Los retos para última hora de verano

Exprime el verano hasta el final con estos diez objetivos
MEN'S HEALTH -
Los retos para última hora de verano
Los retos para última hora de verano

¡El verano no ha terminado (aunque oficialmente sí)! Este puede ser el momento de zambullirse de cabeza en nuevas emociones. ¿Te faltan ideas? Pues ahí van unas cuantas...

1 Ponerte de pie sobre una tabla de surf

Practica primero en la arena: súbete a la tabla y pon las manos en la posición de flexiones de suelo, en paralelo a los hombros. No la agarres por los lados; así te pondrás en pie mucho más rápido. Un quimby (así se llama a un novato) que se agarre de los bordes suele tardar demasiado en ponerse en pie. Mientras lo intentas (tranquilo, al final lo conseguirás) no mires a la tabla. Intenta mirar al frente, al punto del agua al que quieres llegar. ¡Ánimo!

2 Sortear rápidos en kayak

Cuando el kayak vuelca, lo hace de golpe, pero hay un motivo para ello. El más habitual es un ataque de pánico. La reacción típica del novato es llevarse las manos al pecho. Es un gran error, porque así se desplaza el peso hacia atrás, y eso puede hacer que la popa se sumerja, lo que provoca el vuelco. Lo que tienes que hacer cuando la corriente se acelere es mantener las manos justo por encima del nivel de los ojos. Así elevarás el centro de gravedad y mantendrás la embarcación en equilibrio. ¡Y ponte casco siempre!

3 Remar entre las olas

Lánzate de lleno a las olas. Si una de estas golpea el lateral del kayak, te hará volcar, y si la cabeza y la parte superior del cuerpo se alejan demasiado de la vertical del kayak, perderás el equilibrio. Sobre todo, no dejes de remar. Los principiantes suelen parar y dejarse llevar, pero eso elimina la inercia. Piensa en tu remo como esas ruedecitas de apoyo que se añaden a las bicis para aumentar la estabilidad. El movimiento la aumenta aún más.

Los retos para última hora de verano

Los retos para última hora de verano

4 Proyectar una peli

A tus hijos y sus amigos (o a tus colegas adultos con espíritu infantil) les va a encantar, así que no te lo pienses. Eso sí, no quedes “al atardecer”: tu peli debería empezar un cuarto de hora después de la puesta de sol, cuando ya esté oscuro. Cualquier superficie lisa y blanca te irá bien como pantalla, pero si cuelgas una sábana ténsala bien para que no haga arrugas.También puedes usar una pared. No está de más hacer una prueba antes. Lo ideal sería un proyector de 4.000 lúmenes, pero por mucho menos dinero puedes comprar el HD142X de Optoma. Y escoge una peli luminosa, quizá una de animación o de superhéroes, para que se vean bien los colores. Ahora sólo te faltan las palomitas.

5 Darlo todo jugando a voley playa

Empezad sin reglas: permitid los golpes ilegales, agarrar el balón, las patadas, los tiros con la mano, lo que sea. Así os iréis acostumbrando a la arena y podrá jugar todo el mundo, hasta tu primo el patoso. Pasado un rato, empezad el partido de verdad. Sigue la trayectoria del balón todo el rato para no desconcentrarte. La mayoría de las veces pasarás el balón, sin más (no serán golpes de recuperación o mates), así que hazlo bien: codos bloqueados, brazos rectos y juntos, para no fallar. Intenta elevar siempre el balón a la misma altura, y cuando pases hazlo hacia delante, para que siempre tengas el balón de cara.

6 Convertirte en el rey del mini-golf

Si juegas con los niños, deja la bestia competitiva que llevas dentro bien encerrada en el maletero del coche. No lleves el marcador. Deja que se diviertan, pero enséñales a golpear la bola con menos fuerza: esas moquetas son rápidas. No hay que pensar en “golpear”; hay que “balancear” el palo, como un péndulo. Cuanto más lejos esté el hoyo, más hay que balancearlo. Con suavidad: la bola adquirirá velocidad de forma natural. No hay que pensar en los obstáculos. ¿Lo habéis pillado, niños? Ahora aplícate el cuento, papi.

Los retos para última hora de verano

Los retos para última hora de verano

7 Participar en una travesía a nado

Aprende a respirar por ambos lados para evitar tragarte las olas y para mantener una buena posición corporal. Usa la técnica de los “ojos de caimán” para llevar el control de tu posición y no avanzar en zigzag. Eso significa levantar los ojos por encima de la superficie del agua cada 6-12 brazadas, mientras tienes un brazo extendido hacia delante. Practica en mar abierto unos días antes de la carrera. Es imprescindible que sepas hacer el muerto, por si necesitas descansar. Fija la vista en una boya o en un elemento estático para no desviarte. Escoge tu travesía en openwaterswimming. Usa neopreno... que no estamos en agosto.

8 Hacer rebotar piedras en el agua

Primero hay que escoger bien la piedra. Busca una que te quepa en la palma de la mano y que sea plana, que tenga el peso bien distribuido y que no sea demasiado gruesa. Si puedes, mete los pies en el agua para estar lo más cerca posible de la superficie. Apunta a tres metros de tu posición para el primer impacto, y haz rotar la piedra con el último contacto de tu dedo índice. Cuenta los rebotes mentalmente. Encógete de hombros en señal de modestia, despeina a tu hijo con una caricia en el pelo y dile: “Ya lo irás pillando”.

9 Ganarle a tu sobrino en una carrera de karts

Sí, todavía existen los karts. Pero combate la tentación de darle puñetazos o de probar movimientos creativos. Lo importante es la suavidad con el volante; si lo giras mucho de lado a lado derraparás, lo que te hará perder velocidad. Es esencial frenar bien: cuando te acerques a una curva, frena antes de girar el volante, y luego acelera durante toda la curva. La clave para ir más rápido es frenar en el momento preciso.

10 Pescar con mosca sin liarla

Si usas la fuerza bruta para lanzar la mosca, lo estás haciendo mal. Los novatos, especialmente los hombres, tienden a mover excesivamente el brazo. Deja que sea el carrete el que haga el trabajo. Para empezar, concéntrate en el movimiento hacia atrás (si lo haces mal, falla todo), con un movimiento mínimo de la mano. Imagina la esfera de un reloj, y mueve el brazo de las 9 a las 12. La mayoría de los principiantes echan la caña demasiado hacia atrás. Sí, tú eres principiante, pero practica un poco y lo conseguirás.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...