Un almacén de especias para poner picante a las vacaciones

Conoce Róterdam desde el Room Mate Bruno
MEN'S HEALTH -
Un almacén de especias para poner picante a las vacaciones
Un almacén de especias para poner picante a las vacaciones

Pese a que tras la Segunda Guerra Mundial la ciudad de Róterdam tuvo que ser reconstruida casi totalmente, este enclave del norte de Europa ha sabido mantener su encanto. Su tradición marinera y portuaria queda patente en cada rincón, destacando la presencia de barcos hístoricos y un barrio, el Delfshaven, que se remonta al siglo XVII

Con tiendas a orillas del canal y la iglesia de los Padres Peregrinos, donde se rendía culto antes de zarpar rumbo a América, ahora destaca por su arquitectura moderna y audaz. Un destino perfecto para conocer Holanda sin dejarse engatusar por los neones de Amsterdam, que tiene su encanto, pero es otro.

Conoce Rotterdam

Conoce Rotterdam

Una gran opción para aventurarse en Róterdam es el Room Mate Bruno, situado en un antiguo almacén de especias del siglo XIX de la zona portuaria de Rotterdam. Es uno de los pocos edificios históricos que quedan en el conocido como Manhattan Holandés del distrito Kop Van Zuid. Una de las zonas con más actividad cultural de la ciudad y uno de los principales centros arquitectónicos de Europa.

Publicidad

Como no podía ser de otra manera, Room Mate Bruno, cuenta con un espectacular diseño creado por la internacionalmente reconocida arquitecta Teresa Sapey, que ha sabido combinar tradición y modernismo en un edifico que, además de mantener su estructura original del siglo XIX, ha sido concebido para trasladar al visitante hacia un viaje histórico por las Indias Holandesas, en el que el color, los elementos náuticos y las pinturas flamencas son protagonistas. Un hotel repleto de historia, modernizado, en el corazón de la ciudad.

Conoce Rotterdam

Conoce Rotterdam

Bruno es un explorador, un marinero, un viajero curioso que a través de sus experiencias nos invita a visitarle. El edificio, antes de ser un hotel ya tenía su propia identidad, pues se guardaban bolsas llenas de hojas de plantas preciosas que llegaban del lejano Oriente. Desde el puerto de Rotterdam salían los barcos hacia Indonesia, las islas Molúcas o Sumatra para volver cargados de exóticas especias que además de aportar sabor a las comidas, tenían cualidades curativas. Por este motivo, todos los rincones de Room Mate Bruno están intensamente ligados con el mar, el viaje y las estrellas.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...