Los cuatro datos más asombrosos sobre el pene

Al igual que sucede con el clítoris, el pene suele ser un misterio
MEN'S HEALTH -
Los cuatro datos más asombrosos sobre el pene
Los cuatro datos más asombrosos sobre el pene

Aunque a día de hoy tenemos más información que nunca, gracias a Internet, hay muchas cosas que desconocemos en nuestro día a día. Una de las cosas que escapan a nuestro saber son ciertas curiosidades o características sobre el pene

En muchas ocasiones hablamos del clítoris como un órgano desconocido, dando por hecho que no se da la misma situación en el caso del pene. Sin embargo, el órgano reproductor masculino suele ser un misterio tanto para mujeres como para hombres y muchas veces las ideas preconcebidas están muy alejadas de la realidad.

Publicidad

¿Sabías todo esto sobre el pene?

Los hombres, por lo general tienden a obsesionarse con el pene, aunque únicamente lo reducen a un único aspecto: el tamaño. Por el contrario, hay muchos otros ámbitos de conocimiento relativo al pene, curiosidades, etc. que también rondan la cabeza de hombres y mujeres. LELO, la marca de juguetes eróticos de lujo hace una recapitulación de los datos más asombrosos:

No es un músculo: contrariamente a la creencia generalizada, el pene, por sí mismo, no es un músculo. Es cierto que en la cara interior del pene se encuentran algunos tejidos musculares y algunos músculos que intervienen directamente en procesos como la erección o la eyaculación, pero esto no le confiere a este órgano la naturaleza de músculo.

El tamaño del pene: al igual que el clítoris, el pene también tiene una parte interna, por lo que la cara externa representa únicamente alrededor del 50% del tamaño real. Lo que ves es sólo la mitad de lo que tienes. El pene, como órgano, comienza dentro del cuerpo, cerca de la próstata y termina en el glande, que se sitúa al final de la parte visible del pene. 

Publicidad

El pene piensa por sí mismo: a pesar de que en un principio es un chascarrillo recurrente, la ciencia demuestra que esta afirmación es más veraz de lo que parece. Cuando se producen erecciones en situaciones no propicias o durante las horas de sueño se debe a la autonomía de este órgano sexual. Esto se produce porque el pene responde al sistema nervioso simpático que no está siempre bajo control consciente, de ahí que muchas veces no ocurra de manera voluntaria o deseada. 

Sí, puede partirse (literalmente): aunque poco frecuente (alrededor de 1 de cada 100.000 hombres lo ha padecido), es posible que el pene llegue a “fracturarse”. Dado que no tiene hueso, se produce un traumatismo debido a la ruptura de la túnica albugínea, esa capa gruesa que envuelve la estructura del pene. Las principales causas por las cuales se puede producir este traumatismo están asociados a prácticas sexuales o masturbaciones demasiados agresivas. No obstante, los hombres pueden estar tranquilos, ya que el 92% se recuperan del traumatismo.

 

 

 

Publicidad
Te recomendamos

El mejor surfero español sigue en la cresta y protagoniza nuestro especial moda de ju...

Estar afeitado en un festival es un plus a tener muy en cuenta...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

Presentada la Nike Zoom Pegasus Turbo: La mezcla perfecta...

Asegurar a tu mascota y otras muchas cosas que quizá no te has planteado. ¡Ahora es e...

Protegerla no es lo único importante para tu piel este verano...