Dublín: medio maratón, todo el Rock’n’Roll

La capital irlandesa conjuga deporte y buena música de forma magistral
Mar Calpena -
Dublín: medio maratón, todo el Rock’n’Roll
Dublín: medio maratón, todo el Rock’n’Roll

Una ciudad llena de música como Dublín es el escenario perfecto para una Rock’n’Roll Half Marathon y la de este año tuvo más música, más corredores e, incluso, más sol del que nadie esperaba. Una cita para corredores de todas las edades cuyo recorrido pasó junto a algunos puntos emblemáticos de la ciudad, en una ruta pensada para disfrutar en la que el británico Scott Overall hizo buenos los pronósticos en categoría masculina, mientras que la debutante Sarah Mulligan dio la campanada entre las mujeres.

Todas las apuestas se centraban en el olímpico británico Scott Overall, que dominó con claridad durante todo el recorrido, completado en una hora, cinco minutos y diecinueve segundos. En cambio, la ganadora Sarah Mulligan no aparecía en los pronósticos –era su primera media maratón en circuito urbano; Mulligan es sobre todo corredora de montaña-  y, de rebote, se hizo también con el título nacional irlandés de la categoría, que se otorgaba a los primeros clasificados de nacionalidad irlandesa en cada categoría.

Pero de lo que se trataba sobre todo en la Dublin Rock’n’roll Half Marathon era de pasarlo bien, y la diversión no faltó: a cada milla, un escenario con grupos que amenizaban el paso de los corredores y que, sobre todo, invitaban a los espectadores a disfrutar casi tanto como los participantes.

Y es que el recorrido era una auténtica guía turística de la ciudad, que te recomendamos que sigas si la visitas, o tomes como escusa para escaparte a ella. Siguiendo durante la primera mitad en buena medida el curso del río Liffey, sus 21 kilómetros pasaban por lugares tan representativos como el barco-museo Jeanie Johnston, el puente de Ha’penny, el barrio de Temple Bar o la fábrica de cerveza Guinness. La segunda parte del circuito era nominalmente en ciudad, porque el Phoenix Park es uno de los parques urbanos más grandes del mundo –su extensión es mayor que la de Central Park- y correr por él, en un día tan hermoso, inspiraba a recrearse en el paisaje. Sin embargo, ninguno de los 7.500 participantes quiso hacerlo hasta cruzar la línea de meta, tras la cual esperaban familiares, amigos, y un concurrido concierto popular, en el que las últimas energías se agotaron bailando hasta la tarde.

Galería relacionada

Medio maratón Dublín

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...