La mujer que viene

Estamos de suerte: vuelven las curvas, capitaneadas por Sofía Vergara
Men's Health -
La mujer que viene
La mujer que viene

Sofía Vergara es una mujer de esas que no te las acabas con una entrevista. No vamos a negarlo, es realmente difícil mirar a los ojos a Sofía Vergara. Y ella lo sabe. De hecho, lo sabe desde hace mucho tiempo, y hubo una época en la que no le gustaba nada. Lo odiaba.

Con 13 años, era una joven delgadísima con unos pechos que desafiaban la ley de la gravedad y aglutinaban todas las miradas de sus compañeros de clase. “Cuando no quieres llamar la atención, son un estorbo”, asegura la  conocida actriz.

En aquel momento, su sueño era cumplir 18 para poder practicarse una reducción de pechos. La joven Vergara se quejaba amargamente de que se pusiera lo que se pusiera, siempre acababa pareciendo una striper. Por suerte para la humanidad, cambió de opinión. Tal vez ese sabio cambio de opinión se debiera a que fue descubierta por un cazatalentos en la playa del Caribe (ella es de Barranquilla, Colombia).

Aquel hombre la hizo una cara famosa para sus paisanos gracias a un anuncio de Pepsi. De Colombia, Sofía se proyectó a toda Latinoamérica, y después dio el salto a Miami, donde presentó varios programas para cadenas hispanohablantes.

Los trucos de Sofía

Normalmente, siempre analizamos los hábitos de vida masculinos. Pero en esta ocasión, hemos hecho una excepción y hemos querido curiosear qué es lo que hace Sofía para estar así

Problemas con la dieta

Como nos ocurre a muchos de nosotros, a Sofía le cuesta seguir una dieta, porque le gusta mucho comer para festejar cualquier cosa. A lo mejor, el truco que emplea te puede servir. “Yo intento comer sano de lunes a jueves, pero el fin de semana me permito algún capricho, porque si no, no aguantaría”.

Problemas con el ejercicio

Sofía hace sesiones de una hora de cardio cada mañana, y tres veces por semana se entrena también con pesas y abdominales. “Para mí es una tortura y cuando lo hago, estoy de malhumor. Pero después me siento bien. Y además, así pienso que podré comer algún capricho durante el fin de semana sin sentirme tan culpable...”.

Los caballeros las prefieren... morenas

La Sofía que triunfaba en Latinoamérica era bastante diferente a la que hoy conocemos. Para empezar, era rubia. Sí, sí, el máximo exponente de la pasión latina es rubia natural. ¡Tantas mujeres que se tiñen de rubias para llamar la atención y ella hizo justo el camino inverso! La actriz tuvo que ennegrecer sus dorados ricitos, porque no cuadraban con el arquetipo de ardiente latina que le exigían en los castings de la famosa colina de Los Angeles.

Un bote de tinte y unas cuantas sesiones de UVA (Sofía es de piel muy blanca) después, Vergara ya estaba dispuesta para posar en calendarios y aceptar papeles de caliente latina por doquier. Y en una de esas le llegó el que la ha catapultado a la fama: Gloria, la divertida mujer del padre de familia de Modern Family, serie que en nuestro país emite FOX.

El papel, además de visibilidad mundial, le ha reportado dos nominaciones a los premios Emmy y una a los Globos de Oro. Con este personaje, la intérprete ha dejado aflorar su vis más cómica, por lo que le han puesto el apodo de la Marilyn latina. Y es que el sentido del humor es una de las cualidades que esta belleza más admira. A ella le gusta reírse de la vida y de sí misma, y por eso odia a los hombres que se toman demasiado en serio.

Lo que más me hace reír es cuando se burlan de mí”, asegura la actriz. Los hombres demasiado serios e intensos la aburren. Y es que para intensa, su vida. Se quedó embarazada con 20 años, se separó del amor de su vida (aunque tiene una inmejorable relación con su ex), y tuvo que vivir el secuestro y posterior asesinato de su hermano Rafael. Desde entonces lleva una “R” tatuada en su muñeca izquierda.

Todos esos dramas han forjado su filosofía de vida. “No puedes quedarte en tu casa pensando en las tragedias. Es así como la gente se deprime y sus vidas se detienen”, asegura esta defensora a ultranza del Carpe Diem.

Así, que a la penas, puñaladas, se dijo la latina que triunfa en Hollywood. Y aún le quedaban algunas más que superar. En el 2000 le diagnosticaron cáncer de tiroides. En ese momento, no quiso decir nada, pues ya era lo suficientemente dura la lucha contra la enfermedad, como para tenerle que añadir la presión mediática.

Una vez superada la enfermedad, sí quiso compartir su experiencia, restándole cualquier atisbo de dramatismo. “La radiación no es tan terrible, lo peor es que no puedes ver a nadie durante unos días, porque te quedas radioactiva”, comenta con humor. Ahora está totalmente restablecida de la enfermedad.

Una chica muy lista

Aunque Sofía Vergara ironiza diciendo que no le teme al fracaso, porque “al fin y al cabo, no soy neurocirujana”, la actriz ha sabido introducirse en el mundo de los negocios. Tanto como productora, como con su propia línea de ropa de Kmart. De hecho, su pasión por el diseño le viene de joven, ya que con 17 años presentó una línea de bañadores. Sin embargo, pese a sus éxitos empresariales no duda en confesar que su carrera ”se debe a mi físico y no me avergüenza que sea así”. Ni a nosotros, desde luego.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...