Aprende a dar bien un masaje... y conquístala con tus manos

Sabemos que es lo quieres esta noche, pero ella no parece estar tan predispuesta. Un buen masaje hará que cambie de opinión...
Alberto Ballvé -
Aprende a dar bien un masaje... y conquístala con tus manos
Aprende a dar bien un masaje... y conquístala con tus manos

1) CREA EL AMBIENTE PERFECTO

Lo primero que debes hacer es cerciorarte de que se siente cómoda antes de empezar el masaje. Coloca una toalla encima de la cama para evitar las manchas del aceite de masaje. Pídele que se quite la ropa de cintura para arriba y que se tumbe boca abajo en la cama. Enciende una vela y elige música ambiental (recomendamos el grupo Air en vez de Enya).

3) ATACA CON DELICADEZA

Si le tocas la espalda sin ningún tipo de loción o crema en las manos, lo único que conseguirás es fricción y molestias. Utiliza un aceite de almendra o su loción corporal favorita. Es importante que calientes el aceite con tus manos o, mejor aún, en el microondas. Viértelo en un recipiente para microondas y caliéntalo durante unos diez o veinte segundos. Cerciórate de comprobar la temperatura antes de que entre en contacto con su piel.

3) PLANIFICA TUS MOVIMIENTOS

Al igual que una buena noche de sexo desenfrenado, un masaje requiere un precalentamiento, una variedad de intensidades y un tiempo de enfriamiento. ¿Listo? Pues sigue nuestras instrucciones para asegurarte el éxito de la maniobra.

Movimiento circular

Dibuja círculos en direcciones opuestas por la espalda y los hombros con ambas palmas. Varía el tamaño de los círculos, así como la presión, a medida que deslizas las manos por arriba y abajo de la espalda, combinando la dirección de los círculos. Sirve tanto para empezar como para terminar el masaje.

Movimiento en forma de corazón

Coloca las manos a ambos lados de la zona lumbar, a un centímetro de la columna vertebral, apoyándote ligeramente en las palmas de las manos. Aplica un poco de presión y desliza las manos desde la parte inferior de la espalda hasta las cervicales y omóplatos. Continúa efectuando  movimientos en forma de corazón.

Movimiento con cosquilleo

Empieza por la zona lumbar, coloca los pulgares a ambos lados de su columna vertebral, friccionando ligeramente los pulgares en los músculos, evitando el contacto directo con la columna. Alterna ambas manos, deteniéndote unos segundos en cada punto antes de mover ambos pulgares hasta la nuca.

Movimiento final

Intenta dar un masaje de 15 minutos y de esta manera conseguirás que esté totalmente relajada, y evitará acabar con tensiones musculares. Para finalizar la sesión sin brusquedades, coloca las manos en el medio de su espalda y mantenlas ahí unos 10 segundos. Sal de la habitación y espera uno o dos minutos para regresar.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...