Destino: sus zonas de placer

Su clímax es un país al que debéis llegar juntos. Así que invítala a recorrer de tu mano cuatro rutas nuevas hacia ‘orgasmolandia’.
Men's Health -
Destino: sus zonas de placer
Destino: sus zonas de placer

Más allá del punto G

Hace poco, el punto G se consideraba indispensable para que la mujer llegara al orgasmo. Ahora, sin embargo, hay controversia: el año pasado, algunos investigadores aseguraron que no existe y que todos los orgasmos femeninos son iguales. Otros expertos –y muchas mujeres– protestan porque aseguran que existen otros puntos erógenos que pueden ayudar a llevar a la mujer a perder el control.

Sea como sea, probar qué hay de cierto en estas teorías es divertido. Y placentero. Puede que hayas encontrado –o intentado encontrar– el punto G de tu pareja. (Pista: está en la pared frontal de la vagina, entre 2,5 y 3,8cm hacia el interior). No obstante, aparte de esa diana, investigadores turcos han identificado cuatro áreas que han bautizado como “zonas erógenas vaginas profundas”. Según este estudio, en algunas mujeres, cada una de las cuatro zonas puede provocar el orgasmo.

Pero, aunque tu pareja no acabe enroscando los dedos de los pies y despertando a los vecinos, puede pasárselo muy bien si visitas el lugar adecuado. ¿Listo para emprender la búsqueda? Coge un poco de lubricante, arranca este artículo (tal vez te haga falta) y prepárate para descubrir puntos de placer que ni tu pareja ni tú sabíais que existían.

Más allá del punto G

Publicidad

El punto A

El 11% de las mujeres lo han descubierto

ENCUÉNTRALO: Resíguele la pared frontal de la vagina hasta que llegues al cuello del útero. Ahí es donde está el desconocido punto A. Pasa el dedo por ese punto como imitando el movimiento de un limpiaparabrisas. Si notas protuberancias a los lados, estás demasiado cerca de la entrada: eso es el punto G. Introduce el dedo entre 2 y 5cm más y encontrarás eldorado.

DESPIÉRTALO: La vagina responde sólo a la presión o al movimiento, no al tacto. Prueba la técnica de “anclar y tirar”. Con la ayuda previa de abundante lubricante y muchos preliminares, coloca la yema de tu dedo sobre su punto A. Si no llegas, usa el extremo de un juguete largo y curvado. Tira del dedo por la pared frontal, hacia ti. Sabrás que tus esfuerzos dan sus frutos cuando notes que está bastante más húmeda.

El punto A

Publicidad

El punto O

Es una zona erógena para el 8% de las mujeres

ENCUÉNTRALO: ¿Has encontrado su punto G? ¡Enhorabuena! Gira el dedo hacia la pared opuesta e introdúcelo hasta que notes una zona esponjosa en la parte posterior de la vagina. Eso es el punto O. ¿No acaba de atreverse a hacerlo por detrás? Ya tienes un buen argumento. Estimular el punto O permite que la mujer se haga una idea mejor de lo que puede sentir al otro lado.

DESPIÉRTALO: Cuando esté bien excitada, aplica la técnica de “anclar y tirar” en el punto O y el punto G al mismo tiempo. Junta las manos por el dorso; es decir, con una palma hacia arriba y la otra hacia abajo. Ahora introdúcele los dos dedos índices y le estimulas a la vez las paredes anterior y posterior de la vagina. Algunas mujeres pueden eyacular con eso. Otra opción es estimularle el punto O con el dedo como si le indicaras que viniera hacia ti.

El punto O

Publicidad

Cuello del útero

El 7,5% de las mujeres han tenido un orgasmo así

ENCUÉNTRALO: En una penetración profunda, puedes tocarle el cuello del útero con el pene. Es como si fuera la punta de una nariz: es más firme que la textura esponjosa de la vagina. En la mayoría de las mujeres, el cuello del útero está entre unos 9 y 11cm del interior, pero eso es antes de excitarse. Con la estimulación, el cuello del útero se levanta.

DESPIÉRTALO: Contrólale la regla: más o menos en el periodo de ovulación es cuando la estimulación del cuello del útero es más placentera. Mueve uno o dos dedos alrededor del cuello del útero; cuando entres en contacto directo, desliza los dedos por la zona mientras aplicas una leve presión, hasta que ella sienta un placer profundo. Si no tienes el dedo suficientemente largo, emplead un vibrador con una punta ancha: buscamos presión, no golpecitos.

Cuello del útero

Publicidad

Músculos pélvicos

El 12% de las mujeres los usan para alcanzar el orgasmo

ENCUÉNTRALOS: No puedes tocarle los músculos del suelo pélvico directamente, pero sí puedes activarlos. Son unos músculos que rodean la vagina y se contraen cuando la mujer llega al clímax. Si estos músculos están bien tonificados, pueden tensarse durante el sexo y no se cansan, lo que ayuda a que la mujer llegue hasta el final y sus orgasmos sean más intensos.

DESPIÉRTALOS: El método más eficaz es realizar los ejercicios de Kegel. Practicadlos de manera divertida: comprad un juego de bolas chinas, que son como pesas para la vagina. Lubrica una de las bolas, introdúcesela y a ver si puede aguantarla dentro; cuando ella esté preparada, métele la segunda. Es divertido y excitante y, además de fortalecerle la musculatura pélvica, estas bolas pueden rodar por su punto G y estimulárselo.

Músculos pélvicos

Publicidad

Eyaculación Femenina

Todo lo que tienes que saber sobre el ‘squirting’

¿Existe?

Como las meigas, “haberlas haylas”. El tejido del punto G está compuesto por glándulas Skene, que son las que se encuentran en la próstata. Esta glándula es la encargada de producir el líquido seminal, por lo que al excitarse puede expulsarlo.

¿Es orina?

No, aunque puede serlo. El conducto por el que sale la eyaculación es el mismo de la orina, por lo que puede mezclarse, pero no es lo habitual.

¿Es un orgasmo?

Puede ir acompañado de él o no. Tu chica experimentará una sensación placentera e intensa.

¿Cómo se puede conseguir?

Realiza un movimiento continuo y vigoroso sobre su punto G. También se puede estimular desde el ano.

¿Ella qué tiene que hacer?

Debe dejarse ir. Algunas chicas temen hacerse pis y por ello no experimentan la eyaculación. La clave es que cuando veas que está a punto, tú no pares y ella se abra al máximo.

Eyaculación Femenina

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...