Razones para probar un masaje de próstata

El Punto G masculino es una fuente de beneficios
CARRIE BORZILLO -
Razones para probar un masaje de próstata
Razones para probar un masaje de próstata

La próstata es un órgano incomprendido por los hombres. Este parte del cuerpo del tamaño de una nuez que se ubica cerca del recto tiene como función principal producir parte del fluido que se expulsa durante la eyaculación. Es desgraciadamente conocida por el cáncer de próstata, el más común entre los hombres. Otra de sus funciones, y no explotada todo lo que debería, es ser el origen de los orgasmos prostáticos.

En los últimos tiempos este tema tabú entre los hombres ha dejado de serlo. La estimulación de la próstata vía masaje prostático se ha ido mostrando poco a poco en la sociedad. Aunque no está demostrado del todo el beneficio que tiene esta estimulación, más allá del placer, sí se perfilan varios posibles puntos a favor extra de este masaje para proteger la próstata.

Podría mejorar la disfunción eréctil

“La teoría detrás de este potencia beneficio se fundamenta en una mejora del flujo sanguíneo en la zona gracias al masaje de la próstata. Las erecciones son el resultado de una buena circulación y cualquier mejora en este sentido las beneficiaría”, explica el doctor Joshua R. González.

Mejora tu flujo al orinar y eyacular

La orina suele salir en un chorro fluido, sin embargo, cuando un hombre tiene inflamaciones de próstata la zona se irrita y el ‘chorro’ es más lento o se entrecorta, unido a molestias de diferente tipo en el proceso. Si se masajea la próstata su inflamación baja y los problemas urinarios mejorarían. También son una opción los ejercicios Kegel. Si las molestias son al eyacular, el planteamiento es similar.

Mejorará la prostatitis

La inflamación de la próstata es muy molesta y puede producirse por una infección bacteriana. Los síntomas de la prostatitis van desde ardor al orinar, a poca frecuencia de acudir al baño y molestias en la zona del perineo y el ano. Aunque el primer tratamiento de la prostatitis son los antibióticos, el doctor Danny Keiller también trata esta enfermedad con masajes.

Si hablamos de enfermedad de hiperplasia de próstata, el resultado de masajearla es similar a la prostatitis, aunque la patología no tenga nada que ver. Si se combinan los masajes con medicación los síntomas pueden mejorar mucho.

Es muy placentero

El Punto G masculino tiene muchas terminaciones nerviosas, esto implica que al ser estimuladas la sensación es muy, muy, placentera. De hecho muchos hombres tienen orgasmos sólo con la estimulación de la próstata.

Los orgasmos, sean prostáticos o no, pueden ser un elemento importante a la hora de reducir el riesgo de cáncer de próstata. Según un estudio australiano los hombres con, al menos, cinco orgasmos a la semana son un 34% menos favorables a tener cáncer de próstata. ¿Estás listo par estimular tu Punto G?

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...