El monopatín de 'Regreso al futuro' ya es una realidad

Se cumplen 30 años del estreno de 'Regreso al futuro II'. Y todavía estamos lejos del mundo que visitó Martin McFly, pero cada vez menos
Martín Iraola -
El monopatín de 'Regreso al futuro' ya es una realidad
El monopatín de 'Regreso al futuro' ya es una realidad

Bueno, parece que se va cumplir el sueño de todos los que nos volvimos locos con Regreso al futuro II. Si hace meses Nike se decidió a lanzar por fin las bambas míticas que calzaba Michael J. Fox (sin el cierre automático, claro), ahora le toca al monopatín volador. Y en esta ocasión hay que darle las gracias a Lexus.
 
Un viejo conocido
La marca de automóviles no es la primera en intentarlo. Meses atrás también saltó a la actualidad el Hendo Hover, aunque finalmente se quedó en mera anécdota. A lo mejor sucede lo mismo con lo que está haciendo Lexus. Es probable. Lo que se ha presentado por el momento no deja de ser un concept. Es decir,  un prototipo.


Sea como sea, el Lexus Hoverboad, que así se llama el invento, funciona con la única tecnología que, a día de hoy, es capaz de crear una levitación de este tipo: los imanes. O mejor dicho, los imanes superconductores enfriados con nitrógeno líquido. El monopatín cuenta con dos criostatos, que son depósitos en los que el material superconductor se mantiene a -197 grados a través de la inmersión en nitrógeno líquido.

Siempre hay un pero
Tenemos buenas y malas noticias para ti. Las buenas: que esto es real. El Lexus Hoverboard existe. La marca de automóviles asegura que estamos ante un vehículo real. Un monopatín que se mueve sin ningún tipo de fricción y levita durante minutos. Además, hay mucho trabajo detrás: ha sido diseñado y probado hasta la extenuación. Primero en Londres, luego en Alemania y por último aquí, en Barcelona.
 
Lo malo: que no se comercializará. Lexus lo ha dejado claro: estamos ante un prototipo. Y lo que es más importante: el Lexus Hoverboard no se desplaza por cualquier superficie. Hasta cierto punto, el producto es engañoso. Oculto bajo la superficie mostrada en el video hay una pista magnética de 200 metros. Sin ella, el patín no se movería. De hecho, ni levitaría.
 
Vamos, que ya te puedes despedir de volar por las calles de tu ciudad. Al menos por ahora.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...