¿Qué opinan las chicas de nosotros?

Todo lo que querías saber y nunca te atreviste a preguntar
Men's Health -
¿Qué opinan las chicas de nosotros?
¿Qué opinan las chicas de nosotros?

Desde Men"s Health nos hemos infiltrado tras las líneas enemigas y hemos consultado a las lectoras de la revista Cosmopolitan para que nos confiesen a través de Internet y a pecho descubierto cuáles son sus preferencias en materia de sexo.

Y luego, les hemos pasado las cifras a algunos de los mejores expertos del país para que nos cuenten todos los trucos que necesitas saber para ser un as en la cama.

1. Consigue más sexo

La pregunta es ¿cada cuánto te apetece el sexo? ¡Yuju! ¡Hagamos la ola! ¡Un aplastante 48% de las mujeres responden que cada día! Repite con nosotros: cada día. Eh, espera un momento. Algo falla aquí. ¿Por qué entonces las mujeres no tienen sexo cada día? “Es que no es lo mismo practicar el sexo que practicar el coito”, advierte Carolina Lombardía, sexóloga y psicóloga. “No todo el sexo pasa por la penetración, o ni siquiera por practicarlo a dos”.

Supera la estadística

Hay que estar preparado para cuando salta la liebre, pero no hay que sentirnos ofendidos si la pasión no nos incluye necesariamente a nosotros. Sólo un grupo muy pequeño de chicas (el 7,4%) quiere sexo menos de dos veces por semana, así que se trata de hablar en confianza y sincronizar vuestros relojes. Si uno de los dos entra en el trabajo a las seis de la mañana, es absurdo plantear un escarceo en competición con el despertador, y si la tele se come la rutina nocturna, lo que hay que hacer es apagarla.

2. Haz realidad su fantasía

Pregunta: ¿qué fantasía sexual realizarías con tu pareja? O, dicho de otro modo ¿a qué les gusta jugar? Una pista: si os disfrazásteis por carnavales, ya tenéis mucho ganado, porque a una de cada tres mujeres le excita la idea de jugar a médicos y enfermeras, policía y ladrón, y otras historias similares. “La explicación es sencilla”, dice Sylvia de Béjar, autora de Tu sexo es tuyo (Planeta, 2007) y Deseo (Planeta, 2011): “Cuando nos ponemos la ropa de otra persona asumimos otra personalidad con toda libertad. Tenemos permiso para hacer lo que queramos, y en el caso de las mujeres, que habitualmente han sufrido más represión en cuanto a su sexualidad, es muy útil”. Por la misma razón, también triunfan las fantasías de dominar o ser dominada. Éstas requieren quizás algo más de preparación. ¿Quién asumirá en la pareja el papel de dominador? ¿Qué implica esta dominación (sólo órdenes verbales o violencia consensual)?

Supera la estadística

Es conveniente pactar una palabra de seguridad para que la persona que no domina pueda parar el juego en cualquier momento. Lo mejor es seleccionar una palabra que no se pueda utilizar accidentalmente, como por ejemplo cacao. También hay que tener presente que no todas las fantasías tienen por qué hacerse realidad, y, sobre todo, no hacer sentir juzgada a la otra persona, por raras o extremas que nos parezcan sus ideas.

3. ¿Cuándo decide una chica acostarse contigo?

Lo más probable es que, como dicen los americanos, el primer día no pases de la primera base, pero la estadística nos muestra que si te lo montas bien ella tampoco te va a hacer esperar mucho más. Un tercio de las mujeres afirman que no van a caer si no están seguras de querer (¡o de no querer!) una relación contigo.

Una cuarta parte toma la decisión a la segunda cita. Pero con una de cada cinco puedes pillar a la primera. ¿Y sabes qué tienen todas ellas en común? Que lo decidirán en base a la confianza que les inspires.

Supera la estadística

Lo que queremos las mujeres es saber dónde estamos. Saber que nos metemos en la cama con alguien que no nos promete una cosa y nos da otra. O que no nos promete nada en absoluto, lo que a veces también está bien. Pero el viejo refrán de “prometer hasta meter” hace que todavía muchos chicos apuesten por no ser claros, y esto es de las cosas más disuasorias que se pueden hacer”, afirma la psicóloga y periodista Carme Freixa.

Publicidad

4. No cometas errores

Una cuarta parte de las lectoras de Cosmopolitan detestan a los Johnny el Rápido y citan como peor error del sexo que a veces vamos demasiado disparados.

Nuestros expertos comentan que es un tema de diferencias básicas entre géneros. Pero ojo, tampoco quieren que te conviertas en un simple adorador entregado a su placer descuidando el tuyo, porque un 20% se molesta si sólo te concentras en ellas.

Supera la estadística

Vamos, que tenéis que disfrutar los dos. Y para ello, ya sabes: nada de poner la mano en su nuca durante el sexo oral, muchos juegos previos y calma...

Y recuerda, el sexo está en todo el cuerpo, y no sólo en la vagina. Es más, posiblemente éste sea al último punto al que debas llegar, no al primero. Freixa lo resume en una frase: “El sexo no es una competición olímpica”.

5. Descubre los secretos del orgasmo femenino

¡Oh, la mayor parte de las encuestadas de Cosmo afirma no llegar al orgasmo en cada relación sexual! ¡Y aun así, antes nos decían que querían sexo como mínimo una vez al día! ¿Qué está pasando aquí?

Pues muy sencillo: que allí donde van los hombres, pim, pam, pum, se soluciona todo de una vez, y tu novia seguramente estará valorando el conjunto (pista: ¿te acuerdas de lo que comentábamos acerca de tomarte tu tiempo?).

Supera la estadística

Intenta dedicar atención a todo su cuerpo antes de centrarte en su clítoris y su vagina. Hazla esperar un poco antes de tocarla ahí, que anticipe tu llegada, y luego procura estimularla en dos zonas a la vez, con las manos y la boca. Fundamental ser suave (cuidado con la barba) y no ir en plan batidora..

6. Consigue que llegue rápidamente al orgasmo

Más del 40% de las mujeres encuestadas lo aseguran: nada como el clítoris cuando se trata de llegar al orgasmo. Si además la estimulas con un juguete, o con sexo oral, tienes el éxito asegurado. “Parece mentira cuántos hombres creen todavía que las mujeres se estimulan sobre todo con el coito. Es una imagen muy hollywoodiense, pero que no está basada en la realidad”, comenta Lombardía.

Supera la estadística

Deja que su mano te guíe hacia el clítoris o sujeta tú la suya mientras se da placer a sí misma, y luego sustitúyela en el movimiento según la cosa se anime.

Publicidad

7. conoce los trucos del sexo oral

Las quejas sobre el sexo oral están repartidas. Preocupan fundamentalmente la intensidad (de la encuesta se desprende que nos pasamos de vueltas) y la duración (en este apartado nos quedamos cortos). Es una cuestión básica de fisiología.

Si te miras el pene, aunque no seas Rocco Siffredi, verás que es obviamente más grande y resistente que un clítoris. Así que la fuerza con la que a ti te gusta que te lo manejen no es comparable a la que requiere el suyo.

Supera la estadística

En cuanto al tiempo, poco hay que decir: es la clave para que funcione. Sabido es que muchos tíos tienen todavía cierto reparo o pereza a la hora de dar sexo oral. En tal caso, debes plantearte si es justo pedir aquello que no vas a dar...

8. Conviértete en el hombre más deseado

De todas las preguntas de la encuesta de Cosmopolitan, quizás sea ésta la que arroja respuestas menos claras. Los porcentajes se reparten por todo el cuerpo, y, curiosamente, los dos que posiblemente más entrenes sean los peor parados.

Sí, amigos, la tableta de chocolate sólo le importa a un 6% de las mujeres, y las piernas a un mísero 4%. En la práctica esto significa que los números en la lotería de la atracción están muy repartidos, y que el partido se decidirá en los penaltis del carisma, la voz y la seducción.

Supera la estadística

Además del envoltorio, debemos trabajar también el contenido. Carme Freixa comenta que “no facilita nada las cosas hacer gala de la experiencia sexual. Éste es un tipo de conducta que resulta bastante negativa. Una mujer puede pensar ‘¿De qué va?¿Qué pretende enseñarme?’ o, todo lo contrario, sentirse intimidada y compararse con otras.

9. Practica el sexo más divertido

Prepara la toalla, porque te vas a la playa. La fantasía de las españolas es hacerlo a orillas del mar. “Normal”, comenta el sexólogo Iván Rotella, “la playa es un lugar que asociamos al ocio”. Aunque Carolina Lombardía apunta una explicación más mundana: “La mayoría de españoles viven en lugares sin mar. Quizás por esto sea más exótico”.

Supera la estadística

Asegúrate de buscar un rincón verdaderamente apartado y donde no os puedan pillar. Y ve con cuidado con vuestras pertenencias: los cacos suelen aprovecharse de los fragores sexuales en las playas para hacerse con las carteras de los incautos. Llévate una manta o una toalla grande, porque la arena hace del asunto algo poco higiénico.

Publicidad

10. Descubre su pasado

¡Ay, esa pregunta-trampa de “¿cuántos ex tienes?”...! Miles de inocentes parejitas se salvarían cada año si uno de sus miembros no soltara estas tres palabritas. Que te sirva como pista que, entre las chicas consultadas, la cifra que más citan es de dos a cinco.

Supera la estadística

Si realmente quieres saber la verdad, es esencial que elijas bien el momento para preguntar. Según Rotella, “nunca, nunca, nunca hay que hacerlo en la cama. Este tipo de cuestiones deben abordarse en un contexto más rutinario, y siempre desde el respeto, no como un interrogatorio. Y no hay que caer en la tentación de compararse. Si nuestra pareja está con nosotros es porque nos quiere a nosotros. Punto”.

11. Disfruta del sexo prohibido

La sola mención del sexo anal sigue estando algo mal vista: un 43% de las mujeres dicen que ni lo han probado ni piensan hacerlo. “Además del miedo al dolor, se percibe como algo muy vinculado a las películas porno y que sólo va a proporcionar placer al hombre”.

Supera la estadística

¿Y cómo lograr entonces convencer a la pareja? “De ningún modo: si no quiere, no lo hará, como un hombre tampoco haría nada que le hiciera sentir forzado. Y así tiene que ser. Otra cosa es si hay voluntad de probarlo y no se está segura. Aquí ya entra el diálogo en pareja.”

El sexo anal es una de las prácticas que requieren más tiempo y cuidado (utiliza siempre un buen lubricante), pero que mejoran poco a poco. Eso sí, debes tener en cuenta que aquí la anatomía manda, y que las características físicas de tu chica (y también las tuyas) os pueden ayudar o poner trabas.

12. ¿Estás seguro de que no te engañará?

Las buenas noticias son que la mayor parte de las encuestadas no se plantean ponerte nunca los cuernos. Las malas son que “al final, siempre surge la oportunidad”, como comenta Iván Rotella, “y es entonces cuando se ve si las encuestas tienen razón”.

Supera la estadística

Miremos pues el segundo motivo de infidelidad, que las chicas dicen que es cuando su pareja no les da "lo que necesito.” Es decir, el mejor antídoto para que tu chica no se despiste es... escucharla. Cuando las relaciones se deterioran, coinciden los expertos, es más fácil que se autojustifique algún pecadillo que otro.

Publicidad

13. evita sus celos

Nuestras chicas son muy celosas y lo admiten (más del 70% da motivos de una u otra índole para serlo). Sin embargo, no hay que confundir el tener celos con actuar por celos. Es una reacción humana normal no querer que nos quiten lo que es nuestro, pero ya la cosa se tuerce si lo estamos pensando a todas horas.

Supera la estadística

Iván Rotella comenta que es bueno, para evitar sus celos y los nuestros en el caso inverso, “definir qué situaciones son las que crean malos entendidos y prever cómo se va a actuar (sé que si se encuentra con su ex no pasa nada, pero si tontea con otros, señal de alarma, por ejemplo)”.

14. Descubre hasta dónde puedes ser sincero

Aquí están todas de acuerdo: ninguna lectora de Cosmo quiere se le escondan las infidelidades. Ya sabes: ojos que no ven…

Supera la estadística

¿Y qué opinan nuestros expertos? Ojo, todos ellos coinciden en que antes de arrodillarse en el confesionario hay que meditar un momento. “No basta pensar en la reacción inmediata”, dice Carme Freixa, “hay que asumir que el haber contado la verdad no significa que ésta no va a tener consecuencias, no es sólo decir ‘me descargo de mi culpa’ y ya está. Y por cierto, la frase de la muerte, una de las que más molestan y que no hay que decir nunca es ‘con ella era sólo sexo’, porque toda mujer sabe que si dices eso de otra puedes acabar tranquilamente diciéndolo de ella”.

15. ¿Sabes hasta dónde llegaría tu chica?

Seguramente no lo sepas. Pero si es tu chica y lo es de verdad, pronto lo sabrás: más de la mitad de las que respondieron dicen que nadie mejor que el novio o el marido para explorar sus límites sexuales. Eso sí, un sector considerable dice que no es tanto la compañía sino el contexto.

Así que ya sabes: lo mejor es dejar volar la imaginación y practicar mucho el sexo oral (pero no el de tocarse, sino el oral de hablar).

Supera la estadística

Construir una fantasía conjunta, a base de contaros historias el uno al otro, es el mejor modo de descubrir los límites de ella... y los tuyos. Seguro que las sorpresas te gustan.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...