¿Eres mejor amante que el resto de los españoles?

La competición es lo tuyo. Te has estado preparando para esto y ha llegado el momento. ¿Quieres superar la media española en lo que a sexo se refiere? Sigue las instrucciones. Te explicamos cómo conseguirlo.
Sigrid Cervera -
¿Eres mejor amante que el resto de los españoles?
¿Eres mejor amante que el resto de los españoles?

1) ¿SEXO? UNA VEZ POR SEMANA…

Así estamos:

El 73% de los españoles encuestados en el Informe Durex sobre Bienestar Sexual 2012 declara que mantiene relaciones sexuales, como mínimo, una vez por semana. Muy bien, esto nos sitúa por encima de la media mundial (71%), pero vaya, que en Sudamérica alcanzan el 85%, con lo que tampoco es como para cantar victoria…  En definitiva, no sobrepasamos las 1,3 veces cada siete días, lejos de nuestros vecinos portugueses, situados en la posición más alta, con una media de 2,05.

Supera la media:

“Si se quiere aumentar la frecuencia, se debe invertir en imaginación. Los hombres detallistas tienen más relaciones porque mantienen a su pareja más tiempo a la espera y, sobre todo, la hacen sentirse deseada, afirma el sexólogo Iván Rotella. Eso sí, añade que “la frecuencia debe negociarse en pareja, ya que tendría que ajustarse al deseo de cada miembro y ser satisfactoria para ambos”.

Tu arma secreta:

Los expertos coinciden en que planear de vez en cuando alguna relación puede estimularnos y excitarnos. “Eso sí, las relaciones planificadas deberían tener algo de especial, un puntito que las hiciese diferentes a las demás”, apunta Rotella. La también sexóloga y psicóloga Luana Salvadó, de Sexacademy (Barcelona), nos da un binomio ganador: Comunicación y seducción.

2) PRELIMINARES: PODEMOS DAR MÁS CAÑA

Así estamos:

Las cosas claras. Según los datos del Informe Durex, la media mundial en cuanto a dedicación a los juegos preliminares se sitúa en 16,9 minutos. Nosotros superamos esta cifra dedicándoles alrededor de 17,7 minutos. La cosa es que, de nuevo, otros nos superan. América del Sur encabeza los resultados con 19,7 minutos, seguida por Oceanía con 18,1. Vamos a superar la media. Manos a la obra.

Supera la media:

“Los buenos preliminares son aquellos que son capaces de hacer la relación plenamente satisfactoria sin necesidad de llegar al coito”, apunta Rotella. "El error más habitual es pensar que son el simple precio a pagar por llegar a lo verdaderamente importante, afirma la psicóloga, terapeuta sexual y de pareja Elena Crespi, subdirectora y coordinadora de formación del Instituto de Estudios de la Sexualidad y la Pareja.

Debemos disfrutar  estos aperitivos dedicándoles todo el tiempo posible.  “Es recomendable que se les dedique más tiempo que a la penetración”, nos dice Rotella.

Tu arma secreta:

“La mujer aprecia mucho que su pareja se  recree en toda su piel, y no solo en las partes  más evidentes, como pechos o genitales", apunta Rotella. ¿Qué debes tener en cuenta? “La piel se acaricia, no se estruja ni se amasa. La caricia puede ser más intensa o menos intensa, según corresponda al momento de excitación”, detalla el sexólogo. “Seduce, no vayas directo a los genitales y explota otras zonas, recomienda Salvadó.

Dale a entender que la vas a acariciar como nunca la han acariciado. ¿Qué tal si empiezas masajeando su cabeza, tirando suavemente de su pelo…?

Publicidad

3) DURACIÓN DEL COITO: LEJOS DEL PÓDIUM

Así estamos:

Empleamos unos 15,2 minutos en el coito propiamente dicho. Según los datos de Durex, nos encontramos por debajo de la media mundial, situada en los 19,2 minutos. Sudamérica y Oceanía la vuelven a superar con un 23,8 y 21,3 minutos, respectivamente. Será cuestión de seguir entrenando... o de mudarse de país.

Supera la media:

“Siempre se dice que es más importante la calidad que la cantidad ... pero no es verdad si  hablamos de cantidad de tiempo”, apunta Rotella. “Los "aquí te pillo aquí te mato" pueden ser divertidos e intensos en momentos de un nivel de excitación sexual concreto, pero una buena sesión de sexo es aquella en la que perdemos la noción del tiempo, y éste parece alargarse”. Eso sí, Salvadó nos recuerda que “puedes durar tres minutos y ser increíblemente intenso y fantástico”. Buff… ¡Gracias!

Tu arma secreta:

Recrearte en lo que haces, escoger momentos sin prisas y disfrutar todas y cada una de las cosas que hagas. “Cada persona sabe qué le gusta a su pareja y si no lo sabe, qué mejor momento para ir descubriéndolo que en relaciones largas y lúdicas. Prueba con los juguetes, la lencería, un baño de espuma, un masaje, una buena peli erótica...”, sugiere Rotella. “Un gran amante sabe qué significa la sexualidad y cómo se comparte con la pareja”, afirma Crespi.

¿Y qué hay de las posturas?, te preguntarás. “Las mejores posturas para los hombres son las que nos dejan movernos con comodidad, y para las mujeres, las que les permiten rozar su clítoris contra el vientre de su pareja o sentirse más cerca de ella”, explica Rotella.

4) ORGASMO: NOSOTROS LO ALCANZAMOS, PERO ELLAS…

Así estamos:

El 70% de los españoles encuestados en el Informe sobre Bienestar Sexual 2012 dice que llega al orgasmo cada vez que practica sexo. Los hombres, un 84% de las veces, ellas, sólo el 55%. Sólo te diremos que italianos, sudafricanos y mexicanos ya nos han pasado por delante en otras ocasiones… Será cuestión de hablar de orgasmos.

Supera la media:

Si tu pareja no sabe si lo que te hace te gusta o no, se dedicará a tantear y a dar vueltas, o incluso interpretará que te complacen cosas diferentes a las que realmente te gustan. Vamos, un desastre. Conoces tu cuerpo, así que no lo dudes. “Explícale qué te gusta, cómo te gusta”, afirma Crespi. Dicho esto, “nuestro orgasmo está siempre preparado y dispuesto, así que reservémoslo para el momento que consideremos adecuado”, aconseja Rotella.

Tu arma secreta:

Hablemos de ellas. Ten en cuenta que para que una mujer llegue al orgasmo, no solo es necesaria una adecuada estimulación del clítoris. “Tienen que darse las condiciones adecuadas para que se sienta completamente a gusto, relajada, cómoda…”, asegura Rotella.

Y así, llegamos, por fin, al clítoris, eso sí, con toda la  suavidad. “Hay mujeres que necesitan de una vibración, otras que se mueren por los pequeños golpecitos...”, explica Salvadó.

¿El secreto para hacerle ver las estrellas?  “Empieza con caricias suaves, ayúdate de lubricantes, de la lengua… y juega lentamente. Imagina que estás lamiendo un helado, pero no como un niño ansioso, sino como un buen gourmet que lo disfruta a cada bocado”,  recomienda Salvadó.

Publicidad

5) Sí, ¡hablamos de sexo!

Así estamos:

Hablar con nuestra pareja es la primera opción para mejorar nuestra vida sexual (47%), lo que nos sitúa por encima de la media mundial (42%). Visto lo visto, en este ejercicio vale la pena aplicarse.

Supera la media:

“La buena comunicación sexual se empieza a establecer desde el momento en que incluimos el sexo, en un sentido amplio, como un tema habitual en nuestras conversaciones de pareja, apunta Rotella y añade que “esas conversaciones pueden darse tanto dentro de la cama como fuera, y ambas son importantes”. No te descubrimos nada nuevo. El secreto es que sepas mover bien la lengua... a la hora de hablar con ella.

Tu arma secreta:

“Es bueno preguntar y explicar qué te gusta, cómo te gusta… Apuesta siempre por la comunicación sexual”, afirma Crespi. Para hacerlo de una forma divertida y distendida, Salvadó aconseja “utilizar juegos eróticos de mesa, con preguntas, pruebas…”.

6) Pues ya que estamos, que no falte la protección...

Así estamos:

Según datos de la Primera Encuesta Nacional de Salud Sexual (2009), la responsabilidad en prevención sigue recayendo en ellas, ya que el 24% de las mujeres afirma que son ellas las que se lanzan a por el condón, frente al 13% de los hombres. Curiosamente, un 89% de los españoles declara saber cómo protegerse de las ETS y del VIH, pero solo un 15% usa siempre el preservativo. Una media fácil de superar.

Supera la media:

“Nos falta entender que el preservativo puede ser un instrumento más de placer en pareja. Es importante verlo como un juguete y, antes, durante y después de ponerlo seguir con besos, caricias o juegos”, afirma Rotella.

Tu arma secreta:

“Salid a comprar juntos preservativos como algo divertido, levántate a buscar el condón de forma juguetona…”, propone Crespi. Una mujer agradecerá que un hombre no intente una penetración sin preservativo, y no tener que ser ella (otra vez) la que lo pida, puede ser un buen punto para aumentar su excitación”, añade Salvadó.

Publicidad

7) Y ahora toca practicar

Así estamos:

Todavía no experimentamos todo lo que nos gustaría. El informe Durex de 2012 asegura que el 23% de los encuestados querría practicar sexo con más de una persona a la vez. Le siguen prácticas como el striptease, los juegos de rol, dar/recibir masajes, fantasías sexuales o el bondage… Pero claro, querer y llevarlo a cabo son dos cosas distintas...

Supera la media:

“Los hombres estamos muy centrados en nuestro pene. La masturbación, la felación y la penetración es lo que más valoramos, y lo que casi siempre deseamos que haya en nuestras relaciones sexuales”, explica Rotella. Así que abre el abanico.

Tu arma secreta:

“Es importante que nos atrevamos a probar o pedir cosas diferentes para saber si nos gustan, e incorporarlas a nuestro repertorio erótico”, afirma el sexólogo. ¿Qué tal si, por ejemplo, utilizas tus dedos para intentar encontrar su punto G? “Yo lo llamo el movimiento del "ven p’acá". Introduce dos dedos con las yemas hacia arriba, a 3-5 centímetros de la entrada de la vagina, y haz un movimiento como si le dijeras a alguien que se acerque”, detalla Salvadó.

8) Buscando mayor satisfacción

Así estamos:

Los resultados del Informe Lilly sobre Sexualidad Masculina 2011 destapan que los hombres españoles valoran su vida sexual con un bien justito ya que, en una escala del 1 al 10, la media se encuentra en un 6,3. ¿Los más satisfechos? Aquellos que dicen mantener una mayor frecuencia sexual, dos o más veces por semana.

Supera la media:

“Hay que cuidar la complicidad en la pareja. Cuanta más complicidad y comunicación tengamos, más variada será nuestra relación y más nos esforzaremos en cuidarla”, explica Rotella.

Tu arma secreta:

Tenlo muy claro:El órgano sexual más grande del cuerpo es la piel, y el sexo oral, entendido como hablar de sexo, es imprescindible para mejorar lnuestras relaciones”, afirma el sexólogo.

Publicidad

9) ¿Y qué dicen ellas?

Así estamos:

Según datos del Informe europeo sobre Hábitos Sexuales ¿Qué quieren las mujeres? (2011) suspendemos, auqnue por poquito. Si la media de satisfacción europea femenina se sitúa en el 76%, sólo el 75% de las españolas afirman estar satisfechas. ¿Las que más? Las portuguesas, que alcanzan el 88%.

Supera la media:

“Seduce, no vayas directo a los genitales y explota otras zonas”, apunta rotundamente Salvadó. “Cuídala, mímala. Que sepa lo mucho que te gusta y te excita. La risa y el amor son los afrodisíacos más intensos que existen”, apunta Rotella.

Tu arma secreta:

Escríbele un e-mail en el que le expliques todas esas cosas que te ponen de ella, lo que realmente te excita, recuerda sus “mejores jugadas” y reconoce lo mucho que te gustaron.

10) La media de la que no tienes que preocuparte (¡Biennn!)

Aunque cuando hablamos del pene y de su medida las estadísticas apuntan que la media española se sitúa en los 13-13,5 cm en estado de erección, todos los expertos coinciden en que no hay que tener presente estas cifras para nada. “Teniendo en cuenta que la sensibilidad se concentra en el primer tercio de la vagina (unos tres centímetros, aproximadamente) la medida del pene es bastante poco importante. Es simplemente una cuestión de gustos. No hay estudios tan completos como para hacer una media mundial del pene, y los realizados en España ofrecen medias demasiado variadas y sin poblaciones excesivamente significativas”, afirma Rotella. Caramba. Qué descanso...

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...