Las claves del éxito de Bojan Krkic

Es uno de esos deportistas que dejan marca. El ex-jugador del Barça conserva los pies en el suelo pese a haber vivido la fama desde muy joven.
Teresa Pinyol i Domenjó -
Las claves del éxito de Bojan Krkic
Las claves del éxito de Bojan Krkic

Edicions 62 ha publicado recientemente El meu Barça, un libro que pretende responder a las preguntas que habían quedado en el aire cuando Bojan Krkic comunicó que se iba a la Roma y revela qué ocurrió con Guardiola para que el chico se fuera después de tantos años en un mismo club. Nosotros también hemos hecho los deberes y aquí te traemos un puñado de sus lecciones. 

Situaciones de presión

“Ya en el fútbol base quemaba etapas casi sin darme cuenta" explica Krkic. "Mi fútbol iba muy bien: mis pasos ya eran muy amplios y de muchas cosas no era consciente porque todo iba muy rápido. Pero cuando ya entré en el primer equipo sí que fue un paso increíble: era un sueño hecho realidad. Había una mezcla de sentimientos tan fuertes que provocaba que yo no fuera del todo consciente. Pasaron muchos días hasta que pude digerir completamente todo lo que estaba ocurriendo”.

Adáptalo a tu vida 

Intenta ser consciente de todo lo que haces y del porqué. Asumir las nuevas responsabilidades te ayudará a afrontar los problemas que de ellas se desprendan.

Cambios radicales

“Recuerdo cuando me estrené para jugar con el primer equipo del Barça" nos confiesa. "Tenía 16 años y era un amistoso que jugábamos en El Cairo. Salí y marqué, pero no pensaba en lo que sucedería a partir de ese momento. Me fui siendo un desconocido y cuando regresé a Barcelona –al cabo de un par de días–, la gente de la calle me observaba… Yo en lo que pensaba era que había jugado con el primer equipo del Barça y había marcado un gol”.

Adáptalo a tu vida

Un éxito puede cambiar el trato que los demás tengan contigo. Conviene recordar en su justa medida lo que se ha hecho para que la nueva actitud del entorno no distorsione lo ocurrido ni nuestro comportamiento.

Publicidad

El apoyo del entorno familiar

“Mis padres y abuelos me han servido mucho. En los momentos buenos me han recordado siempre que debía tener claro que hay cosas mucho más importantes que una pelota o un partido que te haya salido bien o mal. Creo que han conseguido inculcarme el sentido de la humildad y del respeto. En los momentos duros también han estado siempre allí, y no sólo han sido difíciles para mí, sino que también –y mucho– para ellos. Creo que entre todos nos hemos ayudado y hemos podido salir airosos de la prueba”.

Adáptalo a tu vida

Los lazos de tu entorno más próximo son fuertes y resistentes; reafirmarlos ante las adversidades o ante sucesos inesperados harán que estés mejor preparado para hacerles frente.

Siempre se debe escoger

“Tengo la suerte de disfrutar muchísimo con mi trabajo" prosigue "pero al pasar todo tan rápido quizá no he podido saborear cada etapa de mi vida como me hubiera gustado. Es normal que en ocasiones me pregunte cómo hubiera transcurrido todo si no me hubiera ido tan pronto al Barça, si no hubiera pasado tan pronto al primer equipo… pero cuando te surgen las oportunidades siempre temes perder el barco si dices a algo que no. Aunque he dejado de vivir algunas etapas, sé que también he podido vivir otras que de no estar aquí no hubiera sido posible. Es imposible tenerlo todo, yo escogí un camino que me ha hecho disfrutar mucho”.

Adáptalo a tu vida

Siempre estamos escogiendo entre dos o más opciones, por lo que es inevitable tener que renunciar a algo. Aunque a veces nos podamos equivocar, muchas veces sólo lo veremos a posteriori y es parte del aprendizaje de la vida.

Publicidad

Nunca es fácil

“Aunque a veces pueda parecer lo contrario, nunca he tenido nada más fácil que los otros. No ha sido sencillo, siempre he tenido que marcar muchos goles para demostrar que me merecía estar donde estaba”.

Adáptalo a tu vida 

Aunque nuestras aptitudes sean más o menos visibles, no por ello debemos dejar a un lado la responsabilidad de esforzarnos. Los símiles más gráficos son los del estudiante que “podría esforzarse más” o del trabajador que “podría hacerlo mejor”.

El acoso de los fans

“Al final acabas acostumbrándote a casi todo. En un principio me quedé casi cuatro meses sin salir de casa, pero al final a mis amigos les dije ‘si vosotros queréis ir a un sitio, yo también quiero venir.  Ya no quiero dejar de hacer cosas porque mi profesión no me lo permita. Sin embargo, me resulta más difícil aceptar estar en la actualidad del día a día; los medios tan pronto te ensalzan como te hunden. No los miro cuando lo he hecho bien ni cuando lo he hecho mal”.

Adáptalo a tu vida 

Ser consciente de los cargos que supone cada trabajo o situación nos ayudará a sobrellevarlos con mayor soltura.

Publicidad

Convivir con una lesión

“Cuando un deportista se lesiona resulta muy duro. Lo que conviene recordar en esos casos es que algunos deportistas que se han lesionado han regresado mucho más fuertes. El mismo Messi se había roto varias veces (el menisco, el dedo del pie...) y después ha cogido una línea que lo ha convertido en el gran jugador que es. Si te lesionas debes cogértelo por el lado positivo e intentar recuperarte al máximo”.

Adáptalo a tu vida

Para asumir que no somos infalibles y que a veces toca pasar por el taller de reparaciones, debemos cargarnos de paciencia y relativizar la importancia de estos parones obligatorios. Es conveniente, también, buscar la parte buena de algo –de por sí–, malo.

Quedarse en el banquillo

“Es una de las cosas que no se aceptan nunca. En mi caso yo creo que tengo nivel y que aún tengo mucho por avanzar deportivamente… pero mi caso no era el habitual. Al fin y al cabo, yo estaba en el banquillo del Barça, el mejor equipo del mundo con los mejores jugadores del mundo. Quizá ha habido momentos que hubiera merecido jugar, pero hay que saber aceptarlo y sacar lo positivo, ser consciente de que estas cosas te hacen fuerte psicológicamente y de que a la larga es un beneficio, no sólo para el fútbol sino para la vida en general”.

Adáptalo a tu vida 

Lo que en ocasiones se percibe como una injusticia, puede tener más explicaciones. Saber aceptar una decisión de nuestros superiores, aunque no estemos de acuerdo, nos facilitará trabajar en equipo.

Publicidad
Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...