Las posturas sexuales para ponerte en forma

Si quieres estar en forma, existen mejores maneras que las sentadillas.
Men's Health -
Las posturas sexuales para ponerte en forma
Las posturas sexuales para ponerte en forma

MH ha recopilado las posturas sexuales que combinan placer y ejercicio por el mismo precio. Nunca estar en forma resultó tan divertido

EL GRANJERO

Músculos

Tríceps, músculo dorsal ancho y lumbares.

Equivalente en el gimnasio

Peso muerto.

¿Por qué?

Resiste el esfuerzo y los dos os beneficiaréis de la presión.

¿Cómo?

Ponte de pie con la espalda apoyada en la pared. Levántala mirando hacia ti y aguántale la espalda mientras apoya las rodillas contra la pared. Inclínala hacia atrás hasta que pueda poner las manos en el suelo. A ella le gustará la sensación de que se le acumule la sangre en la cabeza, y a ti encantará la energía que te da el esfuerzo.


EL GPS

Músculos

Zona central y glúteos.

Equivalente en el gimnasio

Balanceo con pesas rusas.

¿Por qué?

Permite encontrar el punto G enseguida, con resultados que ella no olvidará.

¿Cómo?

Siéntala sobre una encimera y ponte de pie frente a ella con los brazos alrededor de su zona lumbar. Dile que te coloque las manos en los hombros, levante las piernas y las apoye también en tus hombros. Te desaconsejamos que hagas comentarios sobre lo raro de la postura.


EL PERRO ERGUIDO

Músculos

Glúteos, flexor de la cadera y abdominales.

Equivalente en el gimnasio

Levantamiento de pierna.

¿Por qué?

Es como el yoga, pero mucho más divertido. Y, para qué negarlo, más carnal que espiritual.

¿Cómo?

Ponte de rodillas y luego baja las caderas hasta que apoyes el culo en los talones. Ella tiene que estar sentada encima de ti con los pies en contacto con tus testículos. Ahora balanceaos alegremente hasta alcanzar el orgasmo.

Publicidad

EL TABLERO DE MANDOS

Músculos

Glúteos, isquiotibiales y antebrazos.

Equivalente en el gimnasio

Curl de piernas con pelota suiza.

¿Por qué?

Te permite aprovechar las habilidades de coordinación que has ido perfeccionando tras años de videojuegos.

¿Cómo?

Túmbate de costado detrás de ella y acerca sus caderas a tus ingles. Colócale la pierna de arriba por encima de tu cadera, ponla un poco hacia atrás y empieza a empujar. Ahora es cuando tendrás que demostrar tu destreza. Además, podrás acariciarle el clítoris y besarle el cuello para obtener puntos extra. Pellízcale los pezones para pasar de pantalla.


LA MEDUSA 

Músculos

Bíceps y flexores de cadera.

Equivalente en el gimnasio

Remo sentado.

¿Por qué?

Llegarás hasta el fondo y estaréis más “cerca” que nunca.

¿Cómo?

Tú te pones de rodillas y ella se acuclilla encima de ti. Abrazados, practicad un movimiento rítmico, separándoos y juntándoos al unísono, como una medusa. Este ángulo facilita una profundidad de penetración sorprendente. Y por “cerca”, nos referíamos a que sus pechos se frotarán contra tu torso.


EL AMORTIGUADOR 

Músculos

Abdominales y flexores de la cadera.

Equivalente en el gimnasio

Levantamiento de piernas.

¿Por qué?

Si no acabas de encontrarle el punto G, esta postura te ayudará.

¿Cómo?

Ella se coloca tumbada de espaldas con las rodillas sobre el pecho. Tú te arrodillas y ella apoya los pies en tu pecho. Penétrala. Inclínate hacia delante, sujétale las caderas y empieza a moverte hacia delante y hacia atrás.

Publicidad

EL USB

Músculos

Zona central e isquiotibiales.

Equivalente en el gimnasio

Sentadillas.

¿Por qué?

Entrarás en contacto más rápidamente con sus nervios vaginales, con resultados instantáneos.

¿Cómo?

La penetración es más complicada, pero también más gratificante para los dos. Ella se pone en posición de gatear y tú te colocas de pie y te agachas hasta que vuestros culos estén uno contra el otro. Ahora inclínate hacia delante hasta que puedas penetrarla. La recompensa por la incomodidad es tener acceso directo a su punto G.


LA MUJER ARAÑA 

Músculos

Parte inferior de las piernas y glúteos.

Equivalente en el gimnasio

Elevación de gemelos.

¿Por qué?

Porque encajaréis como un puzzle y porque es ideal para cualquier tipo de hombre.


¿Cómo?

Ella se pone de pie frente a una pared y levanta una pierna que apoya contra la pared. Tendrá que levantar los brazos y apoyarlos también en la pared para aguantarse mejor, como el mismísimo Spiderman. Acércate por un lado y métete dentro de ella. Estimúlale el clítoris con la mano para que “llegue a lo más alto”.


EL TOBLERONE

Músculos

Isquiotibiales, cuádriceps y glúteos.

Equivalente en el gimnasio

Tijeras isométricas.

¿Por qué?

Relájate y deja que ella se encargue.

¿Cómo?

Túmbate boca arriba con una pierna flexionada. Pídele que se siente a horcajadas sobre ti, con la espalda un poco girada hacia ti. Dile que te agarre la rodilla y baje hasta estar sobre ti. Una delicia.

 

Encontrarás más posturas en el número de diciembre de MH

 

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...