmar a alguien debes conseguir que active su parte racional mediante preguntas. Prueba con esto: ¿Por qué crees que nunca nos poníamos de acuerdo sobre dónde ir de vacaciones?.

Publicidad

OPCIÓN 3: MINIMIZA EL MOMENTO LACRIMÓGENO

A ver, si se pone a reír, es que o te has explicado fatal o te has sentado en otra mesa en la que no está tu chica. A nadie le gusta que le dejen. Para no empeorar la cosa, no te pongas a discutir ni le eches en cara nada. Debes mantenerte firme, pero no ser despiadado. Por ejemplo, si le dices que te vas a ir de casa y ella se apena, dile: “Pero hablamos el martes”. De esta forma, das por hecho que no vas a tirar atrás, pero le das un plazo para que podáis volver a hablar. Pregúntale qué va a hacer a partir de ahora y ofrécete a ayudarla en lo que puedas. Lo importante es que aunque la consueles no te muestres dubitativo, porque eso es mucho peor.

TU VÁLVULA DE ESCAPE 

Recurre a un amigo de ella. Dile que la cuide, que tú no quieres seguir con la relación pero tampoco quieres que lo pase mal. Así, cuando ella le cuente la historia, la ayudará a entender que está acabada y no la apoyará si tiene falsas esperanzas. Y por otra parte, también la consolará.

Publicidad

OPCIÓN 4: NO LA CONFUNDAS

Tu mensaje ha de ser claro. Expón argumentos que tengan que ver contigo y con lo que sientes, no con algo que ella pueda cambiar. Si haces esto último, por una parte enviarás un mensaje muy negativo para su autoestima y, por otra, podrá replicar que va a cambiar y pedirte otra oportunidad. Por ejemplo: Nos estamos peleando siempre y no soy feliz, no nos estamos haciendo ningún bien juntos. Incluso el no eres tú, soy yo o el mereces algo mejor, un poco camuflados, resultan efectivos. La historia es que si tú hablas desde cómo te sientes y no desde cómo ella te hace sentir, no la culpabilizas y no te puede replicar. Intenta ser conciso y decir una frase por idea.  

TU VÁLVULA DE ESCAPE  

La respiración. Expulsa todo el aire cuando decidas hablar y, justo cuando vayas a intervenir, inspira lo necesario como para proferir tu frase. Este truco que emplean los locutores profesionales sirve para mantener el tono de voz y para hablar con claridad

Publicidad

OPCIÓN 5: SOBREVIVE A LA QUEMA ONLINE

La cosa se puede poner fea si a tu ex se le ocurre sacar los trapos sucios en Facebook o Twitter. Todo lo que se dice en la red tiene una gran repercusión y puedes tardar años en recuperar tu reputación. Tu forma de reaccionar ante dichos comentarios marca la diferencia entre ser un tipo elegante o un gañán. Primero, tantea cómo está el patio en internet. Mantente al margen a pesar de sus pullas, pero si revela información que pueda poner en peligro otras posibles relaciones en un futuro, párale los pies. Cuando una empresa reacciona ante una calumnia, se ciñe a lo meramente profesional y solicita que dicho comentario se retire del dominio público. Ya sea tu propia ex o sus amigos que se están posicionando a su favor, envía un par de líneas en las que exiges que te respondan en privado.

TU VÁLVULA DE ESCAPE  

Dale un tiempo de descanso. No des muchas señales de vida en las redes sociales y espera un poco para borrarla o bloquearla.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...