El triunfo de Manu Tenorio

Manu Tenorio quería cambiar. ¿Y sabes qué herramienta utilizó para conseguirlo? Men’s Health. Armado de fuerza de voluntad y un puñado de revistas que siguió al pie de la letra, el artista emprendió su propio Reto MH. A solas. El resultado lo tienes en la portada del último número de Men's Health.
Xan Pita -
El triunfo de Manu Tenorio
El triunfo de Manu Tenorio

"Ésta es una revista que consumo habitualmente”, nos cuenta manu tenorio. “Y protagonizar su portada me parece un sueño”. Y no lo dice para quedar bien. Habla en serio. Lo comprobamos el día en que nos citamos con él para realizar esta entrevista. Como solemos hacer en estos casos, le ofrecimos un puñado de ejemplares del último número de MH.

¿La respuesta de Manu? Que ya la tiene. “Soy un lector fiel”, afirma. Y como tal, hace suyas muchas de las pautas que aparecen en estas páginas. “Las rutinas de trabajo en el gimnasio, los trucos sobre alimentación, las claves para perder peso…”, enumera.

De nuevo, habla en serio. Porque Manu Tenorio se ha hecho a sí mismo a golpe de trabajo y lectura. ¿Ese hombre que te sonríe desde la portada de este número? ¿Su six-pack? Pues resulta que lo ha esculpido sin más ayuda que un puñado de Men’s Health y generosas dosis de constancia, ejercicio y sentido común. Algo que también está al alcance de tu mano.

Una nueva versión

Todo empezó por una necesidad. “Llegué a la conclusión de que tenía que esforzarme para estar mejor por dentro”, nos cuenta. Fue pensarlo y ponerse a ello. En poco más de cuatro meses, Manu Tenorio pasó de ser un hombre que cada mañana encontraba tres cifras en la báscula a convertirse en protagonista de una portada de MH. Por el camino se quedaron un montón de kilos y las costumbres de un hombre diferente.

El artista se muestra contento con el resultado final, pero no duda ni por un segundo a la hora de afirmar que su cambio va más allá del espejo. “Estar mejor por fuera es casi casi un efecto secundario, como quien dice”. Según Tenorio, si hubo una razón que le condujo a seguir los consejos que Men’s Health aporta mes a mes, y montarse todo un Reto MH por su cuenta y riesgo, fue la búsqueda de una nueva versión de sí mismo. “Estar en forma es algo que me sienta bien”, asegura. “Me ayuda muchísimo, me oxigena”.

Ahora, ve la vida de otra manera. No exageramos. “Me enfrento al día de un modo más positivo. Como decían los clásicos, Mens sana in corpore sano.  Y resulta que es una grandísima verdad”. Amén.

Publicidad

Cantar mejor

Los cambios de Manu van de su hogar al escenario. “Cuando por la mañana te despiertas, haces tu rutina en el gimnasio, te pegas una buena ducha y te zampas un desayuno saludable; ya sales de casa de otra manera”. Una actitud que también se deja notar en el escenario.

De hecho, una de las razones por las que Tenorio decidió crearse su propio Reto MH fue para trabajar de otra manera la promoción y los conciertos derivados de su nuevo disco, En primera persona. Y lo nota, claro. “En el escenario ves cómo mejoran tus cualidades vocales”, apunta. “El ejercicio te limpia mucho la respiración, controlas mejor los tiempos en el escenario. Te impones mejor el ritmo”.

Pero el trabajo de un músico va más allá de la composición y los conciertos. El lanzamiento de un nuevo disco es también un trabajo de carretera, con docenas de viajes enmarcados en la gira de rigor. “Es lo que comentaba antes”, dice Tenorio, “me enfrento a las cosas con otro ánimo, ahora estoy más cómodo con los viajes y los conciertos, con el brutal gasto de energía que requiere hablar con la prensa y dar entrevistas, porque el esfuerzo que requiere el ejercicio es una fuente inagotable de motivación”.

Trabajo y variedad

Cuando uno le pregunta por su rutina de trabajo físico, Manu lo tiene claro. “Es todo cuestión de variedad”, dice. El cantante acudía al gimnasio a diario, siempre que su apretada agenda se lo permitía. “Allí hacía siempre trabajo con máquinas y también cardio”. Para evitar el aburrimiento, Manu se apuntaba a actividades dirigidas. “Me gusta mucho el spinning”, confiesa.

Es algo con lo que quemas muchas calorías. Durante la clase se te impone un ritmo tan elevado que no tienes más remedio que terminarla, pedaleando sin parar”. En el gimnasio a Manu le salía el espíritu competitivo. “Es que si te descuidas, ves a una señora que hace ejercicio a tu lado, que puede ser tu madre, y te dices: como no me dé caña esta mujer me va a dar un palizón y hará más ejercicio que yo...”.  

Publicidad

El futuro de Manu

Por Guillermo Alvarado (Experto en fitness de MH)

Alcanzar un objetivo requiere esfuerzo y dedicación. Pero, paradójicamente, lo más complicado es mantenerlo. ¿El secreto? Seguir una rutina. Como dice el propio Manu, mejorar debería ser una constante en nuestras vidas. “Estancarse es morir”, me dice, dejándome claro que su actitud es la adecuada.

Lo que es incuestionable  es que a Manu se le abre ahora una nueva etapa en su vida. Tendrá que asegurarse cinco comidas al día para mantener una glucemia estable, permitiendo la recuperación tras los entrenamientos. Combinando proteínas, hidratos y grasas su organismo dispondrá siempre de los nutrientes necesarios.

En lo que se refiere al trabajo físico, Manu debería dejar a un lado la carrera continua. Es un ejercicio que requiere sesiones diarias de larga duración.Lo mejor sería que  siguiera un programa más rentable y eficaz. Por ejemplo, los sistemas de alta intensidad alternando entre cuatro y seis series de treinta segundos a máxima potencia, con descansos de tres a cuatro minutos, no más de tres días a la semana. Una receta de éxito MH.

 

"¡Sí, puedo!"

Por Sílvia Casas (pareja de Manu)

Como espectadora de este cambio físico y, en algunos momentos, animadora y cheerleader de excepción, he de decir que es el fruto de cambiar rutinas, de aprender a disfrutar del deporte y sobre todo, de la disciplina y la constancia.  El amor propio y el esfuerzo, acompañados de una dosis de motivación brutal, han hecho posible este cuerpo que esconde un gran corazón.

Muchos os estaréis preguntando qué hacía mi marido mientras yo engullía un helado, hamburguesa o similares (sí: soy de esa especie afortunada, y en vías de extinción, que puede comer todo lo que le apetece sin engordar). Pues bien, ni se inmutaba. Nunca me pidió que dejase de comer cosas que él no podía. Eso sí,  si teníamos una fiesta, evento, cumpleaños o similares, procuraba disfrutar y saltarse un poco la norma, compensando los excesos al día siguiente, aunque por lo general no solía pecar demasiado.        

Nuestro siguiente paso: limpiar el armario e ir de tiendas para adaptarlo a la nueva talla. ¡Descubrimos ropa que jamás hubiese imaginado que podía vestir! Toda una inyección de autoestima.

Así que gracias, Men’s Health, por hacer los sueños realidad. Y sí: podemos alcanzar todo lo que nos propongamos. Doy fe.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...